Lunes , 21 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Destacada ›› Epecuén se volvió a iluminar, a 30 años de quedar bajo el agua

Epecuén se volvió a iluminar, a 30 años de quedar bajo el agua

564b32d8e2e37_538x337Cerca de mil personas asistieron al aniversario por los 30 años de la tragedia de Epecuén, al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, que quedó durante dos décadas bajo el agua. Sus ruinas fueron iluminadas por primera vez como símbolo de memoria.

El 10 de noviembre de 1985 las altas precipitaciones y obras inconclusas en la regulación de canales provocaron la inundación de Epecuén que llegó a su pico máximo luego de dos años; lo que generó que sus más de 1.000 residentes perdieran todo y que el pueblo quedara en ruinas.

564b32c59188e_538x357La calle principal y los edificios más representativos del pueblo fueron iluminados la noche del 15 de noviembre en un cielo estrellado y un clima de emotividad por parte de los asistentes, entre los que se encontraban antiguos residentes, turistas de diferentes partes de Argentina y del mundo, y vecinos de Carhué, la localidad más próxima.

Además, se recrearon “las tardecitas de tango” en una esquina representativa del lugar donde el bandoneonista Alfredo Ércoli solía presentarse, en un escenario improvisado entre los escombros al que agregaron luces de colores y mesitas para que la gente recordara el espectáculo cuando el pueblo tenía vida.

564b32c5ac486_538x390Entre los presentes había dos turistas francesas que concurrieron a Epecuén a hacer un documental sobre arquitectura, ya que en varios lugares del pueblo se encuentran obras del reconocido arquitecto Francisco Salamone.

La laguna de Epecuén se desarrolló como destino turístico desde su fundación en los años 20, y es famosa en el mundo por contener propiedades curativas al contener sus aguas más de 100 gramos de sal por litro, sólo superado por el Mar Muerto.

Durante la conmemoración también se presentaron unas placas de madera que se sellaron en las ruinas para distinguir cada hogar o comercio, en un símbolo de “memoria y posteridad” para todos los que visiten el pueblo; y además se colocaron los carteles con los nombres de las calles.

En el 2014 Epecuén fue declarada monumento histórico provincial, y cada intervención que se realiza en el pueblo es consultada con los antiguos residentes al tratarse de un tema con “alta sensibilidad”; expresaron las autoridades municipales.