viernes , 15 diciembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Sabores, Aromas y Colores ›› En el ciclo de encuentros “Del Territorio al Plato” se desarrolló el Conversatorio “Alimentos Regionales y Turismo”
En el ciclo de encuentros “Del Territorio al Plato” se desarrolló el Conversatorio “Alimentos Regionales y Turismo” .

En el ciclo de encuentros “Del Territorio al Plato” se desarrolló el Conversatorio “Alimentos Regionales y Turismo”

En el marco del ciclo de encuentros “Del Territorio al Plato” se desarrolló el Conversatorio “Alimentos Regionales y Turismo” del que participó el Lic. Sergio Rodríguez Abitia, un reconocido especialista en Turismo de México, que contó cómo fue que su país logró que la Comida Mexicana fuera declarada Patrimonio de la Humanidad. El evento fue organizado por la Fundación ArgenINTA y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y contó, además, con la participación de Cdor. Horacio Reppucci, Secretario de la Cámara Argentina de Turismo, la Ing. Agr. Claudia Bachur, referente del programa Del Territorio al Plato, y el Ing. Agr. Hugo García, director ejecutivo de la Fundación ArgenINTA.

Cdor. Horacio Reppucci, Secretario de la Cámara Argentina de Turismo.

Ante todo, Abitia resaltó la importancia de vincular a los operadores turísticos con los productores y de que el turismo acerque al productor y el turista.
“Durante años nos esforzamos en producir cocina internacional en vez de local”, contó. “Pero ahora la tendencia mundial es a comer lo local, y así diversificar la producción. El turismo es su vidriera”.
Dijo que “la clave del destino es crear actividades con experiencias gastronómicas en las que se pueda observar, degustar y preparar”. Y advirtió que “no hay experiencia culinaria real sin un mercado con productores y productos locales”.
“Hay que desarrollar experiencias gastronómicas rentables. Adaptar y crear instalaciones para que la gente pueda hacerlo y diseñar espacios para participar”, agregó.

En cuanto al caso de México, Abitia explicó que ellos encontraron la importancia en la experiencia gastronómica mezclada con el turismo. En donde la comida es un atractivo. Empezaron a implementar que el turista experimente la cocina. Mientras más local, más auténtica. Eso creó una diferencia competitiva.
Y contó que cuando la Comida Mexicana fue declarada Patrimonio de la Humanidad, ellos se comprometieron en rescatarla, salvaguardarla y difundirla, ya sea a través de ingredientes, recetas y prácticas agrícolas y ceremoniales; informando al público, dando cursos y enseñando a las nuevas generaciones.

Conversatorio “Alimentos Regionales y Turismo”.

Sergio Rodríguez Abitia es licenciado en turismo con una trayectoria de 35 años en el sector. Es miembro del Consejo Asesor del Conservatorio para la Cultura Gastronómica de México y vicepresidente para las Américas de la Organización Internacional de Turismo Social y titular de la cátedra de turismo y patrimonio cultural en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Sobre “Del Territorio al Plato”
“Del Territorio al Plato” busca compartir con el público el trabajo en la producción de alimentos que llevan adelante los productores familiares, las técnicas productivas, las tradiciones culinarias y saberes locales que hacen a la identidad de cada territorio. En las distintas regiones del país, la elaboración de alimentos se encuentra al resguardo de los emprendedores familiares, quienes a través de su trabajo, elaboran alimentos con una gran impronta artesanal y actualizan las prácticas propias de cada lugar.
Es así como los alimentos y las cocinas regionales reflejan un mosaico de identidades y saberes locales, que se plasman como un vínculo entre el campo y la mesa de las familias. La investigación, difusión y promoción de las cocinas regionales son una muy buena manera de poner en valor los productos representativos de cada territorio y posicionarlos dentro y fuera del mismo, articulando la agricultura, el comercio, la cultura y el turismo. De este modo, se busca generar nuevas oportunidades comerciales para los productores familiares y promover la inserción de sus productos en circuitos de comercialización más amplios y su consumo en otras regiones del país.

Sobre el INTA y la Fundación ArgenINTA
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA, en sus casi 60 años de existencia ha acompañado el desarrollo de la producción agropecuaria, los productores y las comunidades rurales, tanto a través de la investigación agropecuaria y agroindustrial como por medio de la extensión rural. Cuenta con una red de Estaciones Experimentales y Agencias de Extensión distribuida por todo el país y en permanente contacto con sus habitantes.

ArgenINTA es una entidad sin fines de lucro que tiene como objetivo promover el desarrollo humano sustentable, contribuyendo en la investigación agropecuaria y agroindustrial con acciones dirigidas a la mejora de la calidad de vida. Para ello trabaja por si misma o en articulación con instituciones privadas y públicas. A su vez, asiste al INTA y actúa como agente de desarrollo en los territorios a través de múltiples herramientas económicas y tecnológicas.

Más información: www.inta.gob.ar y www.argeninta.org.ar