jueves , 28 mayo 2020
Home ›› Deporte y Turismo ›› Tetsuta Nagashima, una sonrisa inolvidable
Tetsuta Nagashima, una sonrisa inolvidable.

Tetsuta Nagashima, una sonrisa inolvidable

El ex-comentarista de MotoGP™ Nick Harris recuerda al añorado Tomizawa después de la emotiva victoria de Nagashima en Qatar

El décimo aniversario de Moto2™ brindó emociones encontradas bajo los focos del Circuito Internacional de Losail. Quería celebrar los diez años que han ofrecido algunas carreras increíbles y forjaron a un Campeón del Mundo que se ha convertido en uno de los más grandes de la categoría reina en los 70 años de historia de este deporte. Quería celebrar también la primera victoria del japonés Tetsuta Nagashima en su Gran Premio número 70, después de otra típica batalla de Moto2™.

El flamante vencedor del Gran Premio QNB de Qatar de 2020 en Moto2™ rememora la relación que tuvo con su héroe, el añorado Tomizawa

Más allá de las celebraciones, mi mente se remontó a diez largos años atrás y a esa primera carrera de Moto2™ ganada por otro piloto japonés, Shoya Tomizawa. Honestamente, no sabíamos qué esperar de aquella carrera y realmente era un melón por abrir. ¿Podrían realmente esas Honda de 600cc de cuatro tiempos reemplazar a las 250cc de dos tiempos que habían reinado durante 50 años?

No tuvimos que esperar mucho para averiguarlo. Tomizawa finalmente se escapó con su Suter dejando atrás la batalla que involucró a Alex Debón, Jules Cluzel y un Toni Elías que acabaría alzando el título ese año. La sonrisa y las celebraciones en el podio del joven piloto japonés me hicieron darme cuenta de que era muy especial tanto dentro como fuera de la pista.

La segunda cita en Jerez confirmó su habilidad sobre la moto mientras luchó en una batalla titánica en el legendario trazado andaluz para terminar 2º tras Elías por una décima de segundo. Sólo medio segundo separó a los cuatro primeros. Moto2™ había llegado para hacer historia. Fuera de la pista, Tomizawa fue una delicia. De alguna forma, se las arregló para congeniar ese característico rasgo natural japonés de cortesía y buenos modales con una sonrisa amable y un punto descarada, al margen de tener siempre una palabra para todo el mundo. ¿Cuántos pilotos se detendrían en medio de un concurrido paddock para bromear con un comentarista de televisión de 60 años? Todo el mundo era tratado con el mismo respeto y con un entrañable sentido del humor.

Rara vez he sido testigo de una angustia tan cruda en un paddock de un Gran Premio como cuando Shoya perdió la vida en ese trágico accidente en Misano en septiembre de aquel año. No sólo habíamos perdido un gran piloto, sino una verdadera persona que personificaba lo que significa este deporte. Le encantaban las carreras de motos y disfrutar de la vida con todo el mundo. Estoy seguro de que habría ganado un título de Moto2™ y habría ascendido a MotoGP™, pero no pudo ser.

Tetsuta Nagashima celebró ese décimo aniversario de Moto2™ con verdadero estilo, pero aún más importante fue que dedicó su primera victoria en un Gran Premio a su añorado amigo. Es el primer piloto japonés en liderar el Campeonato del Mundo de Moto2™ desde Shoya. Sé que lo habría celebrado con su mítica sonrisa.

Fotos: www.motogp.com/es