jueves , 19 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Actualidad ›› Aves Argentinas lamenta el fallecimiento de Douglas Tompkins
Foto: Douglas en un puesto de la Laguna El Sello. Corazón del Parque Nacional Patagonia y sitio clave para la conservación del macá tobiano. (Hernán Casañas)

Aves Argentinas lamenta el fallecimiento de Douglas Tompkins

El 8 de diciembre de 2015 falleció Douglas Tompkins. Nos gustaría decir que partió en su ley. Mientras recorría en kayak el lago Gral. Carrera (Lago Buenos Aires en Argentina), con amigos, un fuerte viento dió vuelta las embarcaciones y permanecieron varias horas en las frías aguas. Una severa hipotermia fue la causa de su muerte, tras ser asistido en la localidad de Coyhaique.

Resumir su obra sobre la Tierra, esa que tanto ayudó a conservar, resulta una tarea más que difícil. Seremos injustos, indefectiblemente. Por eso, preferimos casi en silencio brindar nuestro más cálido homenaje a un amigo de Aves Argentinas y muy querido por nuestros socios y equipo, un líder de la conservación mundial a quien todos los que trabajamos por la naturaleza en Argentina adoptamos como un compatriota más. Hizo muchísimo más por sus “patrias adoptivas” que otros dotados de posibilidades, pero renuentes a ofrecer su dedicación o parte de sus patrimonios; quizás su partida genere esos ejemplos que solemos echar en falta.

“Doug” fue por sobre todas las cosas una enorme fuente de inspiración para todos los conservacionistas. Activista desde muy joven, su espíritu aventurero lo llevó recorrer -hoy podríamos decir, afortunadamente- la Patagonia chilena y argentina. Dedicó una buena parte de su vida a la compra de tierras para la creación de Parques Nacionales. En estos últimos años, Douglas trabajó incansablemente, junto a Aves Argentinas, en la consolidación del Parque Nacional Patagonia, refugio del macá tobiano. También debemos a él el Parque Nacional Monte León, gran parte de la concreción del Parque Nacional El Impenetrable, la ampliación del Parque Nacional Perito Moreno, el Parque Provincia Piñalito y, sin dudas, una parte inmensa del rescate de esa joya natural que hoy son los Esteros del Iberá.

No dudamos de que si pudiera nos estaría pidiendo no bajar los brazos. Los paisajes más impresionantes de Chile y Argentina están un poco tristes, al igual que nosotros.

Desde Aves Argentinas enviamos nuestro más caluroso abrazo y cariño a su esposa Kristine, a sus familiares y a todos los que trabajaban con él en The Conservation Land Trust, quienes descontamos seguirán llevando adelante su bandera. Cuentan con nosotros.