Viernes , 18 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› POLÍTICA ›› Closs: “Hay que salir a militar y trabajar con más fuerza para que Scioli sea Presidente”
Gobernador de Misiones, Maurice Closs

Closs: “Hay que salir a militar y trabajar con más fuerza para que Scioli sea Presidente”

 

El gobernador de Misiones lamenta -en una entrevista con el diario La Nación- que el Frente Para la Victoria (FpV9 haya perdido en las cinco provincias más grandes y llama a salir a pedir el voto.

-¿Cuál es su visión de esto que algunos llaman “campaña del miedo”?

-Que no existe. Ni campaña sucia ni del miedo. Lo que sí existe es un candidato, Mauricio Macri, del que nadie puede dudar de su origen y su visión liberal de la economía. Nosotros intentamos desenmascarar sus opiniones y visiones en estos años.

-Sin embargo, Urtubey dijo que esta campaña “es de bajo nivel” y que no la comparte.

-Es una opinión de Urtubey. Los que trabajamos para que Scioli sea presidente no tenemos que polarizar entre otros. ¡Nada! Tenemos que salir a trabajar y militar. Les digo a todos que cuidemos cada una de nuestras palabras para que no aparezcan como fisuras.

Gobernador Closs, Daniel Scioli y Hugo Passalacqua, Gobernador electo de Misiones
Maurice Closs, Daniel Scioli y Hugo Mario Passalacqua, Gobernador electo de Misiones

-En muchos organismos hay cartelería oficial que pide votar a Scioli y se instala la idea de que con Macri vuelven los 90. ¿No se mezclan partido y Estado?

-Siempre vi las oficinas públicas politizadas. Hay una posibilidad concreta de que el poder de los tres principales núcleos de poder quede en manos de un solo espacio político: la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires y la Nación. La gente que está en el Estado dice: “Yo me quiero defender de esta posibilidad”.

-¿Qué piensa de que tras 12 años de un ciclo que se supone exitoso esos tres distritos queden en manos de otro partido político?

-Algo pasó y no nos dimos cuenta. Son cosas que con el diario del lunes las podés analizar. Pero tendríamos que haberlo advertido un par de meses antes para que la propuesta electoral y la propuesta de los nombres pudieran reflejar eso.

-¿A qué nombres se refiere?

-No te voy a dar un título con lo de los nombres. Pero algo pasó en esos últimos días que se produjo esto. No tenés la Capital, no tenés la provincia de Buenos Aires, no tenés Córdoba, Santa Fe y Mendoza. ¡De las cinco más grandes no tenés ninguna! Algo pasó.

-¿Y qué es ese “algo” que pasó?

-No sé. Algo sucedió básicamente en el país central. Hay un combo de cosas que hicieron que ese país central se haya volcado a diferentes alternativas de la oposición.

-¿Podría haber ocurrido que algo ideológico del Gobierno le haya impedido escuchar cuál era la nueva demanda?

-No sé, cada realidad es distinta, pero ese país central, que estimo que está arriba del 70% del padrón nacional, cuando mirás el mapa tenés un Pro puro, un Pro en alianza con la UCR, el socialismo en Santa Fe, un PJ disidente en Córdoba y una UCR aliada con otros en Mendoza. Es la realidad. Hay un nuevo mapa político.

-Un nuevo mapa con el que todos chocaron, incluso la oposición no lo esperaba.

-No hay antecedentes de este mapa, que además muestra la multiculturalidad de la política argentina. Todo eso en la elección nacional nos dio un mensaje, que hay que tratar de revertir con el voto progresista.

-¿En la pecera de quién debería pescar votos Scioli? ¿En la de Massa, la de Margarita…?

-En todas. Hay que salir incluso a buscar el voto de Macri. El voto que hasta en primera vuelta pudo haber dicho “yo le quiero dar una advertencia al Gobierno, le pongo el voto a Macri”, pero ahora, cuando ve que hay un modelo que puede significar una política de ajuste, puede decir “pará, pará, pará”.

-Scioli padece el síndrome de la sábana corta. Si se acerca al voto de centro o independiente, destapa al voto K. Y a la inversa. ¿Cómo debería hacer?

-En este curso acelerado de ballottage, que todos estamos haciendo, debemos tener la capacidad de tolerar el fenómeno de la sábana corta y, en todo caso, si sentís un poquito de frío en el pie, tenemos que aguantarnos por el buen resultado general. Los discursos tienen que tener mayor amplitud que en la primera vuelta.

-¿Por ejemplo?

-Ahora se habla de criterios de coparticipación federal que tienen que ver con el discurso de Rodríguez Saá. Vamos muy bien encaminados.

-¿Y si Scioli empieza a destapar la sábana y el kirchnerismo duro siente frío?

-Cuando corrés la sábana, si tenés un poco de frío, todavía tenés la sábana. El problema es que si el 22 de noviembre perdés las elecciones, el 10 de diciembre te sacan la sábana entera y te cagás de frío de la punta de los pelos al dedo gordo del pie. Con esa lógica, tenés que intentar bancarte un poquito de frío.

-Hoy hablará Cristina. ¿Qué sería útil que dijera?

-Bajo ningún punto de vista tendría la osadía de decir lo que tiene que decir. Cada uno tiene que hacerse cargo de sus palabras.

-¿Le gustaría que lo nombre más a Scioli, con más nitidez?

-Yo el otro día vi la parte del discurso cuando ella estaba sentada. Después no seguí viendo el discurso en los patios. Pero yo si hay algo que tengo como un mantra de la política y es que uno tiene que pedir el voto.

-¿Cristina debe pedir el voto?

-Todos. El voto hay que pedirlo. A la gente le gusta que uno le pida el voto. Es darle importancia al ciudadano. Aunque suene retrógrado, es fundamental.

Fuente La Nación