jueves , 18 enero 2018
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Yo estuve allí ›› Internacional ›› New York City, un universo tan diverso
Manhattan vista desde el Río Hudson en la excursión del Water Taxi.

New York City, un universo tan diverso

La estatua de la libertad.
La estatua de la libertad, símbolo de New York
Por Ricardo Seronero desde Nueva York.

Si ha decidido conocer Nueva York, respire profundo y prepárese a conocer una ciudad sorprendente y de marcados contrastes. Prepárese para conocer la ciudad que tiene de todo.

Una NYC que sorprende con el complejo financiero de Wall Street, con el Central Park, o con las tumbas de los indios algonquinos, la famosa NYC de los teatros de Broadway, el barrio de Harlem o las zonas de Times Square. Sólo en Nueva York se puede descubrir un universo tan diverso.

Las melodías profundas de jazz se mezclan con la magia de la música reggae, el encanto del timbal y los tambores afro-cubanos. El pollo “tandoori” que preparan los hindúes se sirven en la misma mesa que la paella española, las fajitas mexicanas, los dulces griegos, el arroz chino o el humeante New York steak.

Su historia.
Nueva York fue muy diferente al comienzo de su historia. La bahía de Manhattan fue descubierta en 1524 por el italiano Giovanni da Varrazano, estando al servicio del Rey Francisco Y. Los primeros colonizadores Holandeses se establecieron en el bajo Manhattan en el año 1625, dándole el nombre de “Nieuw Amsterdam”. En 1626 Peter Minuit compró la isla a los indios algonquinos por un valor equivalente a 24 dólares.

Ubicado en la intersección de la Chambers Street y la Centre street, el Municipal Building, es uno de los mayores edificios gubernamentales del mundo.
Ubicado en la intersección de la Chambers Street y la Centre street, el Municipal Building, es uno de los mayores edificios gubernamentales del mundo.
Los ingleses en 1664 tomaron posesión de “Nieuw Amsterdam” y la rebautizaron como “New York”, en honor al duque de York. La declaración de la Independencia tuvo lugar en 1776, marcando una de las etapas más importantes en la historia estadounidense; tras largas luchas y batallas, Inglaterra acepta en 1783 la independencia de las 13 colonias existentes en esa época. Nueva York se convierte en la primera capital de los Estados Unidos bajo la nueva Constitución, siendo George Washington el primer Presidente.

A fines del siglo XIX comienzan a llegar inmigrantes europeos en busca del sueño americano, convirtiendo a New York en el puerto de entrada, más importante, a los Estados Unidos. Desde entonces han llegado inmigrantes de todas partes del mundo, transformándola en una de las ciudades más cosmopolitas.

Aunque no es la capital del país, sí es una de las ciudades más importantes de los Estados Unidos. Su estado es uno de los más hermosos, con montañas, ríos, unos 8.000 lagos, 205 kilómetros de playa sobre el océano Atlántico, 603 kilómetros de costa entre los lagos Ontario y Erie y las famosas cataratas del Niágara del lado americano.

En Nueva York existen tantas cosas para maravillarse, tantos espectáculos incomparables que comprenderá con facilidad por qué este lugar es el número uno en le mundo para visitar. Y que se vuelve una y otra vez, para formar parte de la capital mundial del entusiasmo.

Times Square, corazón del Theatre District.
Times Square, corazón del Theatre District.
Manhattan, la Capital del mundo.
Es considerada como el símbolo de Nueva York, también llamada isla de las colinas, según un vocablo indígena. Tiene 15 kilómetros de largo y 3 kilómetros en su punto más ancho. Es el distrito más importante y conocido, siendo para muchos el símbolo de Nueva York. Esto fue en realidad hasta 1898, cuando se adjuntaron los distritos de Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island, creando lo que en la actualidad es la gran ciudad de Nueva York.
La mayoría de los atractivos turísticos y hoteles se encuentran en la isla.

Manhattan es el centro focal de actividades financieras, políticas, intelectuales y culturales, por eso se la denomina “la capital del mundo”.
Manhattan tiene una rigurosa sectorización urbana, tiene espíritu urbano. Lo componen Upper Manhattan o Alto Manhattan desde el Central Park hacia el norte. Luego el Midtown o centro Manhattan desde el Central Park hasta 14 street, y desde esta calle hasta la bahía hacia el sur, Lower Manhattan o bajo Manhattan. Sus calles están numeradas en forma ascendente de sur a norte y cruzan perpendicularmente a las avenidas; Broadway es la única avenida que atraviesa la ciudad en forma diagonal.

Manhattan también está dividida en barrios que tienen su propia personalidad. Los más importantes son: Chelsea, Chinatown o Barrio Chino, Little Italy o Pequeña Italia, Soho, Harlem, al norte de la isla y el llamado Spanish Harlem.

