lunes , 20 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Sabores, Aromas y Colores ›› Argentina, Tierra de Vinos. Torrontés riojano, la cepa blanca argentina

Argentina, Tierra de Vinos. Torrontés riojano, la cepa blanca argentina

Una cepa criolla y original de la que nace un vino que viene pisando fuerte en el mercado internacional y conquista, cada días más, las mesas locales.

Encantadores paisajes y excelentes vinos conforman uno de los grandes maridajes que Argentina ofrece a los viajeros del mundo. Es muy conocida la Ruta del Vino en Mendoza, los viñedos de Cuyo, el olor de ciertas uvas maduras. Y quien piensa en vinos argentinos, enseguida piensa en Malbec. Sin embargo, desde hace unos años en esta parte del mundo, otra uva, una cepa blanca criolla y original, viene pisando fuerte y cobrando importancia: se trata del torrontés riojano, que ya ha recibido varios premios internacionales. “Son vinos muy aromáticos y, en la gama del blanco, es una cepa emblemática de Argentina”, comentan desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Torrontés riojano.
Torrontés riojano.
El origen.
Hay muchísimo estudios que tratan sobre el origen de las diferentes uvas. En el caso del torrontés, las últimas investigaciones (con pruebas de ADN incluidas) coinciden en señalar que se trata de una combinación de la cepa negra criolla con la moscatel de Alejandría (también llamada “uva de Italia”). ¿Qué provocó este “encuentro” entre blancas y negras? En este cruce, los jesuitas tuvieron mucho que ver. Las parras de la criolla se cultivaban en Argentina desde el siglo XVI, cuando las trajeron los colonos españoles. La moscatel, en cambio, llegó dos siglos después de la mano de los jesuitas, quienes estaban muy interesados en esta variedad. El torrontés habría nacido de este encuentro natural en alguno de los solares en los que trabajaban los religiosos.

La Rioja y la ruta del vino Torrontés.
La Rioja y la ruta del vino Torrontés.
¿De qué hablamos cuando hablamos del Torrontés? Aquí, algunos tipos para que identifiques este vino en tu recorrido por las rutas argentinas:

– el nombre: “torrontés” empezó a usarse en la viticultura argentina a mediados del siglo XIX. Según Wines of Argentina, el registro más antiguo corresponde al estudio de Damián Hudson en la década de 1860.

– perfumes: se caracteriza por un aroma intenso y por tintes de frutos tropicales y de flores blancas como la del naranjo, el tilo y el jacinto. También, de coníferas, de rosa, y de seda.

– variantes: de las tres variantes de torrontés que se encuentran en Argentina: mendocino, sanjuanino y riojano, la que más se destaca es la riojana, ya que es la única uva criolla originada en América. Además de su alto valor enológico, viene conquistando reconocimiento en el mercado y cobrando gran importancia a nivel comercial, y hoy constituye la segunda exportación de vinos blancos de Argentina.

– la fiesta: desde el año 2009, anualmente se realiza en Chilecito, la segunda ciudad más importante de la provincia de La Rioja, el Festival Nacional del Torrontés Riojano. El encuentro en honor a la cepa blanca característica de la región se organiza en el mes de noviembre, un momento ideal para conocer el lugar ya que aún no llega el calor intenso del verano. Además del turismo enológico, en Chilecito se pueden apreciar paisajes únicos y los testimonios de su historia cultural, que se remonta a la época de la colonia, ya que se fundó en 1715 en pleno auge de la minería.

– tips:
• Se recomienda beberlo pronto, al año o dos de su elaboración, ya que al ser un vino tan perfumado, presenta un envejecimiento rápido.
• Como todo buen vino blanco, es ideal para acompañar pescados y mariscos, pero además el torrontés riojano marida perfecto con las comidas picantes del Norte de Argentina.
• Los expertos también sugieren tomarlo como aperitivo antes de una comida.
“La información brindada por los sitios web mencionados es de absoluta responsabilidad de sus editores. El Instituto Nacional de Promoción Turística no se responsabiliza por los datos allí publicados”.

Fuente: argentina.travel