jueves , 11 agosto 2022
Home ›› Actualidad ›› #MeEncantaLaRioja en vacaciones de invierno.
#MeEncantaLaRioja en vacaciones de invierno.

#MeEncantaLaRioja en vacaciones de invierno.

Me encanta La Rioja por su naturaleza, aventurarme en sus cerros colorados, disfrutar de sus sabores y descubrir un pasado histórico federal, donde sus caminos me llevan a lugares de belleza paisajística propia del norte argentino encontrándola diversidad que me ofrecen. Para estas vacaciones de invierno las opciones a explorar una naturaleza indómita en algunos tramos, con la experiencia de vivir y guardar en la memoria los mejores momentos para redactar en mi libro de viajes.

Se vienen las vacaciones de invierno y La Rioja te invita a conectar con una propuesta imperdible recorriendo sus rutas de norte a sur, asombrarte de los colores de valles y montañas, sorprenderte con aromas y sabores, maravillarte con el paisaje y elevar tu adrenalina con la aventura de descubrir.
En la capital riojana, punto de inicio para cualquiera de los Corredores turísticos, múltiples opciones hacen de la estadía la mejor elección. Esta es una de esas ciudades que brinda una singular calidez y tranquilidad, conservando aún como costumbre el descanso después del almuerzo. Es ideal para vivirla y disfrutar de su hospitalidad. La importante oferta de servicios hoteleros y turísticos la han convertido en el punto clave para realizar todas las excursiones a los destinos más importantes de la provincia.

Con un paisaje urbano bien diferenciado, sobresale el sistema neo-colonial y construcciones de principio del siglo XX, manteniendo en su centro un perfil edilicio de la época, siendo una de las más antiguas del país, destacándose entre su circuito histórico los principales atractivos. Plaza 25 de Mayo, lugar fundacional, Plaza 9 de Julio, Las Padercitas, Monumento al Tinkunaco, Pozo de Vargas, La Vieja Estación de Trenes, convertida en el reducto cultural más importante de la ciudad.

Recorrer la Ciudad Capital significa encontrar y sorprenderse con edificios testimonios de diferentes líneas arquitectónicas que representan a su vez distintas épocas históricas. Casa de Gobierno, el Palacio Municipal Juan Ramírez de Velazco, el Histórico Colegio Nacional, Casa de Joaquín Víctor González, Paseo Cultural “Castro Barros”, el Club Social y la Legislatura, entre otros. A muy pocos kilómetros del casco céntrico, se encuentra el Dique de Los Sauces, formidable espejo de agua apto para el deporte y la recreación; el Cerro de La Cruz, punto panorámico ubicado a 1680 msnm, con una pista de parapente y aladeltismo, que hace las delicias de riojanos y quienes eligen como destino para el turismo de aventura, allí también se realizan escalada, rappel, tirolesa y cabalgatas.

A 30 km y tras bordear el Velasco (el mismo cordón montañoso que separa a la capital de la ciudad de Chilecito y, por donde se construye la conexión vial a través de Pampa de la Viuda donde se encuentra el Centro de Rendimiento Deportivo de altura más importante del país), se llega a Sanagasta, una villa veraniega que alberga un importante reservorio de la anidada de los grandes saurios que habitaron la región y que pueden disfrutarse a escala real en un recorrido por el Parque Geológico, donde se hallaron fósiles de entre 65 a 95 millones de años, reviviendo el interés depositado en la evolución, composición y comportamiento de aquellos grandes animales. Aquí una Casa de Té en medio de centenares de viñedos hacen del lugar un culto al descanso, la misma casa que ofrece también sus vinos de vasta trayectoria en la región y el país.

Por la costa riojana a 100 km de la capital provincial, (camino atravesando la traza montañosa), la excursión transita la Ruta Principal 75 hacia el norte, en paralelo a las Sierras de Velasco. Es en Castro Barros donde se encuentran las primeras bodegas riojanas, cuyos vinos industrializados, artesanales o de autor conquistaron los mercados nacional y extranjero por sus características de cosecha de entre los 1.400 hasta los 1.700 msnm. Abrazados por el imponente cordón montañoso unas diez coloridas y apacibles comunidades conforman este Departamento. Lugares de hermosos paisajes y microclima muy especial, ideal para escapar de las grandes ciudades y disfrutar la naturaleza en todo su esplendor. Tranquilidad y remanso forman parte de la vida cotidiana, que no precisa alternar el paso de la jornada chequeando las agujas del reloj, y que además tiene el condimento de la calidez de su gente, la misma que abre las puertas de su casa como si recibiera a sus amigos.

