viernes , 29 mayo 2020
Home ›› DE TEMPORADA ›› TurismoVerde: Giramundo, el hostel ecológico en San Marcos Sierras.
TurismoVerde: Giramundo, el hostel ecológico en San Marcos Sierras.

TurismoVerde: Giramundo, el hostel ecológico en San Marcos Sierras.

Un sitio de hospedaje para viajeros, construido con técnicas ancestrales que le dan un final de obra basado en espacios versátiles y adaptados al entorno natural. En ese contexto, el hostel Giramundo en San Marcos Sierras al noroeste cordobés, es una alternativa diferente a la hora de buscar un lugar para concertar el sueño reparador.

Este paraje turístico y diverso, donde se fusionó lo colonial con lo rural, el arte y una filosofía de vida muy particular. La diversidad social y cultural de San Marcos Sierras es un atractivo permanente y una invitación del turismo ecológico que se percibe desde la plaza “Cacique Tulián”. A pocas cuadras del punto más neurálgico del pueblo, se pueden pasar las noches en el hostel Giramundo, atendido por sus propios dueños, Adrián Mariano Palma de 39 años, oriundo de la provincia de Buenos Aires, guía de turismo y Parques Nacionales y Noemie Courilleau (co-creadores de “la casa para toda la vida”).

Todo comenzó en el año 2008, fecha que marca el inicio de arraigo de ambos en tierras cordobesas. Llegaron al paraíso de la miel un poco por investigación, otro poco por intuición y también por el aporte de algunos familiares que viven en otras localidades de Córdoba. Arribaron con la motivación que conlleva un amplio sueño enraizado en el turismo ecológico que derivó del movimiento “neo rural”, una corriente vinculada al bienestar medioambiental. Cuando se asentaron por primera vez en San Marcos Sierras, se enamoraron de las calles de tierra, el entorno natural, artístico, y definitivamente de la exótica flora (algarrobos, quebrachos, mistoles y chañares) en estado virgen, de las sierras, el río Quilpo (a 9 km de la plaza Cacique Tulián), la quebrada del río San Marcos Sierras y la impronta colonial en el pequeño punto comercial del pueblo.

Un terreno de 450 m2 y una planificación pensada en el #TurismoVerde, se convirtió en un hostel construido con técnicas de adobe en forma de “cruz chacana” o “cruz pampa”. Fue un momento bisagra en la vida de Adrián, la bio-construcción lo marcaría para siempre, el gusto por la técnica aumentaba en el marco de “la casa para toda la vida”, inspirada en la naturaleza y construida bajo patrones de la “geometría sagrada”, una modalidad que utilizaban los nativos, las antiguas culturas.

¿Por qué construir con barro?
La edificación convencional o moderna, dedicada a levantar con cemento, hierro y vetón, tiene un impacto negativo para la naturaleza. Donde las etapas de extracción, traslado y por último la puesta en obra, implica un excesivo gasto de energía planetaria. Al trabajar la construcción con tierra, el planeta sólo gasta el 1% de la energía circular. Todo tipo de tierra es óptima para la bio-construcción, porque al no ser un material estándar se vuelve compatible con la técnica y, además, es ecológico, económico y térmico. La tierra termina regulando la temperatura y la humedad ambiental del hostel.

Así nace el alojamiento para viajeros, dos años después (2011) el proyecto del hostel Giramundo se amplía con la compra del terreno que colinda en la parte de atrás de lo ya construido. La cultura es otro de los temas que también le apasionan al dueño de casa, es por ello que gran parte del nuevo terreno fue adaptado al proyecto turístico y cultural. Construcciones en adobe y eco-ladrillos, espacios para huertas serían acondicionados para los talleres de una red de eco-proyectos destinados a reducir el impacto en la naturaleza, potenciar el turismo sustentable, la educación alternativa, la fomentación del uso de energías limpias, aprendizaje de los métodos de bio-construcción, cuidado del monte nativo y autóctono, apicultura, alimentación sana y sensata, entre otras. Además, desde una revalorización de lo social, se ha integrado a personas sordas con gran protagonismo dentro de la comunidad y en el seno de “Tierra Linda”.

Giramundo se edificó con diferentes técnicas y formas de hacer bio-construcción: adobe, quincha doble y simple, cop, destreza con palets, techo vivo (de tierra), arena, paja, algodón, piedra y guano de vaca y caballo. El hostel tiene varias versiones para ofrecerle al turista, la cara ecológica, la parte cultural y la faceta social dentro de un encuadre turístico.

Separar la basura, dentro de las instalaciones del hostel es un ritual de notable planificación de basura cero. Una vez que estás viviendo en el Giramundo, se le pide al viajero, dividir la basura que produce durante la estadía en distintas categorías: vidrio, papel y plástico. Adrián, asegura que no es la solución definitiva a un complejo problema ambiental pero es un buen comienzo para dejar de utilizar el plástico.

En la actualidad, el hostel Giramundo produce el 90% de la energía que gasta con la instalación de paneles solares, y posee un sistema de reciclaje de aguas grises que sirve para el regadío, servicio de baño seco con aserrín o sanitario tradicional, espacios de uso común (living comedor, cocina y patios) como así también, habitaciones a compartir.

Sin dudas, una oportunidad para conectarse con el turismo sustentable y vivirla de manera personal, con amigos o simplemente con la familia, disfrutando de un espacio ecológico y de cada rinconcito de San Marcos Sierras, la capital de la miel.

Ph: @hostelecoculturalgiramundo y @lucasartdeco
Contacto: Ezequiel Tabernesi
Teléfono: +54 9 (11) 36078947
mail: hostelgiramundo@gmail.com
O en el blog del Proyecto Giramundo.

Fuente y fotos: Agencia Córdoba Turismo.