Viernes , 18 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› +CULTURA ›› En Jujuy hasta el Día de Reyes, niños y adolescentes bailarán y cantarán para adorar el nacimiento de Jesucristo
En Jujuy hasta el Día de Reyes, niños y adolescentes bailarán y cantarán para adorar el nacimiento de Jesucristo.

En Jujuy hasta el Día de Reyes, niños y adolescentes bailarán y cantarán para adorar el nacimiento de Jesucristo

Jujuy se llena del espíritu navideño, con los de niños adoradores de pesebres. En todos los barrios de la ciudad, familias se organizan para confeccionar magníficas escenas del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que son adoradas por grupos de amigos y vecinos.

995351_10208171399186761_390936924060159091_nEn el centro de la ciudad, hay en exposición diversos pesebres para la contemplación y admiración de turistas y peatones. Pero hay dos que se pueden destacar, uno por su tamaño a estaca real en la Vieja Estación de Trenes y otro por estar en el Cabildo.

El primero, es un pesebre gigante que recrea la escena del pesebre de Belén, en el ingreso al centro cultural “Manuel Belgrano” (ex estación de trenes), que será expuesto hasta el 7 de enero próximo.

La particularidad de este pesebre además de su tamaño, es que los reyes magos están caracterizados como coyas, con chulos, ponchos y ojotas. Además, entre los animales puede contemplarse unos ejemplares de llama cuyo pelaje es de lana real.

Las piezas en exposición, son además la invitación a ingresar al salón del centro cultural “Manuel Belgrano”, donde se está desarrollando hasta el 22 de diciembre la “V Estación Navidad”, una propuesta cultural y de exposición de artesanías , donde la familia puede recrearse y también llevar a casa algún adorno u obsequio.

12438969_10208171398346740_3886980750838546944_nLa “Estrella Azul”
El segundo pesebre para admirar, llamado “Estrella Azul”, está a cargo de la Policía de la Provincia y, se encuentra en la galería del histórico Cabildo emplazado sobre calle Belgrano, entre Sarmiento y Gorriti.

Este pesebre celebrará el próximo año sus primeros 20 años, fue fundado en 1994 por el departamento de Personal de la fuerza. Primero comenzó con el armado de un pequeño pesebre, pero con los años fue creciendo y en 2006 éste se abrió a la comunidad.

“Estrella Azul”, siguió consolidándose y recibiendo el respaldo de los entonces jefe de Policía Rolando Yapura y, obispo diocesano de Jujuy, Marcelo Palentini, en 2007 la Policía institucionalizó esta costumbre, realizando una ceremonia de inauguración y participando con un grupo de niños adoradores (hijos, nietos y sobrinos de miembros de la Policía), de distintas actividades propuestas en nuestra ciudad.

Patrimonio jujeño
En San Salvador de Jujuy, los Pesebres, los niños adoradores y las bandas de música que los acompañan, fueron declarados Patrimonio Cultural Intangible de la ciudad por el Deliberante local, a través de la ordenanza Nº 6423/12. Los ediles, consideraron que estas manifestaciones culturales “son parte de una profunda costumbre y tradición popular que año a año se enriquece y se transmite a través de las familias, de los niños adoradores, los músicos y las distintas instituciones que organizan las más diversas actividades, vinculadas con la preservación de esta tradición”. Considerando además a “los pesebres familiares una expresión de la cultura viva de nuestra región, que durante todo el mes de diciembre recorren los distintos barrios de nuestra ciudad transmitiendo el espíritu navideño dando muestra de una profunda fe y tradición cultural”.

Los orígenes
La fe de nuestro pueblo se destaca año tras año a través de distintas expresiones culturales de devoción, así podemos pensar en la larga procesión que realizan los devotos de la Virgen de Punta Corral, hasta el cerro homónimo; o el toreo de la vincha en Casabindo por la Virgen de la Asunción; o el mes de peregrinación mariana hacia el Santuario de Nuestra Señora de Río Blanco y Paypaya; y así podríamos seguir nombrando infinidad de muestras de devoción del pueblo jujeño.

En este sentido, los pesebres y los niños adoradores con sus bandas de música, se suman con sus vestimentas coloridas, sus danzas y sus cantos para adorar a los pesebres familiares y de las iglesias.

Si bien se sabe que éstas manifestaciones culturales comenzaron en la Quebrada y la Puna, no se sabe a ciencia cierta cuándo comenzaron a realizarse, pero hay algunos muy grandes en nuestra ciudad que llevan realizándose desde hace más de cien años, como el pesebre de la familia Tolaba en avenida Mosconi del barrio Chijra.

Cuenta la historia que en 1885 Toribio Tolaba, un empleado municipal y jardinero de nuestra ciudad, decidió crear el pesebre con un niñito Dios originario de Cuzco. Originalmente don Toribio vivía sobre calle San Martín, donde más tarde fue fundada la Casa de Gobierno.

Luego, la familia Tolaba se trasladó un par de veces hasta que en 1935, don Toribio se instaló definitivamente a un costado del arroyo Los Suspiros, donde además se levantó una pequeña capillita para el pesebre.

Este pesebre sigue en vigencia gracias a los nietos y biznietos de la familia.