viernes , 17 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Algo más que turismo ›› Córdoba Cultura: festivales que se afianzan en el tiempo
Durante seis días y noches, una vez más el Córdoba Jazz Festival brindó la oportunidad de disfrutar lo mejor de este género a nivel nacional e internacional.

Córdoba Cultura: festivales que se afianzan en el tiempo

De la música barroca al humor, del jazz al teatro para niños y jóvenes, la agenda anual de la Agencia Córdoba Cultura tiene lugar para todos los gustos. En 2014, los festivales que organizó el Gobierno de la Provincia convocaron a decenas de miles de cordobeses de todas las edades en más de un centenar de ciudades y pueblos.
“El año pasado fue el de la afirmación de los festivales culturales que se desarrollan en más de cien localidades de la provincia. Alguno de ellos ya está cerca de cumplir quince ediciones, porque lo iniciamos allá por el ´99. Todos prosiguen y se mantienen en el tiempo”.

De la música barroca al humor, del jazz al teatro para niños y jóvenes, la agenda anual de la Agencia Córdoba Cultura tiene lugar para todos los gustos.
De la música barroca al humor, del jazz al teatro para niños y jóvenes, la agenda anual de la Agencia Córdoba Cultura tiene lugar para todos los gustos.
La definición pertenece a Pablo Canedo, titular de la Agencia Córdoba Cultura, quien efectuó un repaso de la serie de actividades organizadas desde el área del gobierno provincial a su cargo, con el fin de convocar a público de todas las edades y diferentes gustos a lo largo de la geografía de Córdoba.
-¿Cuáles son estas iniciativas?
Nuestro Festival de Música Barroca “Camino de las Estancias”, que se proyecta no solamente en Córdoba sino también en toda la Argentina y hasta en Latinoamérica, es considerado uno de los festivales más importantes de esta música. El Festival de Teatro para Niños y Jóvenes, que nació siendo un apéndice del Festival de Teatro del MERCOSUR y ya tiene identidad propia, con su epicentro en Córdoba , hoy se distribuye en corredores de toda la provincia. Y también el Festival Pensar con Humor, el más jovencito, que empezó conjuntamente con el Córdoba Jazz Festival. Este último es ya una referencia a nivel nacional, por la calidad de sus espectáculos y también por la cantidad de gente que convoca, con su concierto final en el Parque de las Tejas, que fue verdaderamente extraordinario.

Festival Pensar con Humor
Festival Pensar con Humor
Una apuesta a lo sublime.
En su décimo tercera edición, el festival internacional de música barroca denominado “Camino de la Estancias” alcanzó una convocatoria de público estimada en cerca de 4.500 personas. Con entrada libre, las estancias jesuíticas y otros edificios históricos de la ciudad Capital y la provincia fueron escenario del evento que en esta oportunidad contó con la co-organización del Consejo Federal de Inversiones, bajo la dirección artística de los internacionalmente reconocidos maestros Manfredo Kraemer y Nina Diehl.

Festival de Música Barroca “Camino de las Estancias”
Festival de Música Barroca “Camino de las Estancias”
Con trece ediciones, el Festival Internacional de Música Barroca “Camino de las de la Estancias” se ganó un lugar no sólo en Córdoba sino en Argentina, e incluso fuera del país. “Estamos recibiendo propuestas de extranjeros que quieren participar en 2015 y 2016”, adelanta su coordinador, Guillermo González.
La programación incluyó a destacados instrumentistas y cantantes en once locaciones diferentes, con otros tantos recitales. Este año resaltaron las interpretaciones del “Magnificat”, de Carl Bach y “La pasión de Jesucristo según San Mateo”, de Johann Bach, que por primera vez se realizó en la provincia de Córdoba en su versión integral. La grilla incluyó la puesta en escena de la ópera “La contadina astuta”, de Giovanni Battista Pergolesi.
Los artistas extranjeros procedieron de Brasil, España, Francia, Suiza y Chile. Como actividades de extensión se brindaron cursos de capacitación a cargo de Iván Vilela (Brasil), Alejandro Cervera y Lizzie Waisse.
El coordinador del festival, Guillermo González, considera que la edición 2014 superó las expectativas de organizadores, artistas, público y de los medios, “que apoyaron como nunca este año”.
“Cómo contener a la concurrencia, cómo asistir a la gente para que pudiera disfrutar de los conciertos fue el tema más serio que tuvimos que sobrellevar a lo largo de las dos semanas de este festival que ya alcanzó su madurez absoluta”, afirma.
Con trece ediciones, el Festival Internacional de Música Barroca “Camino de las de la Estancias” ya se ganó un lugar definitivo no sólo en Córdoba sino en Argentina, e incluso más allá de las fronteras del país. “Estamos recibiendo propuestas de extranjeros que quieren participar en 2015 y 2016”, adelanta González.
“Logramos mostrar una gran variedad, disfrutar sutilezas en lugares pequeños, sonoridades íntimas como puede ser la de un solista recreando con su vigüela canciones de la España del siglo XVI, hasta el Magnificat de Carl Bach, que supone una orquesta integrada por trompetas, cornos, oboes, flautas y un gran coro, para que el público también pueda ver propuestas ambiciosas en espacios grandes”, señala González.
Una marca de la envergadura y la calidad de este festival está en el hecho de haber cerrado la edición con “La Pasión de Jesucristo según San Mateo” del genio alemán Johann Sebastian Bach, obra monumental del período más importante de la historia de la música barroca.
“A futuro, el desafío será cómo hacer para superar el nivel que tuvo esta edición”, concluye González.
 Encuentros con el jazz del mundo
En la edición del año que pasó, el Córdoba Jazz Festival reafirmó su búsqueda de espacios para la expresión masiva y la formación de nuevos públicos para este género musical. Durante seis días y noches, una vez más el festival brindó la oportunidad de disfrutar y descubrir lo mejor del jazz nacional e internacional.