Terminal de trenes en NYC (MTAPatrick Cashin)
Terminal de trenes en NYC (MTAPatrick Cashin)
LOS BARRIOS DE MANHATTAN.
Nueva York es una ciudad vibrante y ecléctica. Manhattan es mágica, única, un destino ideal para visitar. Comenzamos este recorrido de sur a norte de la isla.

Bajo Manhattan (lower)
Lo Viejo y lo Nuevo convergen en el extreme sur de Manhattan, donde Iglesias coloniales como la Iglesia de la Trinidad de estilo neogótico construida en 1846 y antiguos monumentos se alzan a la sombra de los rascacielos. Aquí nació Nueva York, la primera capital de la nación. El comercio ha florecido desde 1626, cuando el holandés Peter Minuit realizó una de las adquisiciones inmobiliarias más famosas de la historia, al comprar la isla de Man-a-hatt-ta a los indios algonquines a cambio de collares y mercancías valoradas en 24 dólares.

Ninguna intersección de calles ha tenido en la ciudad mayor relevancia que la de Wall Street con Broad St. En ella se asientan tres edificios históricos: El federal Hall National Monument marca el lugar donde George Washington fue nombrado presidente en 1789; Trinity Church es una de las parroquias anglicanas más antiguas de la nación y, por último, New York Stock Exchange (la Bolsa), fundada en 1817 y hoy eje financiero cuyas fluctuaciones causan estremecimientos en todo el mundo. Los edificios de alrededor constituyen el auténtico corazón del Nueva York de las grandes finanzas.

Cementerio de la Iglesia de la Trinidad, una de las parroquias anglicanas más antiguas de la Nación.
Cementerio de la Iglesia de la Trinidad, una de las parroquias anglicanas más antiguas de la Nación.
En la zona del World Trade Center después de la caída de las torres,se está reconstruyendo un buen número de edificios, incluido el World Trade Center1. Cuando se termine, tendrá una altura de casi 540 metros, y será el más alto de EUA. Si se camina en dirección a Broadway se puede encontrar la iglesia más antigua de la ciudad, la Capilla de San Pablo, de la época de la colonia.

En el pequeño parque Bowling Green, comienza una de las arterias clásicas de la ciudad: la Broadway y se encuentra el famoso Toro de Wall Street o Charging Bull. Muy cerca se puede visitar el monumento Nacional Castle Clinton, un edificio de 1811 que fuera oficina para controlar a los inmigrantes hasta 1890.
Desde Battery Park se accede a los ferrys que van a la Isla donde se encuentra la Estatua de la Libertad en aguas del estado de New Yersey.

Rockefeller Center. Desde la plataforma de observación del Top of the Rock MR es posible disfrutar de las mejores y más espectaculares vista de la ciudad de Nueva York y sus alrededores.
Rockefeller Center. Desde la plataforma de observación del Top of the Rock MR es posible disfrutar de las mejores y más espectaculares vista de la ciudad de Nueva York y sus alrededores.
Centro Cívico y el puerto.
El Centro Cívico de Manhattan es el eje donde se hallan los edificios públicos de la ciudad del Estados de Nueva York y del Gobierno Federal. Hacia 1880 también fue el corazón de las redacciones de periódicos. La zona constituye todavía un enclave atractivo, de arquitectura imponente, con grandes muestras de cada uno de los periodos que han caracterizado a la ciudad: desde el edificio Woolworth del siglo XX, al City Hall o el ayuntamiento del siglo XIX o a la St. Paul’s Chapel, del XVIII, el edificio más antiguo de Nueva York todavía en uso. La iglesia se ubica en 209-211 Broadway. Te lleva el Metro: Fulton St. Los Horario: 10 a18 hs. De L a S; y de 9 a 16 hs.los domingos. Feriados cerrado. Horario misas: 12.30 los miércoles y a las 8 y 10 los domingos.

Al lado está South Street Seaport, también llamada la “calle de las velas” en el siglo XX, por la gran cantidad de veleros allí amarrados. La actividad portuaria decayó considerablemente cuando dichas embarcaciones dejaron de ser rentables. La zona ha sido restaurada y en ella se encuentran hoy numerosos museos, tiendas y restaurantes.

Radio City Music Hall.
Radio City Music Hall.
Lower East Side.
Junto a Ellis Island, el barrio de Lower East Side es la mayor inspiración que se puede tener para recordar los orígenes de la Nueva York multicultural. El barrio de Lower East Side se extiende desde Chinatown y Little Italy hasta el río East.