Un conjunto de poblados, en el corazón de la región norteña, componen este itinerario turístico en el que también se visitan centenarias iglesias y el Castillo de Dionisio. El recorrido costero ofrece cabalgatas, trekking en la montaña, sumándose propuestas culturales y fiestas que organizan los lugareños, guitarreadas por las noches y mercados en los que se ofrecen dulces, quesos y tapices.

Una síntesis de los elegidos por el turismo que llega a la tierra pionera en la olivicultura nacional donde el Padre del llamado “oro verde” se remonta a 427 años en la ciudad de Aimogasta, y se enarbola detrás de la elaboración del torrontés riojano cuya cepa autóctona permitió posicionarse también a nivel internacional. Ya en Arauco, múltiples propuestas apasionan al visitante por recorrerlo.

En Santa Teresita, un oasis de aguas surgentes no sólo ofrecen sus propiedades terapéuticas o curativas en el marco de un paisaje único y privilegiado, sino el equilibrio que esta zona de montaña propone en una ecuación perfecta de pasividad y remanso, a tan sólo 106 km de la Capital provincial. Aguas dulces y con temperatura de hasta 42º. Escénica natural entre colores terrosos de una región de microclima ideal cualquier época del año, lo que permite integrarse a los circuitos termales más importantes del país y único en la región.

Más adelante y ubicado en un barrial se puede practicar Carrovelismo y Kitebuggy en Vientos del Señor, adrenalina a flor de piel para vivir inolvidables aventuras. Una extensa superficie de suelo arcilloso se funde con el cielo en un grandísimo horizonte, formando un mágico escenario natural.

Dejando Ruta 60 e ingresando al tramo de la mítica 40 por suelo riojano, llegamos a San Blas de los Sauces donde el pasado originario legó el Sitio Arqueológico de Hualco, en el extremo norte de las Sierras del Velasco, una ciudad de piedra construida hace más de mil años y que aún hoy conserva la magia de tiempos ancestrales. Aquí un combo inolvidable de experiencias.

Una parada obligada al continuar viaje es llegar a Chañarmuyo, pequeño poblado en el corazón del Departamento Famatina que tras atravesar Pituil mundialmente conocido por su grapa, la misma que recibió el Papa Francisco cuando unos riojanos llegaron a la Plaza San Pedro del Vaticano. El visitante puede conocer la producción desde los alambiques y luego degustar de los mejores productos regionales.

El Valle de Chañarmuyo, es un oasis en medio de un desierto rocoso y de escasa vegetación que se encuentra rodeado de la Sierra del Paimán, de más antigüedad que la vecina Cordillera de los Andes, al noroeste riojano. Por las noches, un manto de infinitas estrellas lo cubre todo con su abrazo de magia y misterio. Eternas y brillantes se reflejan en el espejo de un embalse de los ríos Blanco y Durazno que luego riegan las tierras sedientas de las ricas y puras aguas del deshielo cordillerano captadas por el dique que lleva el mismo nombre de la comunidad. La excelencia de los vinos de altura (1.700 msnm), coronan el mejor menú en la Casa de Huéspedes que invita a recorrer la bodega y caminar por entre sus viñedos.

La altura y el clima seco, provocan un microclima que combina días cálidos con noches frías, haciéndolo ideal para el cultivo de nobles vides que se expresan en vinos de un terroir maravilloso que, aún hoy, guarda el recuerdo de los antiguos indios Diaguitas que habitaron sus tierras.

Por otro lado y ubicado sobre los 2500 metros de altura, se encuentran Cañón del Ocre y mina La Mejicana en Famatina. Los tonos ocres oxidados brindados por la presencia de azufre en los componentes de sus rocas, le aportan una peculiar característica. Al costado del camino, un profundo tajo se abre paso entre titánicas montañas color dorado, mientras los rayos de sol dejan al descubierto excéntricas figuras entre las grietas de los paredones. El río Amarillo se abre paso entre dos montañas, y desemboca en el cauce cristalino de un arroyo, el mismo que mana a borbotones entre la escarcha.
Retornando a la Ruta 40, se llega a la Perla del Oeste, el Departamento Chilecito tras cruzar el Río Capayán, donde paisajes sorprendentes se levantan protagonistas de valles colmados de vides que se distinguen en el mundo por sus vinos, siendo además custodio de riquezas mineras y agrícolas, cuya comunidad atesora vestigios de pueblos originarios en su escénica paleta multicolor.

