domingo , 22 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Destacada ›› Emotiva ceremonia en Traslasierra, Córdoba. Una multitud participó de la beatificación del Cura Brochero

Emotiva ceremonia en Traslasierra, Córdoba. Una multitud participó de la beatificación del Cura Brochero

image_1Con el marco imponente de las Altas Cumbres y ante una multitudinaria concurrencia, se realizó la ceremonia de beatificación del Cura José Gabriel Brochero, la que fue presidida por el enviado papal Cardenal Angelo Amato y de la que tomaron parte altas autoridades provinciales encabezadas por el Gobernador José Manuel de la Sota, la vicegobernadora Alicia Pregno y los integrantes del gabinete provincial, entre ellos el presidente de la Agencia Córdoba Turismo Gustavo Santos.

Asimismo estuvieron presentes, el Arzobispo de Córdoba Carlos Ñañez, el de Santa Fe José María Arancedo, junto a autoridades eclesiásticas y gran número de sacerdotes y religiosas, así como familiares directos del Cura Brochero y de Nicolás, el niño del milagro que abrió el camino de la santidad del Cura Gaucho.

La ceremonia- que se extendió por poco más de dos horas y media- tuvo momentos de gran emoción entre los fieles, con la bendición y posterior homilía del Cardenal Amato, la solicitud de registro del nuevo Beato formulada por el Arzobispo Ñañez, la lectura de la Carta Apostólica enviada por el papa Francisco, la breve y expresiva alocución del Gobernador De la Sota y las sentidas palabras del Obispo de la Diócesis de Cruz del Eje, Santiago Olivera.

image_2Un escenario imponente.
El rito de la beatificación se inició a las 09:55 con el ingreso del Cardenal Ángelo Amato, acompañado por los celebrantes, al enorme altar erigido en el predio de Cristo Blanco en Villa Cura Brochero, en el marco del operativo de seguridad coordinado por la Policía de la Provincia de Córdoba.
En una mañana fría y de cielo cubierto, Amato presidió la celebración desde un altar en el que se destacaban una enorme cruz blanca a la izquierda y una imagen del Cura Brochero a la derecha. Los fieles -que comenzaron a llegar al predio desde el viernes- no perdieron detalle alguno de la misa, gracias a pantallas gigantes instaladas en distintos puntos del terreno.

Cardenal Amato: “Brochero fue un hijo de su pueblo, consagradototalmente a su pueblo”.
El Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos Cardenal Ángelo Amato tuvo a su cargo la lectura de la Carta Apostólica del Papa Francisco que declara Beato del Venerable Siervo de Dios José Gabriel del Rosario Brochero y que dispone que su fiesta se celebre el 16 de marzo de cada año.
Amato pronunció luego -en perfecto español- una extensa semblanza de la vida de Brochero, destacando su dedicación a los fieles, su lenguaje llano, su capacidad como comunicador, su profundo conocimiento del evangelio, su tarea en la conversión de almas y su amor por los pobres.
Es de señalar que además de una sentida carta, el papa Francisco enviará una campana como obsequio a Villa Cura Brochero, con motivo de la beatificación del Cura “Pastor con olor a oveja”, según un video proyectado en la ceremonia.

José Manuel De la Sota: “Cada tierra tiene los hombres y santos que se merece”.
El Gobernador de la Provincia de Córdoba, quien presenció todo el rito de beatificación desde la primera fila, subió al altar para pronunciar un breve mensaje: “Cada tierra tiene los hombres y santos que se merece. Y qué lindo que Brochero haya nacido en Córdoba. Y más lindo aún que nos siga acompañando en la fe y con su ejemplo inquebrantable de lucha para llevar a los pobres educación, trabajo, progreso, felicidad.”
“Demos gracias a nuestro querido papa Francisco – el papa de los pobres, el papa de la Paz- por conceder la beatificación de nuestro amado Cura Gaucho y que sea el paso inmediato de su santificación. Que así sea. Demos gracias a Dios”, concluyó.

Gustavo Santos: “Villa Cura Brochero se convierte en un pequeño Asís”.
Por su parte, luego de la ceremonia, el presidente de la Agencia Córdoba Turismo Gustavo Santos, destacó en declaraciones a los medios de prensa “la enorme concurrencia a la ceremonia, por parte de peregrinos llegados de distintos puntos del país, e incluso de países vecinos” y expresó su deseo que Villa Cura Brochero se convierta en lugar de peregrinación: “Villa Cura Brochero, a partir de este acontecimiento se trasforma en una pequeña Asís y está llamada a convertirse en un hito del turismo religioso en nuestra provincia y en el país.”

Minutos antes de las 13:00, con el ingreso de los jinetes al predio, tuvo su cierre la ceremonia y el inicio de la desconcentración de los miles de fieles.