sábado , 21 octubre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Columnistas ›› Recorrido por bodegas de Sonoma County, California
Barricas de guarda en Kokomo wines.

Recorrido por bodegas de Sonoma County, California

FERNANDO 150x150Por Fernando Armesto.

Durante enero y febrero, en el casi imperceptible invierno californiano, tuve la oportunidad de visitar Sonoma County y allí descubrir vinos inolvidables que se elaboran en las bodegas de la zona.

Vinos degustados en Paul Hobbs Winery.
Vinos degustados en Paul Hobbs Winery.
El primer paso fue Paul Hobbs Winery en Catherine Lindsay Estate. Paul Hobbs, propietario y enólogo, es muy conocido en nuestro país por ser el dueño y hacedor de los vinos de Viña Cobos junto a Andrea Marchiori y Luis Barraud. Hobbs también es asesor enológico en varias bodegas argentinas. Durante la visita a la bodega me sorprendió el vagón movible que utilizan para realizar el embotellado de los vinos. Dentro de una bodega moderna y despojada, el concepto de “movilidad” de una línea de producción no deja de ser curioso y novedoso a la vez.

Paul comenzó estudiando medicina en la Universidad de Davies y terminó recibiéndose de enólogo. Dentro de su trayectoria profesional, trabajó con el afamado Robert Mondavi en la creación de lo que fue y es un ícono de la enología Californiana: el afamado Opus One. En 1998 compró las primeras tierras que luego serían viñedos de su propia bodega. En el año 2003 se construyeron las oficinas de producción y en 2006, las instalaciones para recibir visitas.

linea de embotellado movil en Paul Hobbs Winery.
linea de embotellado movil en Paul Hobbs Winery.
Justamente fue en el Centro de Visitas donde pude degustar vinos maravillosos: el primer y segundo paso fueron dos Pinot Noir con personalidad y carácter, en los que la fruta y la madera (entre 12 y 15 meses en barrica de roble Francés) estaban totalmente integrados. El primero fue Russian River Valley y el segundo Hyde Vineyard Carneros, ambos cosecha 2012. En la segunda parte de la degustación, les llegó el turno a los Cabernet Sauvignon, ambos corpulentos con taninos domados, dignos acompañantes de carnes asadas y salsas contundentes. El primero fue Napa Valley 2011 y el segundo un Beckstoffer Las Piedras 2010, un vino inolvidable con 21 meses de roble Francés de primer uso. El broche de oro de la visita fue la degustación de Bramare Malbec 2010, elaborado con uvas de Perdriel, Mendoza. Un Malbec con tipicidad varietal y excelente trabajo enológico.

Un detalle que me parece importante mencionar es que los vinos que se elaboran en la bodega se destacan por la integración de la madera en el producto final, a pesar de estar en contacto hasta casi dos años. No en vano, la tesis doctoral de Paul Hobbs en Davies investigó los sabores que se obtienen del añejamiento en roble…

Parte de los vinos degustados en la sala de degustaciones de bodega Mac Phail.
Parte de los vinos degustados en la sala de degustaciones de bodega Mac Phail.
Otra bodega que tuve el placer de descubrir fue “Mac Phail Winery“. Su enólogo, James Mac Phail, crea maravillosos Chardonnay y Pinot Noir de diversas zonas productoras, tales como Russian River Valley, Anderson Valley, Santa Lucía Highlands, Sonoma Coast, Santa Rita Hills, la zona sur de California y el estado de Oregon. A su vez están vinificados teniendo el concepto de terruño (Single Vineyards) y es así como es posible notar y disfrutar las sutiles diferencias, tales como determinada fruta roja o negra, frutas secas o notas minerales, de acuerdo al viñedo seleccionado.

James Mac Phail es un joven enólogo que, luego de haber trabajado en la industria hotelera y haberse destacado en distintos deportes a nivel nacional (como dato curioso quiero compartir que fue el nadador más joven en cruzar bajo el puente Golden Gate en San Francisco en el año 1983), decidió lanzar sus propios vinos en 2002. La bodega está ubicada en la parte trasera de su casa en el pueblo de Healdsburg y su sueño, dice, ha sido “hacer un producto de la tierra para compartir con los demás”. Sin duda lo ha logrado.