Resguardar y fortalecer la fe cristiana al extender sus brazos en el Cristo de “El Portezuelo”, ubicado en el cerro homónimo que se eleva a 16 metros de altura con una imagen impoluta producto del artista Alejandro Carrizo y, 200 escalones en homenaje al Bicentenario de la Patria. En el predio pueden apreciarse símbolos y signos diaguitas, en representación de las culturas originarias que habitaron la provincia. Y muy cerquita de allí el mayor y más importante Cactario de Sudamérica con especies de diferentes partes del mundo, impregnándole interesantes formas en el recorrido de sus terrazas montañosas.

Las mejores Bodegas se emplazan en la ciudad de Chilecito, las mismas que pueden degustarse en una cata a ciegas guiada por estudiantes de enología en el evento que reúne a los mejores expositores vitícolas del noroeste argentino durante el mes de noviembre, en simultáneo con el Festival Nacional del Torrontés. Diferentes cepas pueden disfrutarse en las visitas enoturísticas a tal efecto y por cada marca comercial, tanto en el casco céntrico como las apostadas en el interior.

Con una extensión de 37 km, hoy en ruinas, se encuentra el Cable Carril que cuenta con 9 estaciones que se ubican entre los 1092 y 4200 msnm desde la primera que comienza en esta Perla del Oeste y culmina en el corazón mismo del Famatina, desde donde se cargaban las vagonetas. Declarado Monumento Histórico Nacional, es otro de los lugares emblemáticos, que atestigua no sólo su historia como transporte de la actividad minera en la zona, sino significancia de lo que fuera, por ese entonces, este movimiento por el respaldo económico a la región y el aspecto social. Esta obra de vanguardia tecnológica fue construida por una empresa alemana y se mantuvo en funcionamiento entre los años 1904 y 1929, reemplazando el arcaico acarreo a lomo de mula y posibilitando el dinamismo de la minería riojana.

Es considerado el más largo de América y el segundo en el mundo, cuenta con 262 torres, 9 estaciones y 650 vagonetas, y supo contar con una de las primeras líneas telefónicas del país. Hoy, es Monumento Nacional, y en su Estación Nº 1 alberga el Museo Cable-Carril, donde se exhibe una muestra detallada de elementos que componen las distintas partes de la gigantesca obra, como así también libros, cuadernos y anotaciones que testimonian la presencia de los obreros que trabajaron allí, algunos de los cuales dejaron su vida en las profundidades de la montaña.

El magnífico escenario natural por el que atraviesa la construcción es aprovechado actualmente para la realización de turismo de aventura, trekking, safaris fotográficos, turismo minero y geológico, además de la admiración reflexiva y analista de tan imponente obra. Así, el aspecto cultural y el turístico se unen para darle vida al lugar y dar a conocer al país y al mundo el patrimonio que enorgullece a los riojanos.
Una Vuelta al Pique. Caminos de montaña que son atravesados por ríos de cauce temporario, donde la riqueza de su atractivo ofrece desplegar la aventura de recorrerla a través del trekking o mountainbike durante todo el año. Una de las tantas características que definen a este lugar, es permitirse realizar una travesía en 360º mediante un turismo alternativo que invita a conocer algunos lugares históricos como el Cable Carril.

Gastronomía de excelencia, vinos premiados en el mundo, plazas hoteleras con vistas panorámicas inmejorables, tranquilidad acompañada con la calidez y amabilidad de su gente, esperan recibirte en este departamento del oeste riojano.
Una cuesta de fastuosas curvas y cornisa. Al avanzar por la Ruta 40 y, a través de la localidad de Nonogasta, Chilecito se une a Villa Unión, otro de los Departamentos de la cuenca del Bermejo, por Cuesta de Miranda, obra vial de magnífico trazado que por su complejidad e innovaciones empleadas en su construcción, fue distinguida como «Obra Vial Nacional del Año 2015 » por la Asociación Argentina de Carreteras. La ruta comprende dos sectores con características diferentes. El inicial comienza unos 1.200 metros al sur de Los Tambillos en el kilómetro 3.813 y tiene una extensión de 9 km, terminando en el punto más alto de la ruta, en Bordo Atravesado. Este sector, que es montañoso, tiene un relieve relativamente suave y las banquinas son más anchas ya que miden 2 metros.
La ruta pasa por pequeños caseríos entre ellos Tambillos, Las Trancas o «Puesto Siciliano» y Puerto Alegre. Para mejorar la comunicación norte-sur en el corredor andino de la Ruta 40 y dar acceso a la Ruta Nac. 76 que lleva a Chile por el Paso Pircas Negras, se concretó esta monumental y moderna ruta, ancha con dos carriles e incluso tres en algunos sectores, totalmente pavimentado.

