miércoles , 22 noviembre 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› CAMINOS DE LA FE ›› Turismo de fe en Misiones
La diversidad religiosa tiene una larga tradición en la provincia de Misiones.

Turismo de fe en Misiones

La diversidad religiosa tiene una larga tradición en la provincia de Misiones. Las misiones jesuíticas guaraníes constituyeron una experiencia social, cultural y religiosa única en su tipo.

san ih
En esta región, entre los años 1609 y 1768, se vivió una de las más emocionantes historias de la humanidad.

En esta región, entre los años 1609 y 1768, se vivió una de las más emocionantes historias de la humanidad.
La región Jesuítica-Guaraní, formada por treinta pueblos, nucleaba a miles de aborígenes que se dedicaron a la agricultura y la ganadería, alcanzando un elevado nivel social y tecnológico.

De aquellas “reducciones” quedaron las riquezas arqueológicas, la escultura, el trazado de las ciudades, la historia contada en museos, centros de cultura y universidades, misterios presentes que conforman el Circuito Internacional de las Misiones Jesuíticas. Testimonio de aquellos tiempos son las reducciones de Santa Ana, Nuestra Señora de Loreto, San Ignacio Miní y Santa María la Mayor.

En la primera mitad del siglo XX, los primeros inmigrantes que llegaron a nuestra Provincia le dieron un inconfundible sello universalista y plural a la región.

loreto
Nuestra Señora de Loreto en Misiones.

Ellos buscaban un horizonte de oportunidades, sosiego y respeto donde forjarse un futuro nuevo, y aquí lo encontraron. Llegaron con sus tradiciones, su lengua y, fundamentalmente, su fe. Hoy, religiones de todo el mundo pueblan la provincia de Misiones.

Una multiplicidad de fiestas religiosas, creencias y devociones populares surgieron en todo el territorio y la provincia de Misiones, muchas de las cuales se han convertido en estos últimos años en un fenómeno turístico provincial, nacional e internacional.

Iglesias, monumentos y festividades religiosas forman parte de diversos circuitos, así como lugares de peregrinación y devoción popular. Se destacan las fiestas patronales y la Peregrinación al Cerro Monje, en la localidad de San Javier, entre otras.