martes , 21 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Yo estuve allí ›› Internacional ›› El arte en Florencia, promueve al turismo todo el año
Panorámica desde Piazzale Michelangelo al Ponte Veccio y el Río Arno.

El arte en Florencia, promueve al turismo todo el año

Por Fabiana Chércoles.

La visita se centra en dos espacios de la ciudad: el centro religioso: la Piazza del Duomo y el centro político: la Piazza Della Signoria.

SONY DSC
La iglesia Santa Maria Novella y su fachada del siglo XV.

Ciudad atravesada por el Río Arno, contiene 370.0000 habitantes aproximadamente y recibe más de ocho millones de turistas al año. La estación de tren es la principal entrada a la ciudad. Lo bueno es que de aquí podrás caminar para comenzar a recorrer los puntos más turísticos de Florencia.

Próximo a la Estación, del otro lado de la plaza “Stazione”, se encuentra la Iglesia Santa Maria Novella. Obra del racionalismo italiano, realizada en armonía el ábside y el campanario. La iglesia del siglo XIII, tiene una armoniosa fachada del siglo XV. Inspirada en los motivos decorativos de mármol blanco y piedra verde típicos de la tradición clásica florentina.
El edificio tiene un altísimo campanario gótico visible de lejos. El interior es gótico, con tres naves; se destacan: la Capilla Strozzi con la serie de frescos del Ghirlandaio y el famoso Crucifijo de Giotto. Delante de Santa Maria Novella se halla una gran plaza, del mismo nombre, donde antes los dominicos propietarios de la iglesia, predicaban a las masas de fieles.
Hoy la plaza es muy tranquila. Muy cerca de allí por Via de Panzani, se llega a uno de los monumentos mas tradicionales de Florencia lo que llamamos “El Duomo”.

SONY DSC
El Duomo, o Iglesia Santa Maria de Fiore, o Cattedrale di Santa Maria di Fiore.

 

batisterio doumo
El baptisterio de San Juan que fue la antigua catedral de los florentinos.

En sí es el casco histórico religioso. Si hay que fijar un punto de referencia es el Duomo, o Iglesia Santa Maria de Fiore, o Cattedrale di Santa Maria di Fiore es una de las Iglesias mas grandes del mundo cristiano. Su inmensidad despierta admiración a los turistas. Domina en su construcción, el gótico de líneas simples tan propio de Florencia.
Fue comenzado en el siglo XIII por Arnolfo de Cambio. La fachada está inspirada en las líneas de los flancos y data casi de fines del siglo pasado. El interior está dividido en tres naves de gran amplitud. La cúpula esta sostenida por un vasto octógono al que se le adosa los cruceros y el ábside. La Cúpula es un sello característico de su autor Brunelleschi, (1436) y de toda Florencia por su gran tamaño, unos 45 mts de diámetro. Compuesta por un tambor ochavado (poligonal) que es en realidad un octógono con ocho óculos (grandes ventanas circulares). De cada ángulo del octógono parte un nervio que converge en la linterna, la cual también es poligonal y consta de ocho aberturas angostas y altas de medio punto, coronadas por un cono que sostiene el orbe y la cruz.
Brunelleschi, la diseñó con la idea de superar los más grandes edificios de la Grecia y de la Roma Imperial. El interior de la cúpula está cubierta por frescos con temas del Juicio final por Vassari y Zuccari y se destaca una de las Piedades inconclusas de Miguel Ángel.entrda principal del doumo
El resto del interior vale la pena, porque hay imágenes pictóricas que armónicamente caracteriza la sobriedad. En la cripta, se encuentran los restos de lo que fue la primer catedral de Firenze, es decir los últimos elementos de la Santa Retarata. Se calcula del siglo XIV.
Subir los 436 escalones para llegar a la cúpula es agotador, pero la vista que se tiene de la ciudad es única.

Junto a la Catedral se encuentra “El campanario” conocido como Campanario de Giotto, Campanile di Giotto, revestido de mármol, verde, blanco y rosa, tiene 85 mts de altura, por la elegancia de sus líneas es llamado “lirio de Florencia”, fue creación de Giotto. Es de estilo gótico y está revestido en mármoles rosados, blancos y verdes y junto a este el baptisterio de San Juan que fue la antigua catedral de los florentinos.

El espíritu de Florencia vive en este conjunto arquitectónico donde fue bautizado Dante Alighieri. Fue levantado durante los siglos IV al X. Armoniosamente dispuesto comulga con los otros edificios religiosos con los mármoles blancos y verdes, característica del gótico toscano.

