miércoles , 22 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Actualidad ›› Closs presentó plan para fortalecer el uso de la madera en las construcciones del Estado

Closs presentó plan para fortalecer el uso de la madera en las construcciones del Estado

El gobernador Maurice Closs presentó en Casa de Gobierno un plan para aumentar el uso de madera en las construcciones que haga el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional. En el acto estuvieron junto al mandatario la  Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (APICOFOM), la Asociación Maderera, Aserradero y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP) y el Cluster Forestal, además del presidente del organismo, Santiago Ros, el diputado nacional Alex Ziegler y otros funcionarios vinculados a este sector de la economía provincial.

Closs destacó la propuesta como “nuestra forma de ver la gestión de Gobierno y el rol del Estado” con “políticas activas que hacen a un círculo virtuoso”.  

MFC_1656El convenio lo que busca es, producir para Misiones, para que se consuma lo que se produce en Misiones. El sector forestal tiene un desarrollo importante, a partir de otras políticas vinculadas a los sistemas agros forestales que permiten que podamos hoy, no estar viendo como el pino crece 12 o 15 años, sino que podamos estar produciendo antes. Básicamente con el sistema silvopastoril.  La carne producida bajo el sistema silvopastoril, que es consumida por un misionero comprada en una carnicería de Misiones, es el ejemplo que hasta el cansancio he reiterado en tiempos donde imponíamos la política del ProAlimentos y la producción de carne”, explicó el mandatario.

“Un kilo de carne que viene de Santa Fe o de Entre Ríos significa que la plata producida por el misionero ya sea con su salario como empresario, como obrero de la construcción, de una carpintería, de un sector forestal, se fue. Y empezó a girar el otro mercado, en el mercado donde se criaba la vaca en aquel momento. Exactamente es lo mismo, cuando para hacer un techo de una vivienda se recurre a la industria metalúrgica, cuyo origen está en algún lugar del país, la empresa constructora misionera que recibe en este caso el resultado de la administración de nuestros fondos públicos, le paga a esa empresa proveedora de algún lugar del país y la plata se va de Misiones”, argumentó.

“Lo que queremos es que la plata se quede en Misiones, en cosas tan sencillas como estas, como tratar de que los techos de las viviendas que producimos, que son muchas gracias a Dios, que construimos desde el IPRODHA tengan un alto componente no solamente en la tirantería sino en los cielorrasos, de madera, eso es lo que buscamos”, dijo el mandatario.

“Lo que hace el Estado, es simplemente cumplir su rol ordenador, ya que tenemos la capacidad de ordenar lo que somos, los principales contratistas y los que ponemos los recursos. Entonces lo que les pedimos a las partes es que se junten y que provoquen esa sinergia, porque esa plata que va a gastar esa constructora va a significar una multiplicación enorme”, fundamentó.

MFC_1640“Detrás del empresario que vendió la madera, estuvieron los trabajadores del aserradero, que estuvieron en el proceso productivo,  y detrás de eso vamos a encontrar al trabajador del sector forestal que se metió en el obraje y trabajó para poder extraer el pino.  Y lo más importante es que una vez que ese pino fue extraído viene otro trabajador forestal o él mismo y empieza el proceso de replantar el pino, entonces estamos generando y multiplicando empleo”, enumeró.

En el encuentro con los empresarios del sector se entregaron cheques en concepto de reintegro por exportaciones y fondos para cuatro proyectos en marcha en forma conjunta con el Comité Ejecutivo de Desarrollo e Innovación Tecnológica. Se trata de una fábrica de paneles inyectables de poliuretano expandido y polietileno expandido; el Astillero Palamarchuk, la fábrica de pisos deportivos de madera de monte implantado y nativo de aprovechamiento y la Cervecera Artesanal de Oberá.

Closs señaló que la propuesta de trabajo conjunto con las entidades empresarias no es una “cuestión de capricho”, sino de “conveniencia para el misionero y no para el Gobierno o para alguna empresa”. “El efecto multiplicador de poder sustituir cada vez más la utilización de elementos para la construcción lo que viene de afuera por lo que producimos nosotros, es tan claro como decir que nos estamos generando nuestro propio empleo, nuestro propio trabajo, nuestro propio consumo y nuestra propia calidad de vida, que es la que viene de la mano de la inclusión”, sostuvo.

Debemos provocar a partir del día de hoy un cambio cultural importante, donde el Estado es importante, pero donde me parece que a lo que uno aspira es a que estos dos sectores  tan importantes del capital, como las cámaras que nuclean a las empresas de la construcción y a las empresas madereras, con los grupos de trabajadores de la construcción y del sector forestal, tengan una comunicación propia más allá de la que tiene el Estado y que hagan los ajustes necesarios, que entendamos que no compiten, en este caso no estamos compitiendo ni diciendo vamos a hacer 500 viviendas de madera o vamos a hacer 500 viviendas de mampostería”, graficó.

