sábado , 18 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Emprendedores ›› Como iniciarse en el negocio de los alojamientos no tradicionales. Consejos prácticos con sentido común para los emprendedores.

Como iniciarse en el negocio de los alojamientos no tradicionales. Consejos prácticos con sentido común para los emprendedores.

CECILIA CAMOU 150 X150 Por Cecilia Camou.
En la nota anterior se dieron a conocer las diferentes modalidades de alojamientos no tradicionales que están marcando tendencia; se analizaron las características principales de cada una, el perfil de mercado y las proyecciones a nivel nacional e internacional.

En esta oportunidad queremos acercar a los potenciales inversores y emprendedores algunos consejos prácticos que le servirán como guía antes de iniciarse en la actividad turística y hotelera.

Si bien Argentina ha acompañado con su oferta en los últimos años esta tendencia, se observa que un alto porcentaje de establecimientos pequeños y medianos fueron surgiendo de manera espontánea sin un conocimiento acabado del sector, ni de los perfiles y necesidades de la demanda; de ahí que se hace necesario orientar los procesos de diseño y gestión para lograr una oferta de calidad y rentable.

SER O NO SER EMPRESARIO HOTELERO. ASPECTOS A TENER EN CUENTA ANTES DE INICIAR SU EMPRENDIMIENTO.
Antes de comenzar a desarrollar un emprendimiento de turismo y hotelería, vender su casa en la ciudad para invertir en ese hermoso lugar de veraneo en donde 1sueña vivir el resto de sus días es importante, que usted y su familia o socios, analicen algunas cuestiones previas.

Tenga en cuenta que este es un emprendimiento donde la familia se verá involucrada. Por lo tanto es importante que todos estén de acuerdo y conscientes de lo que este negocio significará en sus vidas en relación a la privacidad y el compartir un espacio que antes era sólo de la familia.

Los invito a realizar este corto test, que suelo usar en mis seminarios para emprendedores, que les hará pensar si realmente están convencidos de iniciarse en el negocio de la hotelería.

¿ES LA HOTELERIA UN NEGOCIO PARA MÍ?

Contestar si /no con sinceridad

Preguntas SI NO
¿Está su emprendimiento situado en un sitio que pueda atraer visitantes?
¿Disfrutan, usted y su familia, de conocer diferentes clases de personas?
¿Es usted una persona abierta de mente y tolerante en relación a otras culturas, creencias religiosas, ideas políticas, formas de vestir y costumbres?
¿Está preparado para compartir la casa o el campo con huéspedes?
¿Puede responder cientos de veces con amabilidad y entusiasmo las mismas preguntas cada día?
¿Ama el lugar donde reside y conoce detalles de su historia, los principales atractivos, sitios de interés, eventos?
¿Es una persona que puede ofrecer cada día cortesía y hospitalidad aún en momentos difíciles?
¿Es capaz de ofrecer ese algo más que haga de la estadía de su huésped una experiencia única?
¿Puede tratar una queja sin terminar en una discusión con su huésped?
¿Está preparado para actuar con psicología ante las necesidades de su huésped?
¿Soportará usted y su familia que sus huéspedes utilicen el sillón Luis XV de su  abuela?
¿Podrá levantarse temprano cada día para preparar un apetitoso desayuno?
¿Estará presentable y con una sonrisa cada mañana?
¿Podrá trabajar sin descansos durante temporada alta?
¿Siente una profunda vocación de hacer sentir bien a sus invitados?
¿Si en este momento apareciera una visita, está su casa limpia y ordenada?
¿Está en condiciones de organizar su tiempo, las compras, las finanzas, trabajar muchas horas en diferentes situaciones y con constantes interrupciones?
¿Tienen la paciencia y la capacidad económica para esperar hasta que el negocio llegue a consolidarse?
¿Está usted y su familia preparados para resignar Navidades, cumpleaños, y otras fiestas importantes a sus creencias y sentimientos?
¿Se siente capacitado para el trabajo extra que significa, preparar el desayuno, limpiar en profundidad baño y habitaciones, mantener el orden en su hotel, tener todo preparado con anticipación, estar atento a las reparaciones que hagan falta; desarrollar folletos y actividades creativas para promocionar su lugar, hablar por teléfono y contestar mails con pedidos de reserva de forma inmediata, entre otras actividades diarias?

3Si contestó si a la mayoría de estas preguntas podríamos decir que su entusiasmo y convicción siguen intactos y que usted tiene potencial y actitud para ser un buen anfitrión.

A continuación una serie de pasos a seguir que les permitirá analizar algunas variables y factores que lo orientarán en el proceso de planificación estratégica y en su plan de negocios.