Las Puertas de bronce son un capítulo aparte, tienen relieves increíbles, la puerta Norte la ejecutó Ghiberti, al igual que la puerta frente al Duomo. Pero esta, es la mas famosa por ser la más impresionante, es su obra maestra y se la llama “Puerta del Paraíso”. SONY DSC
En el interior, se destacan los mosaicos que cubren la cúpula, una maravilla del siglo XIII. Hay escenas del Génesis, de la historia de San José, de la Vida de Cristo y de la de San Juan Bautista; sobre el ábside el Juicio Final.

SONY DSC
Caminando por la Vía dei Martelli, llegamos a la Iglesia de San Lorenzo, que fuera la parroquia de los Médicis.
SONY DSC
Capillas Mediceas (Medicce).

Los Medici, una dinastía.
Nos alejamos unos metros para comenzar a disfrutar del legado de los Medici, la familia florentina que dominó la escena política de Florencia durante más de tres siglos, desde el XV al XVIII.
Caminando por la Vía dei Martelli, llegamos a la Iglesia de San Lorenzo, que fuera la parroquia de los Médicis. Su fachada está inconclusa, fue construida por Brunelleschi en el siglo XV. Constituye uno de los mayores ejemplos en el mundo del equilibrio y principios racionales del renacimiento florentino.
Todos los artistas al servicio de la iglesia, esto se manifiesta también en su interior, por ejemplo: el púlpito fue realizado por Donatello. Las capillas donde se destaca la capilla de Martelli, fue decorada con un cuadro de Filippo Lippi, “La Anunciación”. Aquí se encuentran las tumbas de la familia. Una geometría perfectamente renacentista por donde se vea, la Sacristía Vieja de planta cuadrada y cúpula semi-hemisférica, planificada por Brunelleschi y decorada por Donatello. Es un espacio que no te aplasta ni te produce vértigo, sino que se desarrolla racionalmente haciéndote sentir el centro del universo.
A espaldas de esta iglesia, se encuentran las Capillas Mediceas (Medicce). Están anexadas al edificio de la iglesia. En la parte superior se encuentra la Capilla de los Príncipes, de planta octogonal, revestida en mármoles polícromos y piedras duras. La inferior o Sacristía Nueva o capilla sepulcral de los Médicis fue realizada por Miguel Ángel. Utilizó planta cuadrada y cúpula a casetones radiantes. Las tumbas mediceas (1520 aprox.) se hallan integradas por: El sepulcro de Lorenzo, duque de Urbino, acompañado por las figuras de la “Aurora” y el “Crepúsculo” y el de Juliano, duque de Nemours, flanqueado por las de la “Noche” y el “Día”. Las figuras masculinas están inconclusas. Completa también este conjunto de esculturas la “Virgen con el Niño”, obra de Miguel Ángel.

La Residencia más grandiosa de renacimiento.
Los órdenes clásicos también fueron adaptados a las nuevas necesidades de esta arquitectura realizada para una sociedad aristocrática y refinada. Los castillos se van reemplazando por palacios, que se pueblan de ventanas abiertas a la ciudad. Un claro ejemplo de palacio renacentista, que aun se mantiene en pie es el Palacio Medici-Riccardi.  Fue diseñado por Michelozzo para Cosme de Medicis, en 1444, luego pasó a los Riccardi y de ahí su nombre. Tiene tres plantas dispuestas en un volumen marcadamente cúbico.

La planta inferior de mayor altura que las demás, tiene menos ventanas, un fuerte almohadillado rematado por una gran cornisa. Sobre ella el piso principal o “plano nobile” con ventanas dispuestas regularmente y un almohadillado mas suave.
La tercera planta, más baja que las otras, repite el aventanamiento que el plano nobile con un almohadillado apenas dibujado. En el interior se destaca un patio o “cortile” rodeado de pórticos o “loggias”. El jardín con diferentes esculturas, es una muestra de la belleza que fue en el siglo XV. En el primer piso, se accede a la Capilla Palatina pintada enteramente al fresco por Gozzoli y considerada la más representativa del Renacimiento.

SONY DSC
En la Galería de la Academia de Bellas Artes (Galleria dell´Accademia): se encuentra la obra más admirada, el “David”, realizado por Miguel Ángel a partir de un trozo de mármol considerado inservible.

