martes , 26 septiembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› +CULTURA ›› En la Feria del Libro 2016 en Mendoza, se presenta “Secretos de la Mendoza traspapelada”, por Rodolfo Braceli
En la Feria del Libro 2016 en Mendoza, se presenta “Secretos de la Mendoza traspapelada”, por Rodolfo Braceli.

En la Feria del Libro 2016 en Mendoza, se presenta “Secretos de la Mendoza traspapelada”, por Rodolfo Braceli

La Feria del Libro 2016 está dedicada al poeta, dramaturgo, cuentista, ensayista, periodista mendocino. Este miércoles 14, a las 20, en la sala Vilma Rúpolo del espacio Julio Le Parc, disertará sobre “Secretos de la Mendoza traspapelada”.

Rodolfo Braceli relatará historias referidas a varios mendocinos famosos que define como esenciales en la vida cultural y artística de la provincia. Algunos famosos, ignotos, muchos olvidados.

Lo presentará el poeta Juan López, director de la Colección Literaturas de la Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo (Ediunc), que publicó el año pasado el título más reciente de Braceli: El hombre de harina y otros relatos agradecidos. La edición incluye ilustraciones del gran grabador Sergio Sergi y un análisis de Sergio Hocevar sobre la relación entre la palabra y la imagen.

La obra de Rodolfo Braceli es intensa, extensa y única. Periodista de raza, reconocido maestro de la entrevista y notable poeta, creó un estilo que funde el rigor periodístico con la aventura literaria. No hay obra de Braceli sin estos cruces entre la palabra anclada en un aquí y un ahora y la voz íntima, necesaria, crítica y esperanzada a la vez.

Feria del Libro 2016 en Mendoza.
Feria del Libro 2016 en Mendoza.

En este tributo Braceli nos entrega historias de personajes conocidos por todos, como Antonio Di Benedetto, Nicolino Locche, Joaquín Lavado (Quino), Tejada Gómez, Ángel Bustelo, Víctor Legrotaglie, Luis Politti, Mercedes Sosa, Leonardo Favio y de personajes casi desconocidos y olvidados por todos, como Humberto Crimi, Néstor Vega, Gildo D’Accurzio, Jorge Bonnardel, Ricardo Tudela, Eusebio Guiñez, David Eisenchlas y Víctor Hugo Cúneo, entre otros.

Y por supuesto, personajes ignotos del cotidiano, como algún Viejo de la Bolsa o un vendedor callejero de diarios o un albañil que sueña sus candorosos versos en cuadernitos o el Hombre de harina, don Andrés Braceli Pastor y doña Juana Zarategui, los padres del autor, que dan marco esencial a estos conmovedores relatos agradecidos.

La dedicatoria de El hombre de harina resume su intención y su índole: “A los que quedaron en el camino y nos hacen el camino”.

Rodolfo Braceli nació en Luján de Cuyo, según su decir, “sitio ubicado al oeste del Paraíso, donde aprendí a leer y, antes, a respirar”. Desde 1970 vive y trabaja en Buenos Aires. Poeta, dramaturgo, ensayista, narrador, periodista, ha publicado una treintena de libros. El primero, Pautas eneras, prohibido y quemado por orden de gobierno de facto de 1962, en Mendoza. Lo reeditó Gildo D’Accurzio ese año.

Es autor de las biografías de Julio Bocca y Mercedes Sosa.

Sus reportajes latinoamericanos se publicaron en 9 idiomas, en 23 países. Varios de sus libros fueron traducidos al inglés, francés, italiano, coreano, polaco y quechua.

Para el cine escribió y dirigió Nicolino Intocable Locche. Entre sus premios: Municipal de Teatro (Buenos Aires, 1990/91); Pléyade, por su entrevista a García Márquez (1996); Medalla del Bicentenario (Buenos Aires, 2000).

Algunas opiniones sobre su obra

Antonio Di Benedetto:
“Braceli periodista: Yo lo proclamo, es un gran periodista, el de mayor personalidad surgido de Mendoza en lo que va del siglo XX. Braceli escritor, opino yo, cuando escribe está brotado de creación. Inventa a partir del lenguaje y de las situaciones. Tiene reflexión y pensamientos propios y originales. Arrolla al lector (posee un extraordinario don de comunicación, emociona sin hacer gestiones para emocionar). Es un talento”.

Adolfo Bioy Casares
“Braceli me hizo el mejor reportaje de mi vida. Me supo llevar muy bien. Nunca me pasó algo así”.

Héctor Tizón
“Medita con profundidad (y sobre todo ¡con gracia!) sobre lo esencial de nuestra vida. Además, su excelente prosa es un raro ejemplo de antisolemnidad y hondura”.

Raúl Gustavo Aguirre
“Braceli encarna un pensamiento disidente, que puede ser creador y tal vez el anuncio de una importante adquisición espiritual. Esa disidencia que aplaudimos ayer en un Thomas Mann, en un Solyenitzin, no vacilemos en aceptarla en nuestra propia casa”.

Miguel Ángel Solá
“Como poeta, dramaturgo o periodista, Braceli es de los pocos que le hablan a la vida como la vida necesita. Cuando escribe abre puertas y ventanas que oxigenan el corazón y el cerebro”.