1) Como primer paso, es necesario asesorarse en la oficina de turismo de su Municipio y  consultar la legislación hotelera vigente en la provincia en la cual planea realizar la inversión. En general puede bajar la legislación hotelera de las páginas web de las dependencias de turismo provinciales.

En la legislación hotelera figuran entre otros, los requisitos básicos, cantidad de habitaciones de acuerdo a la categoría, medidas reglamentarias de baños, habitaciones, lobby, áreas comunes, recepción, desayunador, etc.-; tipo de construcción, planos que deberá presentar entre algunos requerimientos.

Recuerde que no debe confundir la habilitación comercial que otorgan los municipios con la inscripción en el registro hotelero de la provincia, esta última es obligatoria, ya que solo se puede brindar el servicio de alojamiento turístico, cualquiera sea la modalidad elegida, en establecimientos autorizados, fiscalizados, categorizados e inscriptos en el Registro de prestadores hoteleros correspondiente a la delegación publica de turismo de la provincia donde se desarrolla su emprendimiento.

De esta forma, al inscribirse en el registro hotelero, también podrá contar con los beneficios promocionales a nivel local, provincial y nacional.

2)  Conociendo a sus huéspedes: Es necesario que usted tenga en cuenta las características y el perfil de los turistas a los cuales va a apuntar de acuerdo al destino. 4Elabore un estudio básico preliminar sobre el perfil de demanda a la que apunta su emprendimiento. No es lo mismo el turista que se aloja en un hotel boutique, que el del hostel, ni tampoco el de cabañas, cada uno tiene intereses, gustos y exigencias perfectamnte diferenciadas.

Una buena fuente de información para obtener estos datos son las oficinas de turismo de su localidad y de la provincia y también hablar con otros propietarios de establecimientos similares.

En las oficinas públicas de turismo podrá informarse sobre:

¿Cuál es la cantidad de turistas que arriban al lugar?

¿De dónde provienen y en qué porcentajes?

¿Qué intereses y motivaciones tienen los turistas que llegan a su destino?

¿Qué tipo de transporte utilizan para llegar al destino?

¿Cuál es el nivel de instrucción?

¿Cuáles son los ingresos?

¿Qué tipo de actividades realizan en destino?

¿Cómo está compuesto el grupo?  Familias,  viajeros individuales, de negocios, tercera edad.

2Asimismo es importante averiguar la cantidad de plazas existentes; si en ese lugar hay una oferta sobredimensionada, es decir que cuando aun en temporada alta la oferta es mayor a la demanda. Además conocer cuántos proyectos de alojamientos hay presentados para su construcción. Todos estos datos lo ayudarán a analizar si es que aun hay margen para invertir en el negocio de hotelería en ese lugar.

3)  ¿Cuál es la estacionalidad del destino elegido para hacer su inversión? Muchos de los sitios de turismo suelen presentar unos 52 días de temporada alta, a los que podemos sumar unos 15 días más por los fines de semana largos, luego otros 60 días de temporada media y el resto temporada baja. Sé que muchos estarán pensando que no es así, que hay tres meses de verano y un mes más de vacaciones de invierno, pero los datos estadísticos y la experiencia de miles de emprendedores confirman lo que decimos. Este aspecto de la estacionalidad es fundamental porque tendrá que pensar si podrá sostener el negocio durante todo el año considerando las bajas temporadas. Recuerde que tendrá costos fijos que no podrá reducir o evitar. Si la estacionalidad es muy marcada tal vez deba buscar otro destino para invertir o al menos tener en cuenta esta variable que es trascendental en la rentabilidad y la sostenibilidad del proyecto a largo plazo.

4) Otros aspectos a tener en cuenta son aquellos referentes a la legislación laboral, seguros de responsabilidad civil, habilitación de bomberos o defensa civil, código de edificación y usos de suelo, impuesto municipales y provinciales. Muchas provincias y municipios cuentan con incentivos a la inversión hotelera, como son exenciones impositivas o prestamos para capacitaciones entre otros beneficios.  Asimismo en las oficinas de turismo suele existir un área de desarrollo o inversiones en la cual podrán asesorarlos en algunos aspectos vinculados al anteproyecto.

Al finalizar esta etapa tendrá, por un lado un análisis profundo sobre el destino y las características más relevantes y por otro un conocimiento sobre la demanda real. En las próximas ediciones seguiremos acercando al emprendedor otros consejos y sugerencias prácticas.

Iniciar un negocio de hotelería y turismo pareciera ser relativamente simple. Operar un negocio con éxito es otro tema. Esto conlleva involucrarse activamente en todos los aspectos desde la planificación, pasando por la gestión, el marketing y una adecuada comercialización.