lunes , 23 noviembre 2020
Home ›› DE TEMPORADA ›› Cuarentena verde: Tapalqué y Roque Pérez proponen “Huertas domiciliarias”.
Cuarentena verde: Tapalqué y Roque Pérez proponen “Huertas domiciliarias”.

Cuarentena verde: Tapalqué y Roque Pérez proponen “Huertas domiciliarias”.

Hay lugares mágicos de la provincia de Buenos Aires en dónde la cuarentena puede ser una oportunidad para abrir un nuevo espacio verde en los hogares de los ciudadanos.

Tapalqué es protagonista de “Huertas Domiciliarias” un programa definido como política de Estado desde mucho antes de la pandemia, que apunta a lograr la soberanía alimentaria, consiguiendo que cada uno de los vecinos del pueblo -que son alrededor de 10.000- tengan acceso a productos económicos, frescos y saludables.

Huerta: Tapalqué.

Es por eso que en plena cuarentena, “Huertas Domiciliarias” que se desarrolla a lo largo del todo el año, se amplió de modo que todos los vecinos que deseanobtener semillas y plantines de la temporada otoño-invierno 2020 y plantarlas en sus domicilios,puedansolicitarlo telefónicamente y recibir el pack en su hogar.

El Municipio busca principalmente incentivar el cultivo en casa y de este modo generar nuevos emprendimientos. La idea es variar los cultivos para poder intercambiarlos con los vecinos. Además, en caso de tener una cosecha excedente, lograr generar un emprendimiento productivo hogareño que les permita vender sus sobrantes. Hasta el momento ya se ha logrado organizar medio centenar de huertas y el objetivo es cubrir la mayor cantidad de hogares.

Sanar con la tierra
En tiempos de crisis los poblados han reforzado la teoría de autoabastecerse, eso permite que lo que se consume sea 100 % orgánico. Esta costumbre según dicen,tiene antecedentes en la Primera Guerra Mundial.

Suiza es uno de esos ejemplos, ya que casi todas las casas tienen al menos una huerta para cosechar sus alimentos.Allí la gente intercambia productos con los vecinos, ampliando la posibilidad de comer sanamente y además fomentar la integración social.

Algunos de estos métodos que hoy también se están aplicando en Tapalqué incluyen a los niños, quienes aprenden a cultivar su propia verdura o fruta con el fin de lograr una mejor calidad de vidapara todos y en familia. Estas actividades además destacan la solidaridad, la amistad, el trueque y una economía que circula.

Huerta: Roque Pérez.

Cabe destacar que Tapalqué es modelo en cuanto a tratamiento de residuos y programas de reciclado, así como en el uso de energía solar y construcción de casas autosustentables.

Tutoriales verdes en Roque Pérez
Magalí Crotolari es la protagonista de los tutoriales verdes que emite periódicamente el Vivero Municipal de Roque Pérez por las Redes Sociales.

“Tenemos más de 3000 vistas”, dice entusiasmada la encargada de incentivar a los vecinos para que, en esta cuarentena, aprovechen el tiempo para conectar con la naturaleza, el suelo y las plantas y “salgan un poco de la televisión. Les enseñamos temas como el tratamiento de la poda, la importancia de recolectarlas hojas que caen en otoño para hacer compost en casa, la reproducción de plantas ornamentales y, sobre todo, tratamos de invitar a un reencuentro con uno mismo”.

Conciencia activa es un programa educativo medioambiental de la Municipalidad de Roque Pérez que recorre los colegios y fomenta el consumo y producción de alimentos saludables así como la participación en estos talleres del Vivero.

Se enseña también a hacer compost y en el Vivero hay una huerta agroecológica donde muestran en vivo cómo se trabaja con cada cultivo. Más tarde cada producto de la misma se distribuye entre las instituciones locales que lo necesitan. Hay un sector de frutales donde se enseña poda y “pronto comenzarán los tallerescuyo objetivo es dar valor agregado ya que enseñaremos a hacer productos con frutas y hortalizas”, dice Magalí.

En el Vivero, donde también trabajan Ricardo y Ramón, se multiplican los árboles que decoran el pueblo y las flores. Desde el año pasado, el Vivero se sumó también al Programa de Economía Social en lo que es promoción de huertas familiares urbanas en el cual se anotaron más de 100 familias a las cuales se les entregaron herramientas de Pro Huerta, plantines y todo lo necesario para iniciar su huerta en casa. “Ahora con la pandemia, tras una exitosa temporada de primavera y verano, les entregamos las semillas a domicilio para aquellas frutas y verduras que se plantan en esta época y les respondemos las dudas x whatsapp para que tengan continuidad. La idea es a futuro armar una grupo de familias que puedan vender lo que producen y generar ingresos con esto”.

Los pueblos sorprenden.
Muchos ofrecen una calidad de vida muy superior a la de la ciudad. Ellos han atacado el virus con creatividad, cuidado por su gente y duplicando la apuesta por la sostenibilidad y las sustentabilidad. Seguramente sus cuarentenas verdes serán muy productivas en el nuevo mundo que se viene.