martes , 21 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Tu Próximo Destino ›› Salta, una invitación a la alegría
Peña Los Cardones

Salta, una invitación a la alegría

Por Fabiana Chércoles
La movida en Salta no pasa por el boliche sino por las peñas. “La Balcarce” como popularmente se la conoce a la calle, nació hace relativamente poco. Pusieron en valor los edificios de la zona y se transformó en un polo turístico gastronómico importante.

El patio de la empanada

Se extiende desde la calle Santiago del Estero hasta la vieja Estación del Ferrocarril.
Encontrarás bares, cafés, venta de artesanías, y en particular “peñas folclóricas”.
Si bien, en algunos lugares hay actividad de día, mayormente abren de noche. Las peñas ofrecen shows con artistas folclóricos.

Músicos y cantantes harán que tu velada sea exitosa. Con el vibrar del bombo comienza la chacarera y tras su comienzo las palmas del visitante acompañan. Los bailarines profesionales pronto invitan al público a bailar, y así como sin darte cuenta, el clima se distiende y comienzan los ¡¡Aro Aro Aro!!

La Casona del Molino

La cocina regional presenta en su carta, Humita en Chala, Tamales, Brochet de llama, Quesillo con miel de caña o Dulce de Cayote son platos deliciosos. Los vinos salteños acompañan esta velada norteña, y si optas por la cerveza, “Salta” es la elegida. No es obligatorio cenar, puedes disfrutar del show y consumir alguna bebida.

Salta cuenta con varios epicentros de la movida nocturna.
Otro lugar es la “Casona del Molino”, una peña para el salteño… dicen. Es la menos turística, esto tiene sus ventajas y desventajas. Es una casona antigua con varias salas y un patio al fondo donde los cantores van acercándose a cada sector de la casa. Si hay mesas y sillas libres… los folcloristas se arriman a disfrutar junto a los comensales. Algunos incluso, le hacen lugar en sus mesas para deleitarse de cerca. Así nacieron Los Nocheros, y otros tantos profesionales que giran en nuestro país con alta convocatoria.

La desventaja es que es menos estructurado y debes ir cambiando de lugar para buscar cual de todas las salas te gusta más, y con suerte encuentras lugar para sentarte.

Boliche Balderrama

La comida es muy buena, te atienden bien, y en cuanto a su lugar es más autóctono, es decir un rincón bien salteño. Aquí te quedarás hasta el amanecer.

Algo más “for exports” es el Boliche Balderrama. El turista internacional se siente más a gusto: presenta espectáculos en vivo, y la dinámica del show es más entretenida para los que no conocen el folclore argentino. Igualmente el público termina bailando y cantando las zambas tradicionales que hicieron a Salta más popular de lo que ya era.

Por supuesto, la canción infaltable “Balderrama”; tema que describe la historia del lugar.

Hay otras opciones para pasar un buen rato por las noches, como teatros, casinos, cines, pubs, bares: El Centro, por ejemplo; alrededor de la Plaza 9 de Julio ofrece clásicos restaurantes y cafés donde una cerveza o un torrontés con empanadas, al aire libre, es otra elección para la tardecita. Allí las luces comienzan a iluminar la plaza, los edificios emblemáticos, la catedral y todo es un espectáculo en sí, para admirar.

“La Balcarce” a toda hora

Para los más jóvenes en busca de diversión desenfrenada, está la zona de la terminal, en el centro y la Avenida Paraguay se encuentran varios boliches o discotecas, lounges y bares de música electrónica, pop, rock latinoamericano, trova cubana y cumbia colombiana, todos con un espectacular ambiente. Abren a la medianoche y cierran al alba.

Cualquier actividad que elijas la noche salteña es intensa, vibrante e incluso eufórica…no para hasta las primeras horas de la madrugada… si logras llegar!!

#VivíArgentina
Fotos: Fabiana Chércoles @sentiargentina