el Córdoba Jazz Festival reafirmó su búsqueda de espacios para la expresión masiva y la formación de nuevos públicos para este género musical.
el Córdoba Jazz Festival reafirmó su búsqueda de espacios para la expresión masiva y la formación de nuevos públicos para este género musical.
Durante seis días y noches, una vez más el Córdoba Jazz Festival brindó la oportunidad de disfrutar lo mejor de este género a nivel nacional e internacional.
La programación volvió a incluir a prestigiosas agrupaciones extranjeras, destacados músicos locales y artistas cordobeses radicados en el exterior. Más de 16 mil personas se convocaron del miércoles 19 al lunes 24 de noviembre en los diferentes espacios que dieron marco al evento, entre ellos la Sala Mayor del Teatro del Libertador, el espacio Cocina de Culturas y el Parque de las Tejas.
Pero esta edición se abrió también a localidades del interior, con shows en la sala Leonardo Favio de Río Cuarto, el Centro Comunitario Leonardo Favio de Villa María, la Casa de la Cultura de Villa Allende, el auditorio de Río Ceballos y otros en San Francisco y Alta Gracia. En total se presentaron 26 conciertos a cargo de 40 agrupaciones musicales, con más de 300 artistas cordobeses en escena. Diez de estos shows contaron con invitados internacionales.
El proyecto, que arrancó en 2009, crece y colma año tras año los diferentes espacios en los que se realiza.
“En 2014 las funciones se agotaron apenas se anunció. Cerramos con mucho éxito esta edición con conciertos en el Teatro del Libertador, con otros al aire libre, con formato de jazz club por la medianoche en Cocina de Culturas y en el interior provincial”, refiere el coordinador del evento, Nacho García.
La mayoría de los conciertos fueron gratuitos, y las personas de más de 65 años no pagaron entrada en ningún caso. Según señala García, el afianzamiento tiene que ver con haberle dado a este género un lugar en la agenda de la música de Córdoba, tal como lo tienen el folklore, el rock o el tango.
La propuesta volvió a ser amplia, dirigida a los amantes de la música en general. De hecho, mucha de la gente que se acercó a las presentaciones no puede considerarse público específico del jazz.
“Hay un núcleo duro de conocedores, melómanos amantes y preparados. Y hay también un enorme porcentaje que se acerca con actitud abierta, desprejuiciadamente, buenos conocedores de la música en muchos casos, pero no necesariamente del jazz. Esto nos dio una gran satisfacción. Fue uno de los grandes logros, porque implica crear nuevos públicos que de otra forma no accederían a estos espacios”, dice García.
Al objetivo de acercar el jazz a la gente se suma el de propiciar a los músicos cordobeses el intercambio con artistas internacionales.
“Es una experiencia rica en lo profesional, ya que permite a los artistas locales tener roce con sus pares de otros países y también tocar en salas a las que no es común que tengan acceso”, cierra García.
Entre los participantes se contaron referentes internacionales de la talla de Jonathan Kreisberg, quien llegó desde los Estados Unidos junto a su trío; Sylvain Luc, uno de los máximos referentes de la guitarra jazz de Francia y el noruego Jakob Bro, acompañado por su cuarteto.
Teatro para chicos, humor para todos
Desde hace 14 años, el Programa Corredores Teatrales promueve la circulación provincial de propuestas de teatro independiente, elencos estables de la Provincia y de la escena nacional, consolidado como un espacio itinerante para el teatro dirigido no sólo a adultos sino también a niños y adolescentes.

