jueves , 29 octubre 2020
Home ›› Novedades ›› Tandil: Proyectan crear un autocine como una alternativa al contexto actual pero con una apuesta a futuro.
Tandil: Proyectan crear un autocine como una alternativa al contexto actual pero con una apuesta a futuro.

Tandil: Proyectan crear un autocine como una alternativa al contexto actual pero con una apuesta a futuro.

La iniciativa es impulsada por un grupo de empresarios. Estará emplazado en un predio ubicado sobre Don Bosco. Se permitirá el acceso de un centenar de vehículos y la pantalla quedará “de espalda” a la avenida. La actividad tendrá un protocolo sanitario a cumplir.

En la búsqueda de alternativas que se ajusten a la “nueva normalidad”, un grupo de empresarios de la ciudad decidió avanzar con una propuesta para montar un autocine, un formato de entretenimiento que resurgió en pandemia y que permite disfrutar de películas manteniendo las medidas y cuidados sanitarios vigentes para evitar la propagación del coronavirus.

En esta oportunidad, la instalación de la estructura se hará en un predio ubicado en Don Bosco al 1300, en medio de un entorno natural único. El lote, cercado en uno de los laterales por una antigua columna de palmeras, tiene un camino que lo rodeará y por donde transitarán los automóviles, que luego se acomodarán en el espacio, frente a la pantalla.

En esta oportunidad, dos de los responsables del proyecto, Alfonso Fernández y “Stany” Maggiori, compartieron detalles a El Eco de Tandil de la idea que busca “vender una experiencia” y cuya inauguración está prevista para el 21 de septiembre.

Detalles
La idea surgió como una “alternativa de entretenimiento”, que “cumpla con las disposiciones sanitarias establecidas por el Gobierno”, a este contexto de pandemia, pero pensada para que pueda sostenerse en el tiempo.

Prohibidas las actividades que signifiquen la reunión de muchas personas, por el riesgo que implica para la propagación del virus, la propuesta apunta a que los vecinos se acerquen, “vean una película y ni se bajen del auto”, para luego retirarse, como uno de los principales objetivos a cumplir en función de las restricciones vigentes.

Los responsables del proyecto, Alfonso Fernández y “Stany” Maggiori.

En esta etapa, la premisa es ofrecer a los potenciales visitantes una experiencia distinta para ver cine pero también desde una mirada que se ajuste a los cambios que impuso la pandemia en los comportamientos cotidianos. En la ciudad “hubo hace muchos años y es un buen momento, de cambio”, para resurgirlo, sostuvo Fernández.

Con un espacio que “estaba ocioso”, cinco empresarios decidieron unirse y avanzar con una propuesta a desarrollar en un lugar que “tiene una buena vista”, por el que “pasa mucha gente”, y que en verano “atrae mucho turismo”.

Con el foco puesto en generar el menor impacto posible y “no invadir mucho el paisaje”, la decisión es montar una pantalla móvil sobre una tarima que tiene la altura suficiente para que los vehículos de adelante no obstruyan la visión de los que están detrás. “La pantalla es inflable y el proyector se retira”, detalló Fernández.

El predio estará rodeado por una calle que será utilizada para organizar el ingreso y egreso y podrían marcarse otras para la distribución interna de los automóviles. En principio, la capacidad estaría permitida para un centenar de unidades.

Para llevar adelante la iniciativa, el grupo de emprendedores inició las gestiones y los trámites correspondientes para obtener la habilitación que les permita funcionar. Primero se solicitó el uso de suelo al Municipio, que “nos fue concedido”, y después se inició un trabajo con distintas áreas comunales.

La Dirección de Bromatología solicitó la presentación de un protocolo de Covid-19, que deberá autorizar el Sistema Integrado de Salud Pública, mientras que la Dirección General de Inspección y Habilitaciones “nos insistió mucho en que la gente no baje de los vehículos y respetar todas las recomendaciones sanitarias”, repasó Alfonso Fernández.

En cuanto al funcionamiento, adelantó que “vamos a tener baños químicos” y también habrá un food truck, con un servicio de comida básico, que deberá cumplir con una serie de medidas para que el cliente “no descienda de los automóviles”.

En tanto, Maggiori agregó que, en principio, se harían funciones los viernes y sábados de acuerdo al funcionamiento de actividades autorizadas por el Gobierno comunal en el marco de la pandemia.

Los responsables del proyecto indicaron a este Diario que la capacidad permitida será de cien autos y que “lo ideal” es que tengan dos o tres ocupantes, que podrán seguir la película a través de una frecuencia de la radio.

El primero en la provincia
Por su parte, “Stany” Maggiori destacó que, si bien hay experiencias similares en otras provincias, el de Tandil sería el primero en el territorio bonaerense y agregó que es pensado también como un espacio para la difusión y proyección de producciones de la carrera de Realización Integral de Artes Audiovisuales de la Facultad de Arte de la Unicen.

“Vamos a estar respaldados por el Incaa (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales)”, por lo que se pensó como una suerte de integración junto con la Universidad y el Municipio. “Será un espacio brindado a la comunidad de Tandil”, destacó Maggiori.

En la misma línea, Fernández enfatizó que existe un concepto de “responsabilidad social empresaria bastante importante en este proyecto”, que “es para Tandil”, para que “varias instituciones tengan un beneficio”.

El autocine se emplazará en una parcela contigua al terreno donde se proyectó un paseo de compras, que contemplaba un pedido de excepción y convenio urbanístico que debía ser aprobado por el Concejo Deliberante.

El debate se inició a mediados de 2017 cuando se conocieron detalles de la iniciativa que, para concretarse, debía obtener una excepción para asimilar los indicadores urbanísticos del sector aledaño, que le permitirán al desarrollador construir unos 30 locales comerciales, entre otros servicios. Pese a que se intentó reflotar meses después, finalmente no prosperó.

Fuente: www.eleco.com.ar