martes , 21 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› +CULTURA ›› Museo Xul Solar, una expresión amable

Museo Xul Solar, una expresión amable

Xul Solar fue un gran estudioso de la astrología, la Cábala, el I Ching.
Xul Solar fue un gran estudioso de la astrología, la Cábala, el I Ching.

Por Fabiana Chércoles.
En los primeros años del siglo XX, era muy común que los artistas argentinos viajaran a Europa para formarse académicamente en las artes plásticas. Algunos eran solventados económicamente por sus padres, otros por el estado y otros viajaban a la buena de Dios, esperando que en Europa alguien los cobije.

Las comunicaciones no eran lo que hoy son, y cuando nuestros principiantes artistas llegaron se encontraron con un panorama plástico e histórico diferente al esperado. En estas dos primeras décadas del siglo, surgía el vanguardismo como una oposición al impresionismo. Se impone lo opuesto al consumo burgués, se muestra la llamada: libertad de expresión.

En el Museo se expone un piano que modificó para que lo utilice su esposa Lita, quien fue muy importante para él.
En el Museo se expone un piano que modificó para que lo utilice su esposa Lita, quien fue muy importante para él.

Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, en 1912 luego de haber estudiado dos años en la Facultad de Arquitectura en nuestro país, deja los estudios y decide como muchos hacer un viaje. Con sus ahorros compró un pasaje y le alcanzaría para vivir un mes, según sus cálculos. En estas condiciones visita Londres, Francia, Alemania, Italia y otros lugares. Se inmiscuye en las artes y en los sucesos históricos de la época. Doce años permanece recorriendo…

En Florencia, Italia es donde conoce a Emilio Pettoruti, otro artista renovador quien se convertiría en otro de los grandes pintores argentinos. Entablan amistad a tal punto de buscar un nombre artístico para Schulz Solari, transformándose hasta nuestros días en Alejandro Xul Solar.

El propio artista había pedido que su casa se transformara en un espacio en el que pudieran producirse encuentros culturales.
El propio artista había pedido que su casa se transformara en un espacio en el que pudieran producirse encuentros culturales.

Regresa a nuestro país, en 1924 con muy poco dinero, la Guerra Mundial había desvastado todo circuito comercial para el arte. Aquí no había tan marcada oposición del impresionismo con estas vanguardias. También viene empapado de la cultura oriental. La religión oriental, la meditación, la práctica de yoga muy utilizada por Europa durante la Guerra Mundial, le despiertan la curiosidad y las aspiraciones a profundizar el conocimiento

En 1924/25 son años claves para el arte en nuestro país, y los dos movimientos artísticos se presentan: Fernando Fader presentan impresionismo, al igual que el tucumano Thibon de Libian, Cesáreo Bernardo de Quirós de Entre Ríos. Y el mismo año llegan los artistas renovadores de la mano del vanguardismo. Se ve las influencias del cubismo, el futurismo, el surrealismo como expresión, cansados del el arte académico, aunque no tan aceptados.

El museo funciona en lo que fue la casa de Xul Solar.
El museo funciona en lo que fue la casa de Xul Solar.

En 1924 ya en Buenos Aires, conoce a Jorge Luis Borges, de quien se hace amigo. Juntos integran un grupo que publica en la revista Martín Fierro, los llamados martinfierristas. Ambos entusiastas compartieron su pasión por la astrología, las matemáticas, la filosofía y la religión incluso el esoterismo.

Expone en el Primer Salón Libre de Buenos Aires, donde participaron los artistas que no “encajaban” en el ámbito académico. El crítico Alfredo Chiabra Acosta expresó “Arte extraño el de este pintor de ensueño de niños”.

Es verdad, Xul Solar podríamos decir que democratiza el arte, utiliza las acuarelas, colores poco estridentes, y composiciones que las llamaría naif, con imágenes surrealistas, con fantasías. Fue un hombre que la pintura fue una de las formas que utilizó para expresarse, pero en realidad fue multifacético.

Su amigo Borges le pidió ilustraciones para sus libros, como “El tamaño de mi esperanza” de 1926 y “El idioma de los argentinos” de 1928.

En 1928, se mudó a Laprida 1214, donde hoy funciona el estupendo Museo. El 15 de mayo de 1929 inauguró su primera exposición individual en la Argentina, en Amigos del Arte. Horacio Quiroga lo elogió: “Xul Solar y sus obras ofrecen entre nosotros el bien peregrino de una identidad perfecta. Él y su arte son una sola y misma cosa”

Fue también un gran estudioso de la astrología, la Cábala, el I Ching. Realizó cartas astrales. En el Museo se expone un piano que modificó para que lo utilice su esposa Lita, quien fue muy importante para él. Se ocupó también de la creación de dos lenguajes artificiales -el neocriollo y la panlengua- y del juego panajedrez que jugaba con su amigo Borges.

El Museo exhiben las obras que fueron seleccionadas por el mismo Xul Solar.
El Museo exhiben las obras que fueron seleccionadas por el mismo Xul Solar.

Sus dragones, banderas, escaleras y montañas en sus obras muestran un clima mitológico pacíficos, con una gran creatividad. Xul Solar fue uno de los artistas mas originales que ha dado el Arte Argentino.

El museo funciona en lo que fue la casa de Xul Solar. El propio artista había pedido que su casa se transformara en un espacio en el que pudieran producirse encuentros culturales y en el que dominara la idea de “club” Por eso, la fundación que lo sostiene se llama Pan Klub. Esa era la idea de Xul: un club de artistas, de pensadores, de gente interesada en las artes y en las ciencias.

Vuel Villa, 1936. Acuarela sobre papel
Vuel Villa, 1936. Acuarela sobre papel

La Fundación Pan Klub Museo Xul Solar es una institución dedicada a preservar y difundir su obra. Tiene como objetivo desarrollar y promocionar la cultura en sus diversos aspectos.

El Museo exhiben las obras que fueron seleccionadas por el mismo Xul Solar, constituyendo la muestra permanente; junto con objetos, esculturas y documentos pertenecientes a su archivo personal.
Xul Solar fue un adelantado para su época. Un visionario, un hombre que hizo del arte una ciencia.

Ubicación: Laprida 1212 de la Ciudad de Buenos Aires.
Horario de visita: de Martes a Viernes de 12 a 20 hs, Sábados de 12 a 19 hs .
Hay Guiadas Los Martes y Jueves a las 16 hs y los Sábados a las 15.30 hs.
El costo de la entrada general es de $20.- Estudiantes y Jubilados $ 10.-
www.xulsolar.org.ar

Puerto Azul. 1927. Acuarela sobre papel.
Puerto Azul. 1927. Acuarela sobre papel.

Fotos: Fabiana Chércoles/sentiargentina.com