Lunes , 21 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› +CULTURA ›› En San Ignacio, Misiones; la casa del gran escritor Horacio Quiroga mantiene sus puertas abiertas al público
En San Ignacio, Misiones; la casa del gran escritor Horacio Quiroga mantiene sus puertas abiertas al público.

En San Ignacio, Misiones; la casa del gran escritor Horacio Quiroga mantiene sus puertas abiertas al público

22795_938828349502104_1244092229976502594_n
Horacio Quiroga, nació en Salto,Uruguay en 1878
11391476_938828806168725_3359719655355782850_n
Entre sus libros de cuentos más conocidos se encuentran: “Cuentos de amor, de locura y de muerte” (1917), “El desierto” (1924), “La gallina degollada y otros cuentos” (1925), “Los desterrados” (1926) . También son libros de su autoría: “Cuentos de la selva”.
11390061_938828622835410_5948542552275770273_n
Horacio Quiroga es quizás el mayor cuentista de la literatura latinoamericana en lengua castellana.

En la localidad de San Ignacio em la provincia ded Misiones se encuentra habilitada al público la obra que recrea la primera casa y los elementos originales que pertenecieron al escritor uruguayo Horacio Quiroga. También están habilitados los módulos de interpretación ubicados en el parque y el recorrido interactivo del cañaveral.

La verdadera casa de madera se incendió y fue reconstruida en 1996 por un grupo de productores con motivo de filmar la película “Historias de amor, locura y muerte” dirigida por al director Nemesio Juárez, una película basada en la vida y obra del escritor Horacio Quiroga.

Actualmente, dentro de la casa de madera se puede observar el cuarto de Quiroga y su esposa Ana María, el cuarto de sus hijos, Egle y Darío. Además se pueden apreciar los distintos trabajos y oficios que realizó éste autor.

Horacio Quiroga es quizás el mayor cuentista de la literatura latinoamericana en lengua castellana.
Nació en Salto,Uruguay en 1878. Era hijo del vicecónsul argentino. Realizó sus estudios secundarios en Montevideo. Se interesó por el ciclismo, la química, la fotografía y el periodismo y la literatura. En su juventud viajó a Europa; luego volvió a Montevideo, y posteriormente se trasladó a Buenos Aires, a casa de su hermana.

Comenzó a trabajar como profesor de Castellano en el Colegio Británico. Publicó algunos libros, pues para ese entonces había logrado algunos premios. Alrededor de 1904, con una herencia paterna, se trasladó a la Provincia de Chaco para encarar una plantación de algodón. Fracasado este intento, regresó a Buenos Aires a desempeñarse nuevamente en la docencia, recomendado por su amigo y eximio poeta, Leopoldo Lugones, con quien había realizado un viaje de estudios a las misiones guaraníticas.

En 1906 compró unas fracciones de tierras en Misiones, en los alrededores de San Ignacio, con planes accesibles que brindaba el Gobierno Nacional. Se radicó allí con su esposa Ana M. Cirés. Allí fue Juez de Paz y oficial del Registro Civil de esa Provincia. Al suicidarse su esposa, regresó a Buenos Aires. Se desempeñó en un empleo del Consulado uruguayo en Argentina. Publicó algunos libros. Y al tiempo de contraer nuevamente matrimonio con María E. Bravo, se trasladó nuevamente a Misiones con su familia (en 1932).

Allí vivió unos cuatro o cinco años, hasta que quedó solo en la selva y enfermó. Regresó a Buenos Aires a internarse en el Hospital de Clínicas, y al enterarse de su enfermedad: cáncer de próstata, puso fin a su vida en ese Hospital, voluntariamente, en 1937.

Entre sus libros de cuentos más conocidos se encuentran: “Cuentos de amor, de locura y de muerte” (1917), “El desierto” (1924), “La gallina degollada y otros cuentos” (1925), “Los desterrados” (1926) al que pertenece el texto que se presenta aquí. También son libros de su autoría: “Cuentos de la selva” y “Los cuentos de mis hijos”.

Texto de: :http://www.bibliotecasvirtuales.com/…/LiteraturaLa…/quiroga/
www.misiones.tur.ar