Continuando por Via Ricasoli, se encuentra la Galería de la Academia de Bellas Artes (Galleria dell´Accademia): es famosa por la sala dedicada a Miguel Ángel; esta contiene cuatro esbozos de Prisioneros que estaban destinados a la tumba de Julio II, la “Piedad de Palestrina” (inconclusa) y la obra más admirada, el “David”, realizado por Miguel Ángel a partir de un trozo de mármol considerado inservible.
Para entrar deberás hacer colas largas, de hora u hora y media, depende de la época del año que vayas. Además, por supuesto, la entrada es con costo de 7 € aproximadamente. Yo te recomendaría que saques las entradas por Internet que eviten colas, sobre todo si vas en temporada alta. Es más costosa, pero el tiempo es oro para conocer otros lugares.

Sin lugar a dudas, si no entiendes nada de arte, este lugar no debe faltar en tu viaje por Florencia. El David te deja pasmado. Su altura, su perfección y su historia contribuirán al respeto mayor por su autor Miguel Ángel que tenia tan solo 26 años cuando lo realizó.

SONY DSC
Convento y Museo de San Marcos.

En las cercanías, se encuentra la plaza de la Anunciación (Annunziata), diseñada por Brunelleschi, al igual que el Hospital de los Inocentes y, considerada como la más perfecta de la ciudad.

Próximo se encuentra un grupo edilicio dedicado a San Marcos: El Convento y Museo de San Marcos. Concentra la obra fija de Fray Angélico, uno de los precursores de la pintura renacentista. El claustro está decorado con frescos y desde allí se abren las salas del convento, que contienen numerosas obras como “La Crucifixión” y “El Juicio Final”. La obra continúa en el primer piso en las celdas de los monjes.


La Piazza Della Signoria, es un museo al aire libre.

El centro político de Florencia se estableció en otro punto estratégico: la Piazza Della Signoria.
El David adornó durante muchos años la plaza de la Signoria, pero por el deterioro fue retirado de la misma y reemplazado por una réplica. A unos 700 mts del Duomo, esta plaza y sus alrededores, serán un centro turístico importante que deberás desmenuzar.

SONY DSC
Piazza Della Signoria.

Plaza de la Señoría se abrió entre los siglos XII y XIV. Frente a ella se levanta el Palacio Viejo (Palazzo Vecchio) y las tres grandes arcadas de la “Loggia della Signoria” o de “Orcagna” o “dei Lanzi”. Ésta contiene una colección de esculturas de primer orden, entre las que sobresalen “El Perseo” de B. Cellini y el “Rapto de las Sabinas” de Giambologna. La plaza se complementa en su ambientación con otros grupos escultóricos tales como la estatua ecuestre de Cosme I de Giambologna, la Fuente de Neptuno, y el Grupo de “Hércules venciendo a Cacus”.
Mucha gente se junta aquí, no solo los turistas, además es un referente punto de encuentro.

SONY DSC
El Palacio Viejo (Palazzo Vecchio).

El Palacio Viejo (Palazzo Vecchio): Es el principal monumento civil de Florencia, fue levantado entre los siglos XIII y XIV por el arquitecto Arnolfo de Cambio. Representa la transición arquitectónica del gótico al renacimiento más austero. Está coronado por una magnífica torre (punto panorámico sobre el centro político a los 94 m de altura).
En el interior se destacan en particular, el Patio de ingreso o Cortile, profusamente decorado con estucos y frescos; contiene la Fuente del Ángel con el Delfín hecha por Verrocchio. En el primer piso se halla el vastísimo Salón de los Quinientos decorado con enormes murales sobre las batallas ganadas por los florentinos (obra de Vasari y su escuela-colaboradores) y las esculturas de las “Hazañas de Hércules”. En el nicho frontal se encuentra la Vitoria” de Miguel Ángel.

De este Palacio podes llegar a otro Palacio, el de los Uffizi. Donde se encuentra el Museo más importante de Florencia, Galería de los Oficios (Galleria degli Uffizi). Aquí se puede apreciar la más amplia colección del arte italiano del mundo, por ejemplo en las Salas 10 a la 14 se destaca Botticelli con: El “Nacimiento de Venus” y la “Alegoría de la Primavera” y salas 15 y 16 con la “Adoración de los Magos” y la “Anunciación”, de Leonardo.

En las calles de Firenze, podrás ver muchos mas palacios, fueron construidos por las familias mas prestigiosas de la ciudad, y cada una quería superar a sus rivales.

