Miércoles , 16 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Noticias internacionales ›› Días de cerveza en la República Checa para despedir el Otoño

Días de cerveza en la República Checa para despedir el Otoño

Al final de septiembre, los checos celebran a su patrón San Wenceslao. Y un día antes además un otro ícono de la cultura checa – la cerveza. La bebida dorada forma parte inseparable de la gastronomía de Chequia, pues, no importa a dónde se dirija, seguro encontrará un bar o restaurante que participa en las celebraciones de la cerveza. Los establecimientos preparan menús degustativos, cervezas particulares, visitas a cervecerías y otros programas.

1. Pilsen y Praga: grandes ciudades cerveceras
A la hora de ofrecer sugerencias y para empezar, no podemos pasar por alto dos famosos centros cerveceros de Chequia: Pilsen y Praga. En ambas ciudades los amantes del caldo espumoso lo pasarán bien, porque podrán aprender muchas cosas interesantes y, naturalmente, degustarlo. Por una parte puedes visitar las grandes fábricas de cerveza: Prazdroj de Pilsen o Staropramen praguense y por otra, visitar los museos cerveceros. A tu disposición está el de Pilsen y otros en Praga; a guisa de ejemplo, merece mencionar el Museo de la Elaboración de Cerveza en la Ciudad Vieja o la llamada Casa Cervecera. Y no hablemos de los cientos de tabernas y cerverías donde tendrán el gusto de tirar bien una jarra de “pan líquido”, como suele denominarse en Chequia a la cerveza.

Imagen 4Las pequeñas y medianas cervecerías “piden la palabra” cada vez más. La capital tiene cosas que ofrecer: en el recinto del monasterio de Břevnov se encuentra la Cervecería Monacal de San Adalberto(Břevnovský klášterní pivovar sv. Vojtěcha) y, de hecho, puedes amenizar el paseo por este lugar, entrando en la tienda de la cervecería, o degustando en la cercana taberna monacal una de las cervezas especiales locales, p.ej.la oscura Russian Imperial Stout (21 %) con gusto a buen chocolate negro. En la nueva planta de cerveza de Hostivař, en el distrito de Praga 15, apuestan por la cerveza sin pasterizar y sin filtrar. El proceso resulta en una serie de cervezas interesantes: desde la de ocho grados para los ciclistas, hasta la de quince con un fresco aroma de cítricos y flores.

2. Visitas de pequeñas y medianas cervecerías
Como es natural puedes salir de Praga y de Pilsen y seguir la huella de la sabrosa cerveza checa. Las grandes y las medianas cervecerías como p.ej. la Budvar en la ciudad de České Budějovice, Radegast de Nošovice, la fábrica de cerveza de Krušovice, la Primátor de Náchod o la Starobrno de Brno tradicionalmente organizan excursiones con degustaciones, aunque también lo hacen por regla general las pequeñas cervecerías familiares.
Así pues, te darán la bienvenida en la cervecería familiar Neumann cerca de la ciudad de Mělník, en la cervecería Koutský de Šumava , en la cervecería palaciega de Chyše, en la cervecería Černý Orel (Aguila negra) de Jindřichův Hradec , o en la de Slavkov, donde elaboran su especialidad “la blanca de Slavkov” de doce grados, que es una cerveza a base de trigo con aroma a plátano y clavo.

3. Paseos por las rutas de la cerveza
Visitar una de las cervecerías puede convertirse en punto de partida, meta final o en una parada durante una excursión a pie por las llamadas rutas de la cerveza. Puedes compaginar los paseos por los montes más altos de Bohemia, Krkonoše, con la degustación de una buena cerveza en la ruta de la cerveza de Krokonoše (Krkonošská pivní stezka), que conecta la ciudad de Vrchlabí con los albergues “Friesovy boudy” y “Luční bouda”.

En el trayecto de 22 kilómetros de distancia degustarás la original cerveza elaborada en cuatro cervecerías distintas. Otra excursión de las mismas carecterísticas te espera en otra espléndida cadena montañosa, en Beskydy. Ya puedes ir ilusionándote con los pintorescos pueblitos y pequeñas villas con restaurantes típicos, con los monumentos históricos y naturales, y sobre todo con ocho cervecería integradas en la llamada Ruta de la cerveza de Beskydy (Beskydská pivní stezka).

Si piensas visitar Vysočina, concretamente Jihlava, la ciudad más grande de la región, no deberías olvidar la existencia del Sendero didáctico de la elaboración de la cerveza (Pivovarská naučná stezka) que te informará, en doce paneles informativos, sobre la historia de esta ciudad real, y también sobre la tradición local de la elaboración de la cerveza. La Ruta de la cerveza del poeta Petr Bezruč (Pivní stezka básníka Petra Bezruče), es idónea para los ciclistas, que tendrán la oportunidad de hacer una bonita excursión de 28 kilómetros, desde las afueras de Brno hasta la puerta de la cervecería Černá Hora.