Miércoles , 23 Agosto 2017
BUENOS AIRES
    
Inicio ›› Tu Próximo Destino ›› Manuel Belgrano un pensador de avanzada
En Tucumán y precisamente en su capital, el General Manuel Belgrano es respetado y honrado más que en ninguna otra parte.

Manuel Belgrano un pensador de avanzada

En San Miguel de Tucumán: el 24 de septiembre, el prócer General Manuel Belgrano, como la Plaza Belgrano, declarada Lugar histórico Nacional, son marcas registradas de homenaje y respeto.

Hay autores que afirman que Tucumán deriva de Tucma, voz quechua que significa “donde terminan las cosas” refiriéndose a la región más austral en aquellos tiempos. Pero para el Gral. Belgrano no fue el fin, sino el comienzo de una etapa en su vida que lo glorificó como prócer. En Tucumán y precisamente en su capital, el General Manuel Belgrano es respetado y honrado más que en ninguna otra parte. Esto se debe a que fue historia en esta ciudad.

Interior de la Casa Belgraniana.
Interior de la Casa Belgraniana.
¿Quién era Manuel Belgrano?
Todos sabemos que creó la bandera, pero no solo fue eso, sino que fue vocal de la primera Junta y con ideas cercanas a Moreno. Este intelectual, abogado, economista, había estudiado en España con el clima de la Revolución Francesa, sus ideales influenciaron su formación con pensamientos revolucionarios y de libertad.

La revolución de mayo había sido un acontecimiento porteño, para poder subsistir necesitaba la aprobación de todos los pueblos del Virreynato. Los más reticentes a la hora de aceparlo fueron Córdoba, Alto Perú, Paraguay y la Banda Oriental, que organizaron resistencias combativas. La carencia de militares entrenados fue una de las más graves dificultades a las que tuvo que hacer frente el gobierno. Belgrano ya mostraba sus pensamientos de avanzada desde su puesto de Secretario del Consulado, como igualdad de oportunidades, protección del mercado interno, etc.

Murales en la casa Belgraniana.
Murales en la casa Belgraniana.
Además en esos tiempos de 1810, Saavedra enfrentado de alguna manera a los Morenistas, comienza a apartar a estos “extremos revolucionarios”. Como presidente de la Junta decide mandar a Belgrano a Paraguay, con la misión de convencer al gobernador que cumpliera ordenes de la Junta. Fue una Misión suicida, porque lo enviaron con 350 soldados y solo 60 tenían preparación militar, la excusa fue que se sublevarían con facilidad. Allá lo esperaban 6000 hombres bien equipados para atacarlos, a la orden del gobernador Velazco.

La expedición al Paraguay entre 1810 y 1811, fue un fracaso. Luego de una ardua marcha, logró reunir en su camino a más cantidad de efectivos. Llegó a Candelaria (Misiones) donde cruzó el Paraná en balsas y canoas y, el 19 diciembre de 1810 las tropas de Belgrano triunfan en la batalla de Campichuelo. Pero un mes después son derrotadas en “Paraguarí” y tras replegarse, su campamento de Tacuarí fue atacado y destruido. La heroica resistencia del General, determinó que se llegara a un armisticio. Belgrano volvió a Buenos Aires, para ser juzgado por su actuación militar. Igualmente quedó en la nada.

Casa Belgraniana-Solar Histórico.
Casa Belgraniana-Solar Histórico.
La Junta decide seguir mandando a militares para lograr obediencia, y es así que luego del éxito en las intendencias de Córdoba y Salta, por parte del Ejército del Norte, bajo las órdenes del Comandante Antonio Balcarce. Sus oficiales Juan José Castelli, primo de Belgrano, y Juan José Viamonte, luchan intensamente. Castelli es derrotado en “Cotagaita” (Bolivia), pero vence a los españoles en la batalla de “Suipacha”. En mayo de 1811 el jefe realista José Manuel de Goyeneche, había pactado con Castelli una tregua de 40 días. Los realistas, sin embargo, violan la tregua, atacan nuestras tropas por sorpresa y las derrotan en “Huaqui” (Bolivia), donde Viamonte decide luchar hasta su último hombre. La batalla de Huaqui es un verdadero desastre. La Junta porteña mando a detener a Castelli y lo condujo a Buenos Aires para juzgarlo.

A fines de 1811, aumentaron los ataques de los realistas sobre las costas del Paraná que venían de Montevideo. El Triunvirato le pide a Manuel Belgrano que se dirija a Rosario para tratar de contenerlos. Es en este momento donde Belgrano pide permiso para que usen una escarapela.

Casa Belgraniana.
Casa Belgraniana.
La participación en el Ejército del Norte.
En 1812 Belgrano nuevamente fiel a pesar de todo se hace cargo del Ejército del Norte. Este venía de perder en Huaqui, por lo tanto encuentra un panorama desolador, de los 1500 soldados sobrevivientes casi 500 estaban heridos o enfermos, 600 fusiles y 25 balas para cada uno. Debía intentar nuevamente luchar contra José Manuel de Goyeneche, pero bajo un oficial