En ningún lugar se percibe más claramente el sabor étnico de Nueva York como en esta parte de Manhattan; en ella se establecieron muchos inmigrantes: italianos, chinos y judíos crearon sus propios barrios, conservando su lengua, costumbres, gastronomía y religión en una tierra que les era extraña. Este barrio bullicioso está empezando a renovarse sin que su antiguo sabor se vea alterado. La zona se destaca por sus deliciosos restaurantes, bares y tiendas de moda, además de por sus precios incomparables y por su carácter único. El compositor Irving Berlin, que creció en estas calles, dijo la famosa frase: “Todos deberían poner un Lower East Side en sus vidas”.

Las calles más importantes de Lower East Side son Bowery Street y Orchard Street. En el número 97 de Orchard Street se encuentra el Museo Lower East Side Tenement Museum, un edificio de 6 plantas en el que se pueden apreciar las condiciones de vida de los primeros inmigrantes.

Parque Conmemorativo memorial 9-11
Parque Conmemorativo memorial 9-11
El barrio chino o Chinatown es uno de los más célebres en América. Sus angostas y concurridas calles crean la impresión de estar en una ciudad oriental. Las mezclas arquitectónicas presentan una rica variedad de contrastes en estilo y forma, los letreros, tiendas y restaurantes están escritos en chino; las calles más comerciales son Mott Street y Canal Street, donde se consiguen un sinfín de artículos a buen precio. Se regatea.
Muchos visitan el barrio para disfrutar de la comida china; pero este ofrece muchas otras cosas, como anticuarios, tiendas de curiosidades y recuerdos, y fiestas orientales. Recomendable acercarse al templo budista del nº 64b de Mott St. que contiene más de 100 budas dorados.
Cuando se aproxima el Año Nuevo Chino (Enero-Febrero) todo el barrio es una fiesta.

Little Italy o Pequeña Italia. Fue el refugio de miles de italianos que llegaron con el sueño de un futuro mejor. Hoy día Little Italy ha quedado reducido a la calle Mulberry Street que le da vida al barrio con colores, sabores y ambientes que recordaban a su patria.
El mejor momento para visitarla es el día de San Gennaro, el 19 de septiembre, cuando durante 9 días Mulberry Street pasa a llamarse Vía San Gennaro. El día de la festividad del santo, sus reliquias desfilan por las calles, la multitud disfruta de la música, el baile, las múltiples atracciones y los puestos callejeros.

Monumento Nacional Castle Clinton al Sur de Manhattan.
Monumento Nacional Castle Clinton al Sur de Manhattan.
Soho y Tribeca.
El arte y la arquitectura son los dos atractivos que han contribuido a transformar esta Antigua zona industrial de Nueva York. El Soho (South of Houston) estuvo amenazado de demolición en la década de 1960; está localizado entre Canal Street, Houston, Avenida de las Américas y Avenida Lafayette. Es conocido por albergar las más importantes galerías de arte contemporáneo en Nueva York.
Es de gran interés arquitectónico por sus edificios llamados “Cast Iron Buildings” terminados en metal fundido; es allí donde muchos artistas se trasladaron para tener sus estudios aprovechando la luz de los grandes ventanales. Son los llamados “Lofts”. Con el aumento de los alquileres y los precios en general, los artistas se trasladaron del Soho a TriBeCa (Triangle Below Canal), conocido por sus galerías, restaurantes y festivales de cine.

Madison Square Park y Flatiron Building.
Madison Square Park y Flatiron Building.
Greenwich Village.
Es considerado el barrio bohemio. Se extiende desde el oeste de Broadway hasta la calle 14, hacia el sur terminando en Houston St. Entre sus atracciones más importantes se encuentra el Washington Arch construido en 1893, es allí donde nace la 5ta Avenida; a su alrededor está localizado Washington Square y la Universidad de Nueva York, la universidad privada más grande de los Estados Unidos.

Pasear por el histórico Greenwich Village proporciona inesperadas sorpresas: encantadoras hileras de casas, estrechos callejones y patios arbolados. La arquitectura, a veces caprichosa, concuerda bien con su aire bohemio. Muchos famosos, especialmente artistas y escritores, como el dramaturgo Eugene O’Neill o el actor Dustin Hoffman, vivieron entre sus estrechas y antiguas calles.
El Village o el pueblo se despierta por la noche: cafés que abren hasta el amanecer, teatro experimental y clubes musicales, incluidos los mejores del jazz.
Cuenta con un popular barrio gay. El Meatpacking District, que aún cuenta con algunos pocos puestos de carniceros, se ha abarrotado de elegantes boutiques y restaurantes.

La histórica Capilla de St Paul de estilo georgiano, es uno de los pocos edificios coloniales que mantiene la ciudad.
La histórica Capilla de St Paul de estilo georgiano, es uno de los pocos edificios coloniales que mantiene la ciudad.
Gramercy y Flatiron District.
En el siglo XIX, unos promotores inmobiliarios levantaron cuatro plazas inspiradas en los tranquilos barrios residenciales de muchas ciudades europeas. Gramercy Park, aún hoy mayoritariamente residencial, fue una de ellas.