“Si vamos a hacer tres mil viviendas de un plan federal que van a tener paredes de ladrillo, no seamos “giles” los misioneros de ponerle el techo o algún elemento que venga de otro lugar. Tengamos la inteligencia, capacidad y también la defensa propia de que tengamos esos techos con la madera misionera para seguir generando empleo en nuestra Provincia. Por eso cuando les digo que se tienen que juntar, es para generar una mejora continua porque eso es otra cosa que a nosotros nos ocurre mucho, es propio del comportamiento humano, cuando aparece algo nuevo, por ahí se resiente la calidad, “total tengo la vaca atada”. Acá es fundamental la calidad. Es fundamental que este convenio, que tiene mucho que ver con la calidad y con la homogeneidad del producto sea exitoso”, reclamó.

Closs pidió a los empresarios una mejora continua de la calidad para poder aumentar el porcentaje de inserción de la madera de los bosques implantados y mejorar la productividad local.

“Problemas de calidad hay en todos lados, entonces no es que estemos buscando la excusa para la comodidad, sino que estemos buscando el momento de encuentro para que se sienten el de la Cámara de la Construcción con el de la Cámara Maderera  y digan debemos mejorar en esto, debemos corregir esto, debemos tener mejor calidad, mejor logística, debemos tocar el precio, debemos ajustar las cosas; pero eso es fundamental que se haga entre ustedes. El Estado ya dio un paso, pero no puede dar el paso de seguirlo día a día, sí lo vamos hacer porque hay mucho compromiso, el IPRODHA va a auditar, va a ir a cada una de las obras y va a controlar la calidad, y vamos a tratar de que esto se traduzca en estos 25 millones de pesos, imagínense lo importante que es que estos 25 millones de pesos se giren acá en la Provincia en lo que queda de este año”.

“Imagínense lo que pueden ser 100 millones, que pueden ser un valor así anualizado, solamente de ahí, si esos 100 millones se quedan acá, solamente con eso con lo producido en impuestos, de eso nosotros podríamos como Estado estar cubriendo el reintegro a las exportaciones y las políticas de desarrollo tecnológico que entregamos. Fíjense lo importante que es el círculo virtuoso que se produce cuando un misionero produce y el otro consume y todos vamos generando nuestro propio mercado. Gracias a Dios nuestra Provincia en algunas cosas tiene saldos exportables muy importantes, uno de ellos es el caso forestal, producimos mucho más de lo que consumimos. Con esto, lo que estamos haciendo es dar una mano a una actividad y una cuestión de pura lógica. Si tenemos que producir nuestra propia carne, como no va a ser de pura lógica que nos pongamos a consumir nuestra propia madera, cuando en el mundo tiene alta composición de madera la construcción”, ejemplificó.

Al mismo tiempo, defendió la actividad forestal y volvió a marcar diferencias con la política cambiaria que afecta a las economías regionales. “Estamos hace un tiempo largo con problemas de competitividad o con problemas de mercado a la hora de exportar en el sector forestal. Producto de la crisis del 2009, que si bien se ha recuperado en algunos lugares, estamos con dificultades competitivas. El gobierno también lo que hace es dar una mano que en definitiva es ayudar a quien exporta. Y la ayuda es con el reintegro. En definitiva en las cuentas fiscales los números son neutros, ya que de no producirse la exportación, no se producirían un montón de impuestos que el Estado está recaudando y en este caso devolviendo, con una alícuota mayor. En definitiva ese es el concepto. También es importante que el sector forestal, en la adversidad, trate de buscar, de recuperar algunos mercados. Por eso, días pasados en una misión que hicimos a Medio Oriente buscamos mercados y por ahí preocupa ver que hayan quedado cinco o seis empresas en el sector exportador. Viendo en los detalles cuánto se exporta, de tener cuarenta o cincuenta empresas exportando hace unos años, tener hoy en día no más de siete u ocho de las pequeñas y medianas, es un tema que a nosotros nos preocupa”.

“Hay que poner a funcionar el recurso natural más valioso que tenemos que es el cerebro. Por eso financiamos a emprendedores misioneros para que en sus procesos productivos incorporen, desarrollen nuevas tecnologías para producir pisos de parquet, para producir cámaras frigoríficas. Ese es el modelo de Provincia que queremos, un modelo donde todo tiene que ver con todo, donde cada cosa que uno haga tiene que pensar que impacte en el común del desarrollo de la comunidad. Gobernar no significa aflojar a las presiones sectoriales, significa poder tener la capacidad de administrar, en lo que uno quiere, cargado de aciertos pero lleno de errores también, de hacer lo que uno cree que le termina siendo beneficioso a toda la comunidad”, opinó.

AUDIO: Discurso del Gobernador Closs – Plan para fortalecer el uso de la madera en las construcciones del Estado

vzlom-pochty есть как взломать почту