jueves , 19 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› DE TEMPORADA ›› Comienza la temporada estival 2016 del balneario rionegrino El Cóndor

Comienza la temporada estival 2016 del balneario rionegrino El Cóndor

SOBRE LA COSTA ATLÁNTICA Y A 30 KILÓMETROS DE VIEDMA, EN LA PROVINCIA DE RÍO NEGRO, EL BALNEARIO ABRIRÁ DURANTE ESTE FIN DE SEMANA CON UNA PROGRAMACIÓN DE ACTIVIDADES QUE INCLUYE EXCURSIÓN DE AVISTAJE DE AVES, CONCURSO DE PESCA Y UN ENCUENTRO DE MOTOS.

La inauguración oficial de la temporada se inicia este sábado, a las 19, en el mirador panorámico del monumento a Ceferino Namuncurá, sobre un promontorio natural que permite divisar la costa atlántica y el estuario de la desembocadura del río Negro en el mar.

En ese lugar comenzará la primera excursión de avistaje de aves costeras y marinas de este verano; los participantes serán acompañados por guías especializados, quienes facilitarán binoculares y guías impresas sobre aves patagónicas.

566afa60c76ca_380x253El domingo las actividades estarán localizadas en la playa central, en cercanías del Parador de Deportes, donde a las 12 comenzará un concurso de pesca variada de seis horas de duración, y en forma paralela, se realizará un torneo de tejo en el sector de la Playa Grande.

También en el mismo horario, entre la tercera bajada y el parque de viento, se dictarán unas charlas y clases abiertas de kitesurf, surf y carrovelismo.

El cronograma de actividades continúa ese día desde las 15, con una exhibición de motos a cargo de la agrupación “Motoqueros Unidos de la Comarca en la costa”, y a las 16, la Asociación Aeromodelista Patagonia Norte realizará una nueva exposición de aeromodelismo, en inmediaciones de la oficina de informes turísticos.

Finalmente, para las 18 está previsto el acto protocolar de apertura de temporada al lado de la oficina de turismo local. Luego habrá una degustación de panificados dulces y clases de baile recreativo dirigido por profesores de Área de Deportes.

En esta oportunidad, junto a la inauguración de la temporada, el domingo por la tarde, los visitantes tendrán la posibilidad de observar la mandíbula que perteneció a un cachalote, la que será colgada en una de las paredes del edificio ubicado frente a la rotonda de la avenida costanera.

Se trata de una pieza ósea de 4,30 metros de largo y con 22 cavidades de 15 centímetros cada una, donde estaban alojados los dientes. El hueso fue encontrado el 23 de noviembre pasado durante un operativo desarrollado por el biólogo de la Fundación Cethus, Mauricio Faillá.

La presencia de una nutrida colonia de loros barranqueros, que reúne más de 250 mil ejemplares entre los meses de diciembre y marzo, es uno de los atractivos naturales del sitio; es habitual que lleguen turistas extranjeros que siguen los recorridos de las guías internacionales de fauna en libertad.

El Cóndor cuenta con 2.500 plazas de alojamiento, instaladas en departamentos y casas de alquiler, registrados en la oficina de Informes Turísticos –ubicada sobre la avenida costanera- en donde se brinda asesoramiento al visitante.

La villa marítima El Cóndor, ubicada a 30 kilómetros de Viedma, debe su nombre a un velero de carga de bandera danesa que encalló sobre esas costas el 26 de diciembre de 1882; se caracteriza por sus extensas playas que corren de este a oeste, desde la desembocadura del río Negro en el mar hasta los acantilados donde se ubica el faro más antiguo de la Patagonia.

En el último decenio del siglo XIX numerosas familias de inmigrantes italianos arribaron a la región -la gran mayoría provenientes de pueblos marítimos de Italia- que muy pronto comenzaron a organizar excursiones de pesca y diversión a las desérticas playas atlánticas cercanas a Viedma.

Entre aquellos ‘gringos’ estaba Jacinto Massini, boticario del hospital que los salesianos montaron en Viedma, e impulsor de la construcción de las primeras casillas construidas con la chapa de las latas de nafta y querosene, y que servían de refugio a las familias para instalarse durante varios días.

Las casillas de Massini y su cuñado, Tomás Bagli, asentadas hacia 1917, constituyen el núcleo fundacional del pueblo que desde entonces empezó a llamarse, precisamente, Balneario Massini.

Cabe agregar que el 29 de diciembre de 1948, por decreto del gobernador del Territorio de Río Negro, Miguel Montenegro, se dispuso oficialmente que el poblado levantado junto al mar se llamase Balneario El Cóndor, rescatando el nombre del barco danés y de la estancia en cuyas tierras se levantó la villa marítima.

Pero para muchos antiguos pobladores el lugar sigue siendo Villa Massini y, también, sencillamente, ‘La Boca’, en referencia al accidente geográfico de la convergencia de aguas dulces y saladas.