Steven Mc Dyer sirviendo uno de los vinos elaborados en Mac Phail.
Steven Mc Dyer sirviendo uno de los vinos elaborados en Mac Phail.
En la sala de degustación que posee la bodega en el centro del pequeño pueblo de Sebastopol (en una zona que fue parte de un centro de procesamiento de manzanas y en la que ahora todos sus galpones han sido reciclados para ser sede de coquetos restaurantes y negocios de diversa índole), pude probar 14 de sus vinos: dos Chardonnay (uno sin paso por madera y otro fermentado en barrica). El primero, simplemente frutado con destacada manzana y pera. El segundo mantenía la fruta y agregaba notas lácticas tales como yoghurt, manteca y dejos de miel. Los doce vinos restantes fueron Pinot Noir de distintas zonas y viñedos, cada uno con personalidad y presencia. Mi favorito, sin duda, fue Dutton Ranch 2012 de Green Valley  en la zona de Russian River Valley. Este es un vino elegante, delicado, que invita a beberlo con placer copa tras copa. Sus notas a frutas negras cocidas, casi, casi mermelada y su espíritu son placeres inolvidables, dignos de repetición. La degustación fue maridada con quesos elaborados en forma artesanal por productores de la zona y que se sirven en la sala de degustación variando de granja productora periódicamente.

Botellas de Pinot Noir elaborado por James Mac Phail.
Botellas de Pinot Noir elaborado por James Mac Phail.
La guía de Steven Mc Dyer, especialista en vinos egresado de The Culinary Institute of America, sirvió para poder disfrutar y apreciar las similitudes y diferencias entre cada uno de los vinos. Los dos últimos degustados fueron los vinos ícono de la bodega: The Flyer y Vagon Rouge, vinos más especiados y picantes con mayor peso en boca. Puedo sintetizar la experiencia Mac Phail como un viaje encantador por el mundo del Pinot Noir en el que las diferencias y semejanzas se disfrutan y no se olvidan.

En la zona de Dry Creek Valley en Sonoma County, degusté los vinos de Kokomo Winery. Su enólogo, Erick Miller, se asoció a un productor de uvas de la zona, Randy Peters y juntos son los responsables de los vinos que la bodega comercializa. El nombre de la misma es el de la ciudad de origen de Miller en Indiana.

Vista interior de la bodega Kokomo Wines.
Vista interior de la bodega Kokomo Wines.
El foco de Kokomo está puesto en la varietalidad (sólo producen un Blend tinto, Cuvee, cuyas variedades cambian de acuerdo a la calidad de las uvas año tras año) y en lograr vinos que reflejen su terruño haciendo hincapié en la zona del valle de Dry Creek. La bodega también produce vinos de los valles de Alexander y del río Russian.

Pude probar dos de sus varietales blancos: un vibrante Sauvignon Blanc Timber Crest Vineyard 2013 con marcada acidez y frescura y un Chardonnay de Russian River Valley 2012 con untuosidad y presencia en boca.

Sus tintos tienen cuerpo y persistencia gustativa. El Pinot Noir 2012 de Russian River Valley tiene fineza y es sutil en boca con dejos de frutas negras y toques ahumados.

Vista de la sala de degustacion de Bodega Mac Phail en The Barlow, Sebastopol.
Vista de la sala de degustacion de Bodega Mac Phail en The Barlow, Sebastopol.
El Zinfandel 2012 de Dry Creek Valley me sorprendió gratamente desplegando frutas rojas cocidas y destellos de notas torrefactas. Sin duda, un ejemplar típico de la zona, digno de ser probado. La experiencia la completaron un Cabernet Sauvignon 2011, un Merlot 2012 y un Malbec 2012 distinto al Malbec argentino, más gentil y suave al paladar con taninos un tanto ásperos y no tan dulces como el Malbec argentino. Kokomo es una bodega con estética joven y relajada, ideal para visitar durante el recorrido por Dry Creek Valley.

Sonoma County tiene paisajes hermosos, viñedos desplegados a los lados de carreteras zigzagueantes, sol, bodegas que invitan a degustar sus vinos y productores bien dispuestos a compartirlos, comunicarlos y guiarnos para su disfrute. Cita ineludible en un viaje a la costa oeste de los Estados Unidos, para agendar en una próxima visita y así entregarse al placer y hedonismo puro.

Fernando Armesto es sommelier profesional bilingüe. Docente y graduado en la Escuela Argentina de Vinos (EAV) reparte su tiempo guiando catas en Inglés y Castellano en forma freelance para distintas bodegas. Ante cualquier consulta, podés contactarte con él a: fernandoarmestosommelier@sentiargentina.com

Vista general de la embotelladora en la bodega de Paul Hobbs.
Vista general de la embotelladora en la bodega de Paul Hobbs.