jueves , 19 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› POLÍTICA ›› El desendeudamiento de Misiones resulta clave para la buena administración de los recursos

El desendeudamiento de Misiones resulta clave para la buena administración de los recursos

El saneamiento de las cuentas públicas iniciado en 2003 y el proceso de desendeudamiento que encaró el gobernador Maurice Closs en 2007,  permiten a Misiones sortear en calma las turbulencias económicas.

La deuda se redujo en relación con el Presupuesto y la desdolarización de las obligaciones convierte a la Provincia en una de las que menos impacto tendrá por la devaluación del peso. En cambio, otros gobernadores que no pararon de emitir deuda para cubrir sus obligaciones y hasta gastos corrientes, como ocurrió aquí en la década de los 90, se ven seriamente comprometidos y trasladan la carga a los ciudadanos.

DCS 001El caso más grave es el del alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, uno de los que todavía mantiene aspiraciones presidenciales. Es uno de los mayores emisores de deuda con ajuste “dollar linked” con US$ 760 millones lanzados desde octubre de 2012.

La última emisión se hizo el miércoles de la semana pasada por US$ 146 millones, cuando el tipo de cambio oficial era de $ 7,14. A las pocas horas, la ciudad de Buenos Aires ya debía un 12 por ciento más por la suba a 8 pesos del dólar oficial. La falta de previsión les cuesta a los porteños 17 millones de dólares en 24 horas.

El 20 de diciembre la Ciudad lanzó el equivalente a US$ 133 millones con ajuste al tipo de cambio oficial. En este caso la pérdida para los porteños fue aún mayor.

La ciudad de Buenos Aires, es una de las más endeudadas con la particularidad de que más del 90 por ciento de las exigencias está en dólares. El contraste es notable con Misiones, que no ha salido a tomar deuda y desde 2003 reduce sus pasivos.

En 1999 el stock de deuda era de 740,8 millones de dólares y apenas de 172.360.000 en pesos. En 2007, después de la devaluación de 2002 y la pesificación, ascendía a 3.216 millones de pesos, lo que equivalía a 1,3 veces el presupuesto de aquel año.

Ahora, con la nueva devaluación, la deuda asciende a 3.654 millones, pero es apenas el 21 por ciento del presupuesto total y solo hay 38 millones de dólares. Así, el manejo de los compromisos de deuda tiene un mínimo impacto en las finanzas por la devaluación.

Otros distritos que emitieron deuda en dólares atada al tipo de cambio oficial cuentan con ingresos que varían con el dólar, como las regalías petroleras, como el caso de Chubut o Mendoza, por ejemplo. En cambio, la ciudad de Buenos Aires se endeudó por alto monto y sin cobertura ante el nuevo escenario.

A lo único que puede apelar Macri para conseguir financiamiento es a nuevas deudas o a aumentar su recaudación de impuestos a través de los contribuyentes, que sufrirán con la suba de tasas.

Otra provincia complicada es Córdoba, que tiene una deuda de 7.512.101.561 dólares, lo que representa el 56,78 por ciento del total.

En 2014, debe pagar vencimientos por unos US$ 360 millones. La suba de la divisa ya exige 550 millones de pesos extras. Por cada 10 centavos que suba el dólar oficial, harán falta 40 millones de pesos más. Las exigencias equivalen a casi la totalidad de lo que la Provincia planea recaudar este año por el impuesto Automotor o casi la mitad de la recaudación prevista del Inmobiliario. Desde noviembre la deuda cordobesa subió unos 1.400 millones de pesos por el tipo de cambio, llegando a casi 14.300 millones. La devaluación sumó unos 600 millones de pesos más a la cuenta que deberán pagar todos los cordobeses.

La sana administración llevada adelante en Misiones permite no sólo un manejo responsable de la deuda pública, sino que ésta tenga una incidencia menor en el manejo de los recursos, incluso para futuros gobernantes.

El presupuesto para 2014 es de 16.838 millones de pesos con una deuda de 3.600 millones, que equivale a 0,2 veces el presupuesto. El 90 por ciento de la deuda está hoy en manos de la Nación, lo que también otorga previsibilidad en los futuros acuerdos.

Eso permitió que el Estado misionero, a través de su recaudación propia y los ingresos federales pueda decidir inversiones y administrar prioridades. Por ejemplo, la masa salarial aumentó de 1.079 millones en 2007 a 5.169 millones a fines de 2013, con un crecimiento de 379 por ciento, muy por encima de la tasa de inflación registrada en ese período. Esos recursos se vuelcan mayoritariamente al consumo en Misiones, lo que retroalimenta la economía. Otras provincias tuvieron que emitir deudas o, como Corrientes, paga los sueldos por tramos. En Misiones, el último día del mes, los salarios están depositados, al igual que el aguinaldo.

Видеорегистраторы Best Electronics. Авторегистраторы. Автомобильные видеорегистраторы. Автовидеорегистраторы. сколько стоит закись азота такие