Jueves , 27 Abril 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› +CULTURA ›› Ocho cementerios que además son monumentos históricos, estuvieron entre los más de 500 que abrieron al público por el Día Nacional de los Monumentos
Cementerio Recoleta Ciuidad de Buenos Aires

Ocho cementerios que además son monumentos históricos, estuvieron entre los más de 500 que abrieron al público por el Día Nacional de los Monumentos

Las historias que albergan, su valor patrimonial, su arquitectura, su acervo cultural y los nombres de quienes en ellos descansan: esos son los motivos por los cuales una importante cantidad de cementerios en distintas provincias del país son considerados monumentos históricos,

Cementerio del Oeste de Tucumán, Parque Avellaneda, Tucumán
Ubicado en el predio del Parque Avellaneda, el Cementerio del Oeste es uno de los más antiguos de la provincia. En él descansan los restos de muchas de las personalidades que hicieron la historia política, económica y cultural de la provincia. Entre ellas, la escultora argentina Lola Mora y los ex gobernadores Silvano Bores y Domingo Martínez Muñecas, cuyos monumentos fueron declarados de Interés Histórico y Artístico Nacional.

Cementerio del Oeste de Tucumán, Parque Avellaneda, Tucumán.

Cementerio del Salvador, San Salvador de Jujuy
El Cementerio del Salvador, ubicado en la ciudad de San Salvador de Jujuy, fue inaugurado en 1907 con el propósito de dejar atrás la costumbre de enterrar a los muertos en las iglesias. Su patrimonio arquitectónico, histórico y cultural hacen de él uno de las principales sitios de interés de la ciudad.

Cementerio del Salvador, San Salvador de Jujuy

Cementerio de San Cosme, Corrientes
Caminar las calles de San Cosme es adentrarse en el pasado. Su arquitectura del siglo XVII, su capilla histórica, y su cementerio traen al presente las costumbres de la historia. En noviembre de 2011 el Senado de Corrientes convirtió en ley la declaración de sitio histórico de interés arqueológico al Cementerio de San Cosme de las Ensenadas.

Cementerio de San Cosme, Corrientes

Cementerio Histórico “Santísima Trinidad”, Paraná, Entre Ríos
El Cementerio Histórico de Paraná resguarda en su interior una gran riqueza arquitectónica, que atestigua el paso del tiempo desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta nuestros días.

Cementerio Histórico “Santísima Trinidad”, Paraná, Entre Ríos

Cementerio San Jerónimo, Córdoba
El cementerio San Jerónimo se creó en 1843. Sus calles rinden culto a una serie de santos católicos, y su recorrido, entre urnas, templetes, nichos, mausoleos y panteones, enseña sobre la historia, el arte, y la arquitectura de la provincia.

Cementerio San Jerónimo, Córdoba.

Cementerio El Salvador, Rosario, Santa Fe
El Cementerio El Salvador abraza una importante cantidad de obras e intervenciones de carácter artístico y simbólico con gran influencia tradiciones arquitectónicas y urbanísticas de Europa. Inaugurado en julio de 1856, el se encuentra frente al Parque Independencia, en el corazón de la ciudad de Rosario.

Cementerio El Salvador, Rosario, Santa Fe

Cementerio de la Chacarita, Ciudad de Buenos Aires
El Cementerio de la Chacarita está ubicado en la ciudad de Buenos Aires, posee 95 hectáreas y es el más grande de la ciudad. Su primera inauguración tuvo lugar en 1871, en tiempos en los que una epidemia de fiebre amarilla azotó la ciudad de Buenos Aires e hizo necesaria la construcción de cementerios. Sus 95 hectáreas lo convierten en uno de los cementerios más grandes del mundo y su magnitud lo convierten en monumento histórico nacional. Por Ordenanza del 30 de diciembre de 1896 su denominación fue “Cementerio del Oeste” hasta que el 5 de marzo de 1949 se establece el nombre de “Cementerio de la Chacarita”. En él se encuentran personalidades como Carlos Gardel, Jorge Newbery, Luis Sandrini, Alfonsina Storni, Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, el polaco Goyeneche, Antonio Berni, Osvaldo Soriano, entre otros.

Cementerio de la Chacarita, Ciudad de Buenos Aires

Cementerio de la Recoleta, Ciudad de Buenos Aires
El predio del Cementerio de la Recoleta es famoso en el mundo entero por su imponente arquitectura, la historia que alberga, y las personalidades que descansan allí. Está ubicado en el barrio de la Recoleta y la entrada principal es un pórtico formado por cuatro columnas de orden dórico griego, concluido durante una de sus grandes reformas ordenada en 1881 por el entonces intendente de la Municipalidad, Torcuato de Alvear. El predio era propiedad de los monjes recoletos hasta 1822, año en el que se los expulsó por la reforma eclesiástica. Ese mismo año se encargó el trazado de un cementerio público.

Cementerio de la Recoleta, Ciudad de Buenos Aires

Fotos: www.cultura.gob.ar/