martes , 20 octubre 2020
Home ›› Destacada ›› Se cumple un año de registros continuos de yaguareté en el Parque Nacional Río Pilcomayo en Formosa
Se cumple un año de registros continuos de yaguareté en el Parque Nacional Río Pilcomayo en Formosa.

Se cumple un año de registros continuos de yaguareté en el Parque Nacional Río Pilcomayo en Formosa

Con el nuevo registro de yaguareté (Panthera onca) tomado por cámaras trampa en el Parque Nacional Río Pilcomayo el pasado 21 de septiembre, se alcanzó el año de registros continuos de la presencia de esta especie en área protegida.

En septiembre de 2018 se obtuvo en el Parque el primer registro fotográfico de la especie en la región chaqueña, en el marco de un monitoreo con cámaras trampa en la selva en galería del río Pilcomayo. A partir de entonces, se registraron continuamente rastros de presas, huellas, heces y pelos de ejemplares de la especie al interior del área protegida. Por ello, desde ésta se planificaron y llevaron adelante diversas acciones de monitoreo tendientes a la conservación de este felino en la zona.

En este sentido, un muestreo realizado entre enero y febrero de 2019 mostró una alta disponibilidad de presas en toda la superficie relevada. Ese mismo enero se registró una huella de la especie sobre la costa del río Pilcomayo. En junio se halló un equino predado en el extremo oeste del área protegida, con claros signos de ataque de yaguareté, huellas y heces que actualmente se encuentran en etapa de análisis genético. Más adelante, en los meses de julio y agosto se encontraron huellas en la zona de selva en galería del Parque.

Cabe destacar que previo a este hallazgo en el Parque Nacional Río Pilcomayo y en base a la realización de estudios una década atrás, la especie fue considerada ecológicamente extinta en la región. El último registro oficial en el área protegida databa del 2007, cuando se encontró una huella en las márgenes del río Pilcomayo.

Estos registros ponen en valor el trabajo de conservación del hábitat del yaguareté realizado en el Parque, donde la protección efectiva de áreas núcleo de tamaño suficiente adquiere vital importancia para mitigar la retracción de la población de yaguaretés chaqueños.

La especie fue declarada Monumento Natural Nacional en 2001, máxima categoría de protección para una especie en Argentina. Además, se encuentra categorizado como En Peligro Crítico de extinción en Argentina y es Monumento Natural Provincial en varias provincias del norte del país. En la región chaqueña su disminución poblacional está asociada principalmente a la caza intensiva y la disminución de su hábitat.