lunes , 21 septiembre 2020
Home ›› Actualidad ›› “La cuarentena incrementó la necesidad de viajar”.
“La cuarentena incrementó la necesidad de viajar”.

“La cuarentena incrementó la necesidad de viajar”.

Apenas un 5 por ciento de la población argentina hacía turismo interno antes de la pandemia. Un estudio indica que los argentinos elegirían viajar dentro de país a destino tradicionales sin importarles la distancia, en avión y en auto. Les preocupa la seguridad sanitaria.

Por Jorge Posdeley (*).
El sector de los viajes y el turismo sigue al tope de las prioridades de consumo con los ahorros disponibles para la etapa posterior a la cuarentena. Los argentinos, en su gran mayoría, elegirían viajar pos pandemia dentro de país, a destinos tradicionales lejanos sin importarles la distancia. El avión es el medio de trasporte más preferido; viajarían en familia. Pero visitar atractivos de cercanías y explorar lugares poco conocidos no están dentro de sus máximas preferencias.

“Las medidas de seguridad sanitaria en los destinos” pasaron a ser consideradas como los incentivos prioritarios y como los “determinante para la realización de los viajes”.

La consultora Argentina Sigermman & Macon presentó hace pocos días los principales resultados de su segundo relevamiento “Posibles escenarios del consumo y del Turismo Post Coronavirus”. Este informe rompe de alguna manera con el paradigma de los beneficios del turismo de cercanías como el elegido para la recuperación de la actividad, aunque las expectativas de viajes de los argentinos en los próximos meses posteriores al levantamiento de la cuarentena es netamente de corte doméstico o nacional. Dos de cada tres personas encuestadas elegiría viajar dentro del país; sin embargo la motivación por los viajes a lugares de cercanías en todos los estratos etario es casi nula (3.8 %), igualándose inclusive a los porcentaje a la respuestas de No Sabe – No contesta (NS-NC ) del 2.8%.

A pesar de esto, Cercanías sigue siendo una de las palabras más utilizada para comenzar a pensar en la refundación del turismo global pos Covid 19, un término que mundialmente está siendo utilizado para identificar una estratificación de mercados y segmento de demanda a quienes los destinos o servicios turístico deberían a apuntar por lo menos en la primera etapa como prioritarios para poder emerger paulatinamente de la cuarentena, conforme al levantamientos de las restricciones y con protocolos de adaptación al distanciamiento social.

Cercanías es el concepto que mejor se adaptó a las recetas de reinserción a los mercados de los servicios para suavizar el impacto negativo de la actual crisis, buscando potenciar de la mejor manera la recuperación económica de la actividad. Por lo pronto, esta pareciera ser fórmula de recuperación que todo presidente de asociación, referente turístico o funcionario ligado con actividad expone y lo reafirma desde el primer día del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Cercanías reúne en su concepto, la misma ambición de recuperación del sector de los destinos internacionales altamente consolidados, los destinos más tradicionales y también ambicionan a los destinos emergentes.

Esta investigación desnuda que para los argentinos, las visitas a los atractivos de cercanías no es para nada su preferida; según esta investigación el mercado nacional tiene un interés marcado por los viajes de larga distancia ( 19.5%), media (19.3%) y corta distancia (18%). Cualquiera de estas intenciones quintuplica a la intención de viajar a destinos de cercanías. El dato a tener en cuenta, es además que de la totalidad de encuestados, un 38.9 % posee la intensión de viajar al exterior; este porcentaje representa la mayor intensión de todos los segmentos individuales de carácter nacional.

Este concepto de cercanías es muy referenciado en la mayoría de los países europeos con mucha tradición turística y que además, como en todos países primermundista, mayoritariamente sus habitantes poseen recursos económicos suficientes y tiempo libre para la realización de los viajes, sumados a que los destinos poseen buena conectividad de transporte. Esto facilita mucho el traslado: entonces es común, muy común en ellos los viajes a cercanías o la realización del turismo interno.

Países acostumbrados al turismo interno comienzan a desarrollar políticas para favorecer al turismo de cercanías pos Covid19. Bélgica, por ejemplo, está otorgando a cada residente 10 billetes de tren gratuitos con validez de un año para estimular el turismo interno e impulsar su recuperación económica. Sicilia, la isla italiana, ofrece como promoción del destino reducir al 50 por ciento el costo de los viajeros en vuelos y ofrece hasta un 30 por ciento de descuento en hotelería. En Suiza, un miembro del consejo nacional, propone un plan de recuperación de la actividad de cercanías que consistiría en otorgar los residentes 200 francos para gastar en servicios turísticos de ocio y de entretenimiento.