Y sobre la vera de la Ruta el ingreso hacia Aicuña, donde en un pircado histórico de piedra y barro -de más de 60 cm de ancho-, se encuentra esta comunidad donde las montañas ocultan el pueblo que se extiende sobre sus laderas, convirtiendo el viaje en una aventura entre innumerables curvas y precipicios de la bella Cuesta de Miranda. Magníficos miradores hacen de este viaje la mejor elección, desde donde se avizora la maravilla que dejó la naturaleza en su creación.
Camino a los primeros umbrales de la cordillera, se sitúa entre las Sierras del Famatina y los Andes, donde el clima se caracteriza por una fuerte continentalidad, bajo porcentaje de humedad y un increíble cielo diáfano.

Durante un recorrido por este viaje, millones de años testifican la imponencia entre los gigantes rocosos que allí se encuentran, aquellos que inmutan ante su tamaño y figuras con su rojizo y cincelados violáceos, según donde el sol haga de la fotocromía el lugar más maravilloso como simple testigo.

En Villa Unión, la naturaleza dejó al descubierto Increíbles figuras de caprichosas geoformas, permitiendo al visitante deleitarse y que la imaginación acompañe cada tramo por recorrer, donde el aire más puro invade una naturaleza increíble e imponente. Las Rutas Nacionales 38, 150 y 76, nos conducen al Parque Nacional Talampaya, donde 250 millones de años dejaron en la superficie monumentos que atesoran el inicio de la vida. Envuelto por un halo de misticismo que alimenta su atractivo, ostenta imponentes cañadones de rectos y altos paredones, dejando al descubierto imágenes sorprendentes como El Monje, Rey Mago, La Torre, y otras figuras.
Declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad y luego 7ma Maravilla Natural de Argentina, reside en su riqueza un legado histórico y cultural para la provincia, el país y el mundo, ya que se encuentran grabados figurativos -antropomorfos y zoomorfos- y abstractos geométricos realizados por hombres que habitaron la región miles de años atrás.

Continuando por Ruta Nacional 76, y tras atravesar la zona comercial de Villa Unión, una pequeña comunidad con casas de adobe, cuya espalda a la Cordillera de los Andes nos transporta a otro viaje imaginario en Banda Florida con su Reserva Los Colorados, donde el Cañón del Triásico, sorprendente, imponente y maravilloso lugar que va abriendo aún más la capacidad de asombro del visitante.
Murallones colorados de más de 200 millones de años donde la imaginaria paisajística conmueve ante belleza natural, donde aún sorprende la simbiosis de Dios y la naturaleza, esa que quedó allí para ser conocida.Estas huellas del pasado donde la erosión eólica, pluvial y biótica moldearon con el tiempo, dejaron geoformas increíbles que se descubren en el trayecto de los 25 km que componen los circuitos definidos, los que van cruzando lechos de ríos secos y abundante flora autóctona. Vallecito Encantado te convencen de recorrerlo en un Trekking por cuanto su belleza natural se inspira entre piedras y geoformas muy particulares.

Regresando a la Cuenca del Río Bermejo otra de las maravillas naturales es Quebrada del Yeso en Gral. Lamadrid. Este rio seco, es punto de referencia para llegar a este increíble lugar donde sus planos inclinados, escalones y quebradas en V, están íntegramente compuestos en barro erosionado. Diferentes pruebas hacen de este sitio uno de los mejores a la hora de practicar turismo de aventura. Camino de ripio consolidado para realizar en vehículos 4 x 4 que parte de la zona de El Condado, en dirección Noroeste, por aproximadamente 50 km., ascendiendo hacia la zona de Laguna Brava.

Declarada Sitio Ramsar, La Reserva Provincial Laguna Brava – Vinchina. Ubicado en zona cordillerana, es uno de los sitios más espectaculares no solo en la provincia de la Rioja sino en Argentina, debido a la riqueza y belleza multicolor que se conjuga con historia, flora y fauna puneña, enclavada a 4.300 mts sobre el nivel del mar. En su recorrido puede disfrutarse no solo de montañas que superan los 4 mil y 5 mil metros sino también volcanes que superan los 6 mil metros, otorgándole belleza absoluta en los Colores del silencio de Los Andes. Centenares de flamencos rosados multiplican su silueta invertida en éstas aguas salobres, que además sirven a otros tantos animales salvajes como guanacos, vicuñas, pumas, y otras aves migratorias que en busca de alimento regresan en cada primavera para procrear.
Y más al norte, el espectacular Cráter Corona del Inca a 5.530 metros de altura, que esconde en su interior una laguna de heladas aguas azules que fue considerado el lago navegable más alto del mundo, donde se batió récord mundial de navegación y buceo en altura; polo turístico promisorio aventajado por su salida al Pacífico.

