martes , 17 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Actualidad ›› Estudian la presencia de ballenas en Miramar
Ballenas en Miramar.

Estudian la presencia de ballenas en Miramar

Comienza en Miramar la campaña de la Fundación Cethus para estudiar la presencia de las ballenas francas frente a las playas de la ciudad. La especie tiene un lugar de reproducción en el Golfo Nuevo, frente a la península de Valdés, y en los últimos años ha sido cada vez más vista en las aguas de la localidad balnearia del sur de la provincia de Buenos Aires.

La campaña es parte del Proyecto Ballena franca austral de la fundación, que investiga la aparición de ejemplares fuera de las áreas conocidas de reproducción y tratar de establecer sus rutas migratorias.

Estudian la presencia de ballenas en Miramar.
Estudian la presencia de ballenas en Miramar.
Como parte del plan, en 2013 la Fundación Cethus (que trabaja en las costas de Santa Cruz desde hace más de 10 años) firmó un convenio con el Municipio de General Alvarado para comenzar a evaluar en la zona la presencia de las ballenas en el área, al mismo tiempo que determinar el potencial de la especie como recurso turístico en actividades de observación costera de ballenas.

Desde su creación en 1992, las principales actividades de la Fundación Cethus se centran en el campo de la investigación, la educación, la divulgación pública y en el apoyo a las autoridades y actores relevantes en la elaboración e implementación de políticas de gestión de los recursos marinos que contemplen las necesidades de conservación de los cetáceos y la promoción del uso no letal de los mismos en beneficio de las comunidades costeras.

El cronograma de trabajo en Miramar comprende, entre otras actividades, avistajes desde aire, mar y tierra y trabajos de campo planificados durante octubre y charlas a instituciones educativas y público en general interesado en la temática.

La Ballena franca austral (Eubalaena australis) fue extensamente cazada durante los siglos XVIII y XIX, llevándola casi a la extinción.

Se encuentra protegida desde el año 1986 por la Comisión Ballenera Internacional, mostrando signos de recuperación.

En la Argentina en el año 1984 fue declarada Monumento Natural Nacional, la mayor categoría de protección que se le pueda dar a una especie en nuestro país.

Nuestro país es mundialmente conocido por la presencia de ballenas francas australes que todos los años visitan las aguas de Península Valdés, Chubut, para reproducirse y dar a luz a sus crías. Los estudios que desde hace más de 40 años se realizan allí sugieren un crecimiento anual del 5,1%.

La mayor información que se tiene de la especie es de sus áreas de reproducción, teniéndose pocos conocimientos sobre sus áreas de alimentación y aún menos sobre sus rutas migratorias (foco en el cual se centra el proyecto de Fundación Cethus).