Las viviendas que circundan la plaza fueron proyectadas por algunos de los mejores arquitectos de la ciudad, como Calvert Vaux y Stanford White y ocupadas por los neoyorquinos más importantes, las tiendas de lujo y los cafés de moda se están trasladando a la parte baja de la 5ta Avenida, al sur del famoso edificio conocido como el Flatiron Building.

Chelsea.
En Chelsea reside una importante comunidad gay, así como anticuarios y galerías. Debido a los alquileres baratos, las numerosas galerías se establecieron en Chelsea durante la década de 1990 y le dieron un gran resurgimiento a la zona. Hay entre 150 y 200 locales, que exponen obras de artistas emergentes. Es conveniente evitar sábados, ya que suele haber mucha gente.

La grandes tiendas Macy's en Herald Square.
La grandes tiendas Macy’s en Herald Square.
En la 6th Avenida y 34th St. en la Penn Station se encuentra Herald Square, plaza que toma el nombre del periódico neoyorquino Herald, que tuvo allí sus oficinas entre 1894 y 1921. La zona es referencial de las tiendas Macy’s, que tiene fama de ser los almacenes más grandes del mundo, ocupan una manzana entera; en su interior se vende todo lo que uno pueda imaginar. La fachada oriental posee una entrada moderna pero aún luce las ventanas saledizas y las columnas corintias del diseño de 1902. No sorprende que se haya declarado a Macy’s Hito Histórico Nacional.

Aquí predomina el Garment District (garment significa prendas de vestir) que se extiende hasta la Séptima Avenida, también llamada Fashion Avenue (Avenida de la moda). Al este, sobre la 5ta Avenida, se alza el Empire State, un símbolo imperecedero de la ciudad. Su construcción comenzó en marzo de 1930, no mucho después del hundimiento de la bolsa de 1929, y cuando se inauguró en 1931 el espacio era tan difícil de alquilar que se le puso el apodo de Empty (vacío) State Building. Solo la rápida popularidad que adquirieron sus “miradores” lograron salvarlo de la quiebra: los miradores aún atraen a más de 3,5 millones de visitantes al año.

La Gran Manzana es una ciudad sorprendente.
La Gran Manzana es una ciudad sorprendente.
Otro atractivo es el Madison Square Garden, construido sobre la estación de metro de Pensilvania, es un cilindro de hormigón, lo suficientemente funcional como para dar cabida a 20.000 personas. Aquí juegan los New York Knickerbockers (equipo de baloncesto NBA) y los New York Rangers (hockey). En este estadio además se celebran conciertos de rock, campeonatos de tenis y boxeo, exposiciones de antigüedades y concursos caninos, entre otras actividades.

Theatre District.
En la zona hay destacados lugares que visitar. Sin duda, Times Square, es el corazón del Theatre District. Es el punto donde la Avenida Broadway corta a la 7ª Avenida, constituyéndose en una de las mayores ofertas culturales y de ocio del mundo. Casi 40 teatros ofrecen las mejoras obras y musicales del momento.

Solo en Broadway, solo en NYC se puede ver el espectáculo Spider-Man Turn off the Dark, una producción extraordinaria, una experiencia teatral de alto vuelo para todas las edades.

La ciudad tiene muy buena señalización.
La ciudad tiene muy buena señalización.
El paisaje urbano de la plaza ha cambiado en los últimos años debido a la construcción de un rascacielos de 57 plantas, el destacable E Walk, un enorme complejo donde hay varios cines, restaurantes, un hotel y el BB King Blues Club, el Madame Tussaud’s Wax Museum, una enorme tienda de Disney, el Bowlmor Lanes y la tienda de juguetes Toys ‘R’ Us.

El Rockefeller Center, es el complejo privado más grande de su clase. El diseño art decó se debe a un equipo de grandes arquitectos dirigidos por Raymond Hood. En los edificios, fachadas y jardines hay trabajos de 30 artistas diferentes.
En 1932 se inauguró el Radio City Music Hall dentro del complejo. Aún posee famosos espectáculos de Navidad y Semana Santa. Más tarde la NBC abrió sus estudios de televisión aquí. Rockefeller Plaza alberga en invierno la conocida estampa navideña de la pista de patinaje y el árbol de Navidad. Top of the Rock es un observatorio en los pisos 67-70 que ofrece una vista de vértigo de la ciudad.

Intrepid Sea Air Space Museum es el renombrado portaaviones que estuvo en la II Guerra Mundial y Vietnam, convertido en museo.
Intrepid Sea Air Space Museum es el renombrado portaaviones que estuvo en la II Guerra Mundial y Vietnam, convertido en museo.
En la calle 47 st. brillan el oro y los diamantes en la conocida Diamond Row. Aunque se trata de una zona de venta al por mayor, los pequeños compradores son bien recibidos. Para comprar es necesario conocer los precios y regatear.