Refugio el Peñón es una construcción de piedra erigida a fines del siglo XIX. Entre 1864 y 1873 por iniciativa del presidente Domingo Faustino Sarmiento, que mandó a construir una serie de refugios por los pasos cordilleranos hacia la República de Chile con el objetivo de resguardar a los arrieros de la noche y el clima, los encargados del transporte del ganado. Está a Laguna Brava por el llamado “Camino de los Toros” y, es uno de los 13 refugios construidos.

Desde el corazón de las Rutas riojanas. Formaciones geológicas del período triásico e imaginaria rocosa que contrasta con el resplandeciente cielo riojano, invitan a ser descubiertas en el departamento Independencia donde su topografía ofrece variedad en su trazado, llanuras, valles, montañas y una vasta fauna autóctona representan esta región integrante de la ruta del Mercosur. Patquía, formó parte de la dinámica económica y social que generó el ferrocarril en su paso por la provincia siendo un hito en la pujanza regional.

A 180 km desde la capital provincial, atravesando Ruta Nacional 38 e ingresando en Punta de Los Llanos, inicio del camino hacia una experiencia única tras cruzar la localidad de Tama, centro urbano y cabecera del Departamento Ángel Vicente Peñaloza, donde la historia signó páginas de la proeza de caudillos como “El Chacho” en su lucha por el federalismo, igualdad por la que hoy continua trabajando La Rioja en el contexto nacional.

En un recorrido por la naturaleza indómita, los centinelas despliegan sus alas y planean casi al alcance de las manos de quienes los observan, esa mágica sensación que solo los cóndores andinos en sierra de los quinteros permiten disfrutar desde los miradores naturales, exquisita gastronomía regional, cabalgatas y trekking por la quebrada, y una copa del mejor torrontés riojano.A 1800 msnm, el legado de la naturaleza, donde el contraste de colores desentraña la creación sin imperfecciones, un valle extenso y una experiencia sin concepto que deja atónito a cualquier visitante.

Una propuesta más que interesante para disfrutar en Familia durante estas vacaciones de invierno, una escapada para sumergirse en una experiencia inexplicable, donde la naturaleza muestra a pleno una flora y fauna increíble, donde las manilas del reloj no tienen permitido avanzar y completar a pleno la excursión hasta llegar a miradores naturales que hacen de contención a un valle de belleza incomparable, la misma que se contempla al admirar a los centinelas que custodian en territorio riojano.

Una posta especial con alojamiento y donde el objetivo de descansar y disfrutar del paisaje que no admite el pasar de las horas, donde el conteo del reloj quedó detenido con el propósito de vivir una experiencia inigualable. En cabalgata o caminando se accede a Quebrada de Los Cóndores en Sierra de los Quinteros, cuyos macizos custodian celosos a estas aves en su vuelo. Uno de los pocos apostaderos donde su lugar de avistaje se encuentra por encima de sus dormideros. Así se transforma en uno de los sitios más impresionantes, convirtiéndose en un mirador de enormes bloques de piedra sobre un hondísimo precipicio con vista hacia el este y, a cuyos pies, discurre el río Los Chocallos.

Imperdibles lugares para tomar la decisión de viajar a La Rioja y conocer cada rincón donde la historia, arqueología, titánicos macizos rojizos, cultura y gastronomía la hacen elegible durante todo el año.

Mayor información:
Secretaria de Turismo La Rioja -Av. Ortiz de Ocampo y Av. Félix de la Colina – Ciudad capital
Horario de atención: 08.00 a 21 hs – todos los días // Teléfono de informe: 0054 0380 4426345.
(área técnica)
TEL: + 54 0380 4426384
e-mail: info.moveteporlarioja@gmail.com
www.turismo.larioja.gob.ar

Para mayor información: 0380-4426345//info@turismolarioja.gov.ar
Casa de La Rioja en Buenos Aires en Avenida callao 745 – Teléfono: 11- 4813 3418
Horarios de atención: 09:00hs a 15:00hs de lunes a viernes
E-mail: casadelarioja@gmail.com

Casa de La Rioja en Córdoba en San Jerónimo 487Teléfono: 0380-4221597 (solo WhatsApp)
Horarios de atención: lunes a viernes de 08 a 18 hs
Email: casadelariojacba@gmail.com