Miércoles , 23 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Actualidad ›› Una travesía turística desde la nostalgia y con el corazón puesto en la Ruta 40

Una travesía turística desde la nostalgia y con el corazón puesto en la Ruta 40

Embarcarse en una aventura no es algo de todos los días. Para Cristian Delaporte y su esposa, Mirta, será un desafío teñido de nostalgia por el que atravesarán 15 provincias en un mes, a lo largo de la Ruta 40.

Este lunes 11 comenzaron su viaje desde La Quiaca, Jujuy, al volante de un Ford A de 1929, y ya comenzaron a compartir sus experiencias a través de las redes sociales. Ambos son reconocidos en el ambiente turístico de la provincia de Tucumán por su actividad en la hotelería y además por contar con uno de los emprendimientos de servicios turísticos más originales del continente: paseos a bordo de autos antiguos, con servicios Premium, Antique Tour.

unnamed (1)“Queremos unir de norte a sur los dos extremos de Argentina”, dice Cristian Delaporte, CEO de Antique Tour , quien desea convertirse en el primer conductor en completar este recorrido a bordo de un auto antiguo. “Iremos hasta Cabo Vírgenes y de ahí pasaremos a Ushuaia. Regresaremos a Tucumán bordeando la costa argentina. En total serán más de 12 mil kilómetros. Atravesaremos 15 provincias y pasaremos por 21 parques nacionales, 18 ríos importantes y 27 pasos cordilleranos”, describe con entusiasmo Cristian, quien espera completar el recorrido en 30 días.
No será un objetivo sin aprovechar las oportunidades que les brindará el recorrido: “Nos desviaremos para disfrutar algunos paisajes, como Salinas Grandes, Ischigualasto y Talampaya, y la Cueva de las Manos, por ejemplo”, señala el emprendedor.

Cristian y Mirta ya comenzaron a subir sus experiencias a las redes sociales de Antique Tour ( facebook.com/AntiqueTourExperience, instagram.com/antiquetour y twitter.com/AntiqueTour). Utilizarán el hashtag #Ruta40Antique, con el que también invitan a la gente a sumarse y compartir fotos en caso de ver al auto rojo por la ruta o en alguna de las ciudades por las que pasarán. Además, ambos son radioaficionados y estarán QAP (atento en frecuencia) en las repetidoras de las distintas provincias: sus señales son LU8KCC y LU6KBZ.

La distancia que recorrerán es mayor que la que separa a Buenos Aires y París (11.063 kilómetros por aire) o París y Hong Kong (11.950 kilómetros por ruta), y similar a la que hay entre Berlín y Tokio (12.454 kilómetros). “La circunferencia de la Tierra a la altura del Ecuador es de 40.074 kilómetros, o sea que daremos casi un tercio de la vuelta al mundo”, señala Cristian y compara: “La famosa ruta 66, que cruza Estados Unidos de costa a costa, tiene 3945 kilómetros. Nosotros haremos más de tres veces esa distancia”.

Uno de los principales retos del viaje está en que gran parte de la ruta es de ripio y el vehículo tiene 85 años de antigüedad. “El Ford A es muy confiable. Además, es un modelo que se fabricó cuando no había pavimento”, explica el conductor. “Otro de los grandes desafíos estará en atravesar las zonas del sur argentino, que son paisajes más inhóspitos y desolados. Será un tramo mentalmente duro teniendo en cuenta que Zapala, en Neuquén, es recién la mitad del camino”, añade Cristian, quien en 2010 ya condujo de Tucumán a Bariloche en un auto antiguo.