jueves , 14 diciembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Sabores, Aromas y Colores ›› La Gastronomía se luce en el invierno de Río Negro
La Gastronomía se luce en el invierno de Río Negro.

La Gastronomía se luce en el invierno de Río Negro

Las comidas regionales son una tradición que se destaca en todo Río Negro por su preparación con productos frescos y materias primas locales.

San Carlos de Bariloche es una de las ciudades referentes de la cocina en la provincia gracias a la gran multiplicidad de sabores que posee. Allí los inmigrantes desde diversos lugares del mundo dejaron sus huellas en platos típicos como el “goulash con spaetzle” o la fondue de queso, platos que luego fueron apropiados por los barilochenses.

Para los más dulceros, existe una innumerable cantidad de chocolaterías, siendo el chocolate caliente uno de los preferidos en los refugios de montaña y confiterías. Además, en la Zona Andina se encuentran las emblemáticas cervecerías artesanales cuyas bebidas pueden ser acompañadas por picadas de productos regionales como la ahumada.

Las frutas son las grandes protagonistas en el Bolsón y el Alto Valle provincial donde se pueden disfrutar dulces artesanales, así como también grandes desayunos con jugos y frutos rojos.

Opciones para todos los gustos
Los amantes del mar y el viento frío podrán disfrutar de la cocina del Puerto de San Antonio y los restaurantes de Las Grutas, donde sobresalen las cazuelas de mariscos y las abundantes paellas patagónicas.

En el Valle Inferior, por otra parte, se destacan las panaderías y pastelerías cuyos productos son elaborados con frutos secos de la zona. Los restaurantes locales ofrecen platos que se identifican con las corrientes migratorias italianas y españolas. Entre estos se encuentra el cerdo regional elaborado con una gran calidad culinaria.

En la región sur de la provincia se realizan platos a base de cordero patagónico, deleitando a los comensales con “ragú de cordero” o una cazuela de oveja.