Muy cerca, caminando unas pocas cuadras del Palacio Viejo se encuentra la Iglesia de Santa Croce. Es la iglesia franciscana más grande del mundo; y en Florencia sólo es superada en tamaño por la Catedral. Su construcción comenzó en 1294, en el mismo lugar donde años antes se había construído una pequeña capilla para conmemorar la muerte de San Francisco de Asís. Al finalizar la construcción de la Iglesia de Santa Croce, el estandarte de los dominicos, la Iglesia Santa María Novella, pasó a un segundo plano.

Iglesia Santa Croce.
La Iglesia Santa Croce es la iglesia franciscana más grande del mundo.

Aunque su interior no es tan llamativo como el de Santa María Novella, las esculturas y las pinturas que adornan sus paredes tienen un alto valor. En sus capillas podrás ver frescos de artistas como Giotto, Brunelleschi o Donatello. Pero hay algo muy importante que caracteriza a Santa Croce y son las casi 300 tumbas que hay en la iglesia. Es el Panteón de Florencia, en sus lápidas se pueden ver distintas fechas entre los siglos XIV y XIX. Algunos de los personajes más conocidos que reposan en Santa Croce son Galileo Galiei, Maquiavelo, Lorenzo Ghiberti o Miguel Ángel.
La Plaza de Santa Croce, es un lugar muy frecuentado por artistas callejeros y se desarrollan diversas actividades a lo largo del año. A pocos metros se ubica la Biblioteca Nacional.

SONY DSC
Por el centro de la ciudad pasa el Río Arno donde se encuentra el famoso Ponte Vecchio.

Por el centro de la ciudad pasa el Río Arno. Sobre el río se encuentra el Ponte Vecchio, construido en madera en sus comienzos, y en el año 1345, fue reconstruido en piedra. Este puente tenía una feria de venta de pescados, cuando llegó Cosme I de Medici, no quería sentir ese olor en la zona, es así que decidió que estuvieran joyeros, que atraían más dinero.
Todo el que visite Florencia debe fotografiar este puente, es una de las imágenes clásicas. Es el más antiguo de la ciudad, representa el romanticismo de Florencia y fue salvado del bombardeo de la segunda guerra mundial. Hoy está poblado de pintores y en sus negocios se ofrece al turista orfebrería y joyería florentinas.

SONY DSC
Palacio Pitti, el más monumental palacio florentino, diseñado por Brunelleschi.

A través del puente se accede al Palacio Pitti, el más monumental palacio florentino, diseñado por Brunelleschi y después ampliado. Alberga actualmente la Galería Palatina, el Museo de la Platería y la Galería de Arte Moderno. Se destacan la Galería Pitti o Palatina y en especial, la Sala de Venere o Venus, con la “Bella” de Tiziano. La Sala de Apolo, con el “Caballero” de Tiziano. La Sala de Marte, con los “Cuatro Filósofos” de Rubens. La Sala de Júpiter, con la “Velada” de Rafael. La Sala de Saturno destaca también a Rafael con las Madonnas del “Granduque” y “della Seggiola”.

Si tomás un bus turístico con el sistema “Hop on y Hop off”, el cual permite bajar y subir del transporte todas las veces que lo prefiera, podrás recorrer del otro lado del puente, todo un sector con grandes jardines y parques verdes. Jardines de Boboli “Giardino di Boboli”: Se extienden detrás del palacio como típicos jardines toscanos; se los recorre por lo menos hasta la Fuente de Neptuno, desde la que se tiene un punto panorámico de ellos y el Palacio, en el Barrio de Oltrarrno.

Piazza Michelangelo.
Piazza Michelangelo.

Piazzale Michelangelo es una plaza que está en la parte alta de la ciudad. El lugar perfecto para terminar enamorados de Florencia. Un mirador, que te permitirá ver toda la ciudad, y si es cuando cae el sol, muchísimo mejor.

Caminando o en bus, no podes dejar de visitar esta colina natural donde se observa esta increíble vista panorámica. Para llegar se necesita una caminata de 20 minutos cuesta arriba. Pero el esfuerzo vale la pena.

En el centro de la plaza, hay una réplica en bronce del David de Miguel Ángel, flanqueado por cuatro esculturas, réplicas de “La Noche”, el “Día”, la “Aurora” y el “Crepúsculo”. Además, hay bares y restaurantes para descansar con un café o una botella de agua.SONY DSC

Florencia es agotadora, como todo el norte de Italia, la mejor opción es volver a visitarla, auque sea para degustar la pizza margarita.

Fotos: Ricardo Seronero.