lunes , 28 septiembre 2020
Home ›› Sabores, Aromas y Colores ›› Desde el Cluster Quesero de Tandil se reunieron con representantes del programa japonés «Un pueblo, un producto»
Desde el Cluster Quesero de Tandil se reunieron con representantes del programa japonés "Un pueblo, un producto".

Desde el Cluster Quesero de Tandil se reunieron con representantes del programa japonés «Un pueblo, un producto»

Integrantes del Cluster Quesero de Tandil se reunieron con representantes del programa «Un pueblo, un producto» (OVOP, por sus siglas en inglés), que se creó en Japón a finales de la década del 70, y que ya se aplica en más de setenta países.

A Tandil llegaron Takumi Togashi, especialista japonés del programa OVOP, y Yasushu Hirdi, coordinador en la Argentina del programa. Aquí fueron recibidos por los productores e integrantes de la comisión directiva del Cluster, Esteban Magnasco y Juan Loidi, y el coordinador Lucio Rancez. También participaron Rodrigo Ramat del equipo de INTI y Valeria Guido, coordinadora de la Cámara Agroindustrial.

Cabe destacar que este encuentro fue propuesto por la Cámara Agroindustrial de Tandil, luego de que su coordinadora haya participado durante noviembre de un viaje a Japón para capacitarse sobre este programa. Al país del este de Asia, Guido concurrió con propuestas para valorar el Queso Tipo Tandil o Banquete, a partir de la implementación de diversas acciones. En argentina, el programa es impulsado por la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA, por sus siglas en inglés).

En el encuentro en Tandil, tanto Togashi como Hirdi, consultaron minuciosamente sobre la conformación del Cluster, sus actividades permanentes y su trabajo mancomunado. A su vez, indagaron sobre los diversos procesos de producción de la región y la actualidad del sector.

Convertido en un verdadero movimiento global, «Un Pueblo, Un producto» ya se puso en marcha en países como China, Estados Unidos, Filipinas, Malasia, Tailandia, Australia, al tiempo que en América latina cuenta con antecedentes en Colombia, Perú, Brasil y Ecuador.

Los productos que cada población elige para impulsar su desarrollo económico pueden ser agropecuarios, pesqueros, culturales, turísticos o artesanales. Deben ser propios o únicos, producidos con recursos locales y accesibles a la comunidad. Y, claro, el proceso de elaboración debe ser ambientalmente responsable.

Con el fin de fortalecer la cohesión social y autonomía económica de las comunidades, este proyecto promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios para actores de la economía social y empresas ligadas a ellos, a través de la revalorización de las costumbres y tradiciones, del entorno, paisaje, recursos naturales, propios de cada comunidad. Con este modelo se busca desarrollar la economía a nivel territorial, agregando valores a sus productos tangibles e intangibles y capacitando a sus recursos humanos.

Desde el Cluster se avanzará en los contactos institucionales para integrar este programa, que sería de gran importancia para potenciar el trabajo de reconocimiento del queso Tipo Tandil o Banquete.