En América Latina en general y en nuestro país en particular la situación es radicalmente opuesto; nuestro modelo de turismo interno es importante, pero son más, mucho más, los que no pueden acceder a esta actividad. Sólo por citar un ejemplo para reforzar la hipótesis, el último fin de semana largo pre pandemia Covid19 de Carnaval, la Cámara de la Mediana Empresa (Came) reportaba un movimiento de 2.280.000 personas y según datos del nuevo Mintur, para ese mismo feriado largo el movimiento fue de 2.280.000 turísticas con un 3.6 por ciento de crecimiento comparado con el mismo feriado el año anterior. Pero el dato a tener en cuenta y que es hora de que se comience a ver, es que en esas fechas de carnaval, 41.000.000 de argentinos no se han movilizado a ningún destino. El movimiento turístico interno representaba apenas un 5 % de la población.

Los destinos más lejanos son los preferidos de los argentinos, para viajar en los próximos meses, siempre que se levantara la cuarentena. Según Singerman & Macon la Patagonia es el destino más elegido y Bariloche la ciudad preferida; lo siguen en orden de preferencias Mar del Plata, Salta en el norte de argentina, Mendoza, Córdoba y Misiones en el Litoral. Cualquiera de estos destinos -menos Mar del Plata-, están lejos de todos. Estas intensiones de viajes de lejanías se ven fortalecidas; los encuestados mayoritariamente eligen el transporte aéreo como el preferido para viajar: un 84,7%, lo que indica que nuevamente la intensión de los viajes a destinos de cercanías no son los más buscados para la pos pandemia.

Según este mismo trabajo, uno de cada tres argentinos encuestado si tuviera la posibilidad de viajar en los próximos meses, viajaría al exterior. El destino preferido por estos argentinos con intensión de viajar fronteras afuera se encuentra en primer lugar los Estados Unidos de Norteamérica, luego se posicionan España, Italia Brasil y México. El dato que destaca la consultora es que estos destinos responden a los principales epicentros de la pandemia y son los destinos que eligieron los encuestados que planean viajar al exterior en los próximos meses. Pareciera ser -reza el informe- que el número de contagios en las regiones más afectadas por el coronavirus no está afectando la decisión de viaje de los turistas. Este segmento de posibles viajeros hoy encuentra en el mercado una oportunidad única, un cuadro tarifario de vuelos en valores mínimo e históricos en el transporte de viajes de carácter internacionales, regionales y nacionales, por lo cual los destinos locales más lejanos también estarán más favorecidos en los descuentos en los vuelos domésticos.

Claramente, según este estudio, en su gran mayoría los argentinos elegirían pos pandemia viajar dentro de país eligiendo para ello destino tradicionales sin importarles la distancia y utilizarían como medio de movilidad la transportación aérea y en segundo lugar el automóvil. La mayor preocupación es la “Seguridad Sanitaria”. Según la consultora, “las medidas de seguridad sanitaria en los destinos” pasaron a ser consideradas como los incentivos prioritarios y como los “determinante para la realización de los viajes”. El 37% del total de los encuestados considera como principal incentivo para realizar un viaje tener las garantías de seguridad sanitaria en destino; un 22.2% considera a los planes de financiación como referente importante de los incentivos, los descuentos representan como incentivo a viajar a un 19.7%. Pero resulta como un dato relevante en los encuestados, es que únicamente un 13.4% consideran como un incentivo viajar a lugares con destinos alternativos.

Claramente en la gran mayoría de los argentinos, por lo menos en los encuestados no están en su intensiones buscar atractivos de cercanías ni explorar lugares poco conocidos una vez que se levante las restricciones de viajar, por lo menos en los primeros meses pos cuarentena. Un dato alentador para el sector de los viajes y el turismo, es que , sigue al tope de las prioridades de consumo con los ahorros disponibles para la etapa posterior a la cuarentena, una vez que re-abran la actividad y los servicios se pongan en funcionamiento. Definitivamente la cuarentena incrementó las necesidades de los viajes en la población.

  • Licenciado y magister en Turismo.