Teatro para chicos, humor para todos.
Teatro para chicos, humor para todos.
El año pasado, incluyendo los festivales Pensar con Humor e Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes, se concretaron 80 funciones, reuniendo un total aproximado de 40 mil espectadores en toda la provincia.
“Edición tras edición estas iniciativas se van afianzando. No sólo en Córdoba Capital, sino también en el interior a través de los Corredores Teatrales que sostenemos como política cultural hace ya muchos años. Bajo este paraguas trabajamos el concepto de territorialidad e itinerancia”, según explica Raúl Sansica, quien tiene a su cargo la coordinación de dichas acciones.
En 2014, el Pensar con Humor se desarrolló en torno al Mundial de Fútbol de Brasil, evento que marcó la primera mitad del año. En su totalidad, el festival congregó a más de 130 artistas en 70 actividades. Los consagrados, las nuevas generaciones, los noveles, los humoristas de otras regiones y el humor espontáneo que se palpita en la calle se dieron cita en esta oportunidad.
Pensar con Humor. Las carcajadas se dejaron oír en Bell Ville, Colonia Caroya, Caminiaga, Jesús María, Alta Gracia, Villa Allende, Carlos Paz, Córdoba, Oncativo, Las Varillas, Laguna Larga, Río Cuarto, San Basilio, San Carlos Minas, Capilla del Monte y Santa María de Punilla.
Todos los humoristas se pusieron la camiseta de la “Selección Cordobesa de la Risa”. Del 4 al 8 de junio de 2014, esta verdadera ceremonia del humor circuló por salas, en el Mercado Norte, escuelas, cárceles, barrios de la ciudad de Córdoba y 15 localidades del interior provincial.

Festival del Humor.
Festival del Humor.
El cierre comenzó en los alrededores de la Posta de Sinsacate. Cacho Buenaventura recorrió el lugar en un carruaje típico para luego brindar su humor a los lugareños reunidos en ese punto del departamento Totoral, colmado por más de cinco mil espectadores. Por la noche, Edda Díaz, Los Modernos y Adrián Gómez, entre otros, dieron el punto final a la edición anual.
También se presentó el documental “Pensar con humor, la risa que resiste”, realizado especialmente para el festival y que contiene testimonios de humoristas y ficciones que representan la impronta del humor cordobés.

Festival del Humor.
Festival del Humor.
Las carcajadas se dejaron oír en Bell Ville, Colonia Caroya, Caminiaga, Jesús María, Alta Gracia, Villa Allende, Carlos Paz, Córdoba, Oncativo, Las Varillas, Laguna Larga, Río Cuarto, San Basilio, San Carlos Minas, Capilla del Monte y Santa María de Punilla.
“Todo esto genera un movimiento que nos lleva a reflexionar como cordobeses. ¿Quiénes somos?, ¿cómo somos? A pensarnos en lo cultural y artístico. Convocamos a jugadores reconocidos y los hicimos jugar al fútbol con humoristas. En Córdoba, el humor es una característica identitaria”, afirma Sansica.
Asimismo, el Festival Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes trabajó en su última edición el concepto de “vínculo intergeneracional”. La consigna fue que los abuelos pudieran llevar a sus nietos a presenciar los espectáculos.
Cuentos, canciones, marionetas y payasos subieron a escena en poblados, ciudades, barrios, correccionales, hospitales, escuelas, plazas o teatros, marcos por donde circuló el teatro del mundo.
El fin es convocar a público de todas las edades y diferentes gustos a lo largo de la geografía de Córdoba.
El fin es convocar a público de todas las edades y diferentes gustos a lo largo de la geografía de Córdoba.
Más de 13 mil personas entre grandes y chicos se congregaron en escenarios convencionales y no convencionales de la capital y 26 localidades del interior. En esta edición, el festival incluyó seis obras del teatro independiente de Córdoba seleccionadas por convocatoria, así como elencos de Italia, Francia, Holanda, Israel, Bolivia, Brasil, Colombia y Uruguay.
“La idea era incorporar a los abuelos en la propuesta, reforzar el vínculo con sus nietos, producir en los receptores algo que fuera más allá de lo teatral”, explica Sansica.
Cuentos, canciones, marionetas y payasos subieron a escena en poblados, ciudades, barrios, correccionales, hospitales, escuelas, plazas o teatros, marcos por donde circuló el teatro del mundo. Durante cinco días, la itinerancia y el vínculo entre generaciones se vieron fortalecidos por elencos de nueve países.