miércoles , 27 mayo 2020
Home ›› DE TEMPORADA ›› La Fraternidad denunció que políticos del interior ya obstruyen la circulación ferroviaria como del personal de conducción.
La Fraternidad denunció que políticos del interior ya obstruyen la circulación ferroviaria como del personal de conducción.

La Fraternidad denunció que políticos del interior ya obstruyen la circulación ferroviaria como del personal de conducción.

El Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, que encabeza Omar Maturano, denunció que ya hay medidas de orden provincial y Municipal, “intentando limitar la circulación ferroviaria y del personal ferroviario de conducción de trenes” en abierta confrontación con el Art. 6 del DNU. 297/20, que contempla al personal como “Servicio Esencial”. El gremio suspendió preventivamente el servicio de cargas a San Luis. En Santiago del Estero ponen personal ferroviario en cuarentena de manera arbitraria.

El gremio denunció que el sábado pasado en la localidad bonaerense de Lincoln un maquinista de carga de la empresa Ferro Expreso Pampeano fue “violentamente golpeado” por personal policial cuando volvía a su casa luego de trabajar, bajo el pretexto que violaba la cuarentena. También criticó al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá por anunciar oficialmente en el día de ayer que ”pondrá en cuarentena al personal del Belgrano Cargas que descienda de las formaciones que lleguen a la provincia”.


“Estamos preocupados por hechos de violencia inadmisibles y por políticos locales que se arrogan facultades sobre un Servicio Esencial de competencia nacional ya legislado. En el caso de San Luis, hemos decidido suspender el servicio de carga hasta que el Ministerio de Transporte de la Nación y la provincia se pongan de acuerdo. Gerardo Zamora en Santiago del Estero replica lo mismo en Monte Quemado poniendo en cuarentena personal ferroviario, es una locura. Nuestro personal es de las localidades del interior y cualquier medida arbitraria sanitaria pone en riesgo cumplir con las dotaciones de personal asignadas. No hay razón ya que cumplimos la norma sanitaria”, sostuvo Omar Maturano, secretario General a nivel nacional del gremio.

Sobre la situación ocurrida en Lincoln, Maturano dijo que el hecho se encuentra además filmado y en manos de la justicia y criticó al intendente Salvador Serenal. “En su decreto local de ingreso y egreso de la localidad se olvidó de colocar al personal ferroviario que cumple funciones que son de servicios esenciales, sumado a los injustificados apremios ilegales a nuestro compañero por la policía. Ambos hechos locales muestran un desconocimiento y contradicción aberrante de políticos que obvian las normativas nacionales”, argumentó el sindicalista.

La Fraternidad sostuvo que los funcionarios Provinciales y Municipales que así actúan, desconocen que a diferencia de diversas actividades en el Transporte -donde el ente habilitante es Municipal y/o Provincial- la Conducción de Trenes en los Ferrocarriles de la República Argentina está circunscripta al Poder Ejecutivo Nacional mediante sus órganos de Regulación y Control (C.N.R.T.)

En su declaración La Fraternidad destacó que: “La gravedad de la situación pone en riesgo la integridad física de nuestros compañeros, que en vez de guardar su salud y la de sus familias en sus casas enfrentan la pandemia, como enfermeros y médicos. De no mediar una pronta y responsable determinación, se provocará la paralización de los servicios ferroviarios y el consiguiente desabastecimiento de materia prima, enseres y medicamentos que hoy trasladan los ferrocarriles. Esta situación no podrá recaer en la responsabilidad de los trabajadores ferroviarios, que enfrentan junto a miles de compatriotas y en la primera línea de lucha contra la pandemia, por considerarse ‘tareas esenciales’ en la presente emergencia”.

Finalmente, desde el gremio ratificaron que se deben cumplir las disposiciones que establecen que el territorio de las líneas ferroviarias consideradas de «carácter operativo», ya sea de vías, estaciones, talleres y/o Depósitos son de neta jurisdicción Federal incluyendo a las empresas privadas, por ser el Estado Nacional el Poder Concedente, “debiéndose considerar nulas e invasivas cualquier orden que intente vulnerar la libertad de circulación operativa”.