El edificio American Radiador, en la actualidad el Hotel Bryant Park fue la primera gran obra en Nueva York de Raymond Hood y John Howells, que también fueron los responsables del Daily News Building, del edificio McGraw-Hill y del Rockefeller Center. Construido en 1924, rememora a uno de los edificios más famosos de Hood, el Tribune Tower de Chicago. Aquí el diseño es más desenfadado y parece más alto de lo que realmente es (23 plantas). La fachada de ladrillos negros adornada con terracota dorada, evoca imágenes del carbón ardiendo. Es ahora un hotel de lujo, situado junto al Bryant Park, que posee el restaurante de moda de Los Ángeles Koi.

La biblioteca pública de Nueva York sintetiza el estilo beaux arts neoyorquino. Abrió sus puertas en 1911 y alberga más de siete millones de volúmenes. El personal está compuesto por unas 100 personas y gracias a un sistema informatizado, en 10 minutos se sirve el libro solicitado.
Financiado por el millonario y filántropo Andrew Carnegie, el Carnegie Hall, fue el primer gran auditorio de conciertos de Nueva York abierto en 1891. Se ha dicho que este edificio construido en terracota y ladrillo se encuentra entre los que disponen de mejor acústica del mundo. La noche de su inauguración, con Tchaikovsky como director invitado, las mejores familias de New York acudieron al estreno, haciendo cola durante una hora sin bajar de sus carruajes.
Durante muchos años, el Carnegie Hall fue sede de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, bajo la batuta de directores como Arturo Toscanini, Bruno Walter o Leonard Bernstein. Actuar en él se convirtió en símbolo de éxito internacional, tanto pata los músicos clásicos como para los populares.
Una renovación en el año 1986 devolvió al Carnegie el esplendor original de las balconadas de bronce y las escayolas ornamentales.

El Toro de Wall Street o Charging Bull en Bowling Green, es todo un símbolo del distrito finaciero de Nueva York e el Bajo Manhattan.
El Toro de Wall Street o Charging Bull en Bowling Green, es todo un símbolo del distrito finaciero de Nueva York e el Bajo Manhattan.
Los teatros de las calles situadas al oeste de Broadway están cargados de tradición, construidos en un estilo arquitectónico notable. Dos de ellos, levantados en 1913, son el Booth, que debe su nombre al actor Edwin Booth, y el Shubert, así llamado por el magnate teatral Sam S. Shubert. Ambos se hallan en el lado oeste de Shubert Alley, donde los aspirantes a actor hacían cola esperando a realizar una audición en el Shubert. A Chorus Line se representó en 6.137 ocasiones en el Shubert, hasta 1990, batiendo así un récord; antes de ello, Katherine Hepburn había protagonizado Historias de Filadelfia.

El City Center of Music and Dance fue construido en 1924 como templo masónico y se convirtió en 1943 en la sede de la New York City Opera and Ballet. Cuando la compañía se trasladó al Lincoln Center, el centro siguió siendo un escenario destacado. La reciente restauración ha preservado su arquitectura.

Centro Manhattan -lower/bajo
En esta zona se puede contemplar elegante arquitectura, desde el estilo beaux arts al art déco. El tranquilo barrio residencial de Murray Hill tomó su nombre de una finca que allí había. A finales del siglo XX se convirtió en residencia de familias adineradas, como la del financiero J.P. Morgan, cuya biblioteca, ahora museo, muestra el esplendor de aquella época.
A partir de la calle 42, cerca de la estación Grand Central, el Lower Midtown se convierte en zona comercial, con altos edificios de oficinas. Sin embargo, pocos de los modernos rascacielos han igualado la belleza beaux arts de dicha estación de ferrocarril o la elegancia art déco del Chrysler Buildling, que simbolizó la edad de oro del automóvil.

En la zona se hallan el Home Saving of America, Daily News Building, Tudor City, Helmsley Building y Las Naciones Unidas (ONU). Su propósito es preservar la paz en el mundo, promover la autodeterminación y favorecer el bienestar económico y social.

El famoso Hotel Waldorf-Astoria, un clásico del art déco y  considerado aún uno de los mejores hoteles de Nueva York.
El famoso Hotel Waldorf-Astoria, un clásico del art déco y considerado aún uno de los mejores hoteles de Nueva York.
Centro Manhattan -upper/alto
Esta es la zona de iglesias, sinagogas, clubes, museos, hoteles de lujo y tiendas famosas, imponentes rascacielos y alto nivel de vida en general. Durante casi 30 años, desde 1833, residieron en el barrio familias de renombre (como los Astor y los Vanderbilt). En la década de 1950 la arquitectura se convirtió en la gran protagonista: la construcción de los edificios Lever y Seagram, las primeras grandes torres modernas, marcaron la transformación de este tramo de Park Avenue (en el Midtown).

Es la zona donde se haya El MoMA que ofrece una de las mejores colecciones de arte moderno del mundo. También St. Patrick’s Catedral. La intención original de la Iglesia católica era destinar este solar, a un cementerio porque se hallaba fuera de los límites de la ciudad, en esa época ; pero en 1850 el arzobispo John Hughes se empeñó en construir una catedral, contra la opinión de quienes consideraban absurdo alzar una iglesia a las afueras (entonces) de la ciudad. El arquitecto James Remwick creó entonces el edificio neogótico más bello de Nueva York, con capacidad para 2.500 fieles sentados.

El arte y la arquitectura son dos atractivos en el Soho.
El arte y la arquitectura son dos atractivos en el Soho.
Es digno caminar la 5ta Avenida, conocer el Trump Tower, una impresionante y lujosa torre de apartamentos y oficinas se eleva por encima del atrio de seis plantas; The Paley Center for Media, donde en este peculiar museo, los visitantes pueden ver y escuchar noticias, espectáculos, deportes y documentales, desde los orígenes de la radio y la televisión hasta nuestros días. Los aficionados a la música pop podrán admirar a los Beatles en sus inicios o al joven Elvis Presley debutando en televisión. Los amantes del deporte disfrutarán con las competiciones de las primeras ediciones de los Juegos Olímpicos, entre otras tantas variedades.

El General Electric Building, el famosísimo Hotel Waldorf-Astoria, un clásico del art déco y considerado aún uno de los mejores hoteles de Nueva York. Sirve además para recordar uno de los períodos más atractivos de la historia de la ciudad.
En 652 Lexington Ave, ubicamos Central Synagogue, la más antigua de Nueva York, todavía abierta al culto.

En la zona también se destaca el Plaza Hotel. El más emblemático de los hoteles de la ciudad, terminado en 1907 con el exorbitante costo de 12,5 millones de dólares, fue proclamado “el mejor hotel del mundo”, con 800 habitaciones, 500 cuartos de baño, un salón de baile de dos pisos, cinco escalinatas de mármol y entre 14 y 17 apartamentos para familias del nivel de los Vanderbilt y los Gould. La estructura de hierro de 18 plantas se parece, a gran escala, a un castillo francés del Renacimiento. Gran parte de su decoración interior procede de Europa. El Palm Court tiene todavía paredes de espejos y esculturas italianas de las cuatro estaciones a modo de columnas. Aunque fue restaurado por su antiguo propietario Donald Trump, se ha sometido a una reforma que terminó en 2008. El hotel consta de 130 habitaciones, apartamentos y 6 pisos con tiendas de lujo y un elegante comedor, además de la famosa Oak Room.

Chrysler Building y el Met Life Building.
Chrysler Building y el Met Life Building.
Alto East Side
La alta sociedad neoyorquina se trasladó a esta zona con el cambio de siglo. Muchas de aquellas mansiones de estilo beaux arts son ahora museos, (la llaman Museum Mile) y embajadas, pero los más afortunados ocupan todavía grandes edificios de apartamentos en Park Avenue y la 5ta Avenida. Las tiendas de moda y las galerías se alinean en Madison. Más al este, el ambiente se torna más internacional, se ubica el barrio alemán (German Yorkville), el húngaro hacia el sur, y la pequeña Bohemia, con su población checa.

Como expresamos en la zona predominan varios museos. Inaugurado en 1959, el Guggenheim Museum es la sede de una de las mejores colecciones de arte moderno y contemporáneo del mundo, el edificio constituye quizá la mejor obra del museo.

El Metropolitan Museum of Art, fue fundado en 1870 por un grupo de artistas y filántropos que deseaban crear una institución que rivalizara con las de Europa, se estima que contiene la colección de arte más amplia del mundo occidental. Sus obras abarcan desde la prehistoria hasta la actualidad. El museo se inauguró aquí en 1880 y alberga colecciones de todos los continentes. Las galerías griegas y romana de la primera planta son especialmente frecuentadas.

El Whitney Museum constituye el principal escaparate de arte estadounidense de los siglos XX y XXI. Fue fundado en 1930 por la escultora Gertrude Vanderbilt Whitney, después de que el Metropolitan rechazara su colección de obras de artistas vivos, como George Bellows y Edward Hopper. En 1966, el museo de trasladó a este edificio en forma de pirámide invertida, obra de Marcel Breuer. Su exposición bienal, que se celebra en años pares, es la muestra más significativa sobre nuevas tendencias en el arte del país.
Algunas de las obras más importantes son; “Botellas de Coca-Cola verdes” de Andy Warhol, “Pequeño gran cuadro” de Roy Lichtenstein, “Mañana de domingo” de Edward Hopper, “Dempsey y Firpo” de George Bellows, “Tres banderas” de Jasper Johns, “Circo” de Alexander Calder, “Gertrude Vanderbilt Whitney” de Robert Henri, “Painting Number 5” de Marsden Hartley, etc.

Central Park. Se extiende desde la calle 59 hasta la 110, entre la 5ta Avenida y Central Park West. En sus 340 hectáreas hay bellos parajes y lugares de recreación, como el nuevo jardín zoológico, el Teatro Delacorte, una pista para patinaje sobre hielo, lagos donde se pueden alquilar botes a remo, 30 canchas de tenis, bicicletas, conciertos gratuitos al aire libre, etc.

Los domingos y feriados es cuando el parque tiene más actividad. Considerado como el pulmón de la ciudad, se luce en medio de los rascacielos como el lugar perfecto para desconectarse y ponerse en contacto con la naturaleza.
En la calle 72 y el Central Park West, se halla el “Jardín Internacional de la Paz”, un monumento dedicado al cantante John Lennon. Esta zona es conocida como “Strawberry Field”.
Otros sitios a visitar son el Zoológico, el Castillo Beldevere, Strawberry Fields, entre otros lugares.

Alto West Side
Éste distrito se convirtió en residencial hacia 1878, cuando el ferrocarril elevado posibilitó por primera vez el enlace con el Midtown. Cuando entre 1880 y 1884 se construyó el Dakota, primer edificio de apartamentos de lujo, la ciudad comenzó por fin a nivelar y acondicionar las calles. Los edificios pronto comenzaron a proliferar a lo largo de Broadway y Central Park West. Las calles laterales, la mayoría de 1890, están formadas por bellas hileras de casas de piedra arenisca. Aquí se ubican muchas instituciones culturales, como el Lincoln Center y el American Museum of Natural History.

El Lincoln Center nació de la necesidad de crear una nueva sede para la Metropolitan Opera House y la Filarmónica de Nueva York, así como de la urgencia por parte del West Side de Manhattan. La idea de un centro donde pudieran convivir distintas artes parece hoy natural, pero en los años cincuenta se consideró atrevida y arriesgada.

En la actualidad, el Lincoln Center atrae a una audiencia media de cinco millones de espectadores al año. Además, muchos artistas y amantes del arte han fijado su residencia en los alrededores.
El complejo alberga los diferentes edificios, como Lincoln Center for the Performing Arts, donde se ofrecen danza, música y teatro. Es también un buen lugar para sentarse en la fuente y ver pasar gente.
El New York State Theater, que es la sede de las afamadísimas New York City Ballet y New York City Opera, compañías dedicadas a representar opera a precios populares.
El Metropolitan Opera House, sede de la Metropolitan Opera Company y del American Ballet Theater. El Met es el edificio más espectacular del Lincoln Center y constituye el foco central de la plaza. El Lincoln Center Theater, un innovador centro formado por 2 salas, que ofrecen teatro experimental. Se trata de la Vivian Beaumont, de 1.000 localidades, y la Mitzi E. Newhouse, con 280. El complejo también alberga la New York Public Library for the Performing Arts donde se muestran antiguas filmaciones de las primeras representaciones en el Met, partituras originales de Bach y Beethoven, programas y carteles.

El Harlem está localizado a partir de la calle 97 hasta la 168 y desde la Avenida Amsterdam hasta la Avenida Lexington. La mayoría de sus habitantes son de color; existe un sector llamado Spanish Harlem poblado mayormente por portorriqueños, donde es posible visitar el Museo del Barrio, el primer museo estadounidense especializado en el arte y la cultura de América Latina.

En Harlem se encuentran otros importantes museos como el Hamiltone Grange, Studio Museum, Black Fashion Museum, Morris Jumel Mansion. Entre sus lugares históricos es posible ubicar el Cementerio de los Héroes de la Revolución. La vida nocturna de Harlem es bulliciosa, tiene importantes clubes de jazz, restaurantes y teatros; destacando el ilustre Apollo Theatre, que en 1913 empezó como teatro de la ópera solo para blancos. Se hizo famoso cuando el empresario de raza blanca Frank Schifman lo compró en 1934; lo abrió sin prejuicios racistas y lo convirtió en el más respetado de Harlem, con legendarios artistas negros como Bessie Smith, Billie Hollyday, Duke Ellington o Dinah Washington. Allí también comenzaron las carreras de Sarah Vaughan, Pearl Bailey, James Brown o Gladys Knight. El Apollo fue la meca durante la época de las “swing bands”. Tras la II Guerra Mundial, la tradición fue retomada por una generación de músicos, como Charlie “Bird” Parker, Dizzy Gillespie, Thelonius Monk y Aretha Franklin. Reformado en los ochenta, el Apollo Theatre sigue presentando a artistas de renombre.

Teatro Apollo en Harlem.
Teatro Apollo en Harlem.
Otro sitio importante para visitar es la Tumba de Grant. Este grandioso monumento rinde homenaje a la memoria de Ulysses S. Grant, 18vo presidente estadounidense y comandante en jefe de las fuerzas de la Unión durante la guerra de Secesión. En el mausoleo reposan los restos mortales del general Grant y su esposa, de acuerdo con la última voluntad del presidente.
A pocos pasos al norte de la tumba de Grant se encuentra otro monumento: una sencilla urna sobre un pedestal señala el lugar donde reposa un niño ahogado en el río. Su desconsolado padre colocó una placa en la que se lee: “Erigido en memoria de un afable muchacho, Clair Pollock, fallecido el 15 de julio de 1797, en el quinto año de su vida”.
Se recomienda visitar Harlem en grupos o visitas guiadas.

Otros distritos.
Se dice que uno de cada siete americanos tiene sus raíces en Brooklyn. Es el distrito más poblado de Nueva York. Son oriundos personajes como Woody Allen, Barbra Streissand, Lena Horne, Barry Manilow, entre otros.

Las atracciones más importantes son el famoso Brooklyn Bridge, terminado en 1883, siendo el primer puente que une este distrito con Manhattan. Otro atractivo es Brooklyn Heights, distrito histórico, desde donde se pueden observar los rascacielos de Manhattan de una manera espectacular.

Es un lugar perfecto para tomar fotografías y la arquitectura de este sector, representa casi todos los estilos que en el siglo XIX predominaron en Nueva York; el Brooklyn Botanic Garden, un jardín botánico famoso por sus jardines japoneses; el Brooklyn Museum, uno de los principales de arte de los Estados Unidos; el famoso parque de atracciones Coney Island y el New York Aquarium, con su exótica fauna marina.

El Bronx es el único distrito que forma parte del continente. Tiene cerca de 1.200.000 habitantes y es donde está localizado el parque más grande de Nueva York: el “Pelham Bay Park” que, además, posee playas sobre el océano Atlántico como “Orchand Beach”.
El Bronx Zoo, con más de 3.600 animales es el zoológico más grande y mejor diseñado de los US. Muy cerca está el jardín botánico, creado en 1891 con una impresionante flora y fauna.

El Bronx ha sido sede de los más grandes campeonatos de béisbol del país, allí se encuentra el famoso Yankee Stadium, donde nacieron personajes como Edgar Allan Poe y Duke Ellington.
Algunos de sus atractivos históricos son: Hamilton Grange National Memorial, casa de Alexander Hamilton, primer secretario del Tesoro, Edgar Allan Poe Cottage, lugar donde escribió muchas de sus famosa obras, Bartow Pell Mansion, construida en 1836, actualmente un museo.

El Queens es el distrito más grande de Nueva York y está localizado en Long Island. Ha sido sede de dos ferias mundiales que tuvieron lugar en 1939 y en 1964 en el parque de Flushing Meadows, todavía se conserva el famoso globo mundial y otros artefactos de las ferias. Queens, con una gran diversidad étnica es considerado como el dormitorio de NY.
Dos de los aeropuertos más importantes están localizados en el lugar, el John F. Kennedy uno de los más congestionados del mundo y puerta de entrada de miles de turistas que llegan a diario y La Guardia, aeropuerto nombrado en honor de quien fuera alcalde de NY, Fiorello H. La Guardia. Este aeropuerto se encarga de operar la mayoría de los vuelos domésticos.
Se llega a Queens desde Manhattan por medio del Queensborough Bridge (llamado también puente de la calle 59), el Triborough Bridge y un túnel que pasa por debajo del río del Este, llamado Queens Midtown Tunnel.

Al igual que Manhattan, el distrito Staten Island es una isla. En su mayor parte es un área relativamente rural a excepción de St. George, que es un centro administrativo y de negocios. Tiene una población aproximada de 380.000 habitantes, muchos de ellos italianos y descendientes de familias de los pobladores del siglo XVIII.
Hay dos formas de llegar: a través del Verrazano Narrow Bridge que la une con Brooklyn, el segundo puente más grande del mundo, y por vía marítima, a bordo del Staten Island ferry, que desde 1940 funciona día y noche, transportando a unas 24 millones de personas al año. El viaje ofrece magníficas vistas de Manhattan y de la estatua de la Libertad. Entre sus atractivos están Richmondtown Restoration, simulación en vivo de un poblado del siglo XVIII; Snug Harbor Cultural Center, conjunto de 20 edificios con representación de todos los estilos arquitectónicos del siglo XIX; y Tibetan Museum, templo budista con una extensa colección de arte tibetano.

Fotos: GrupoEstar/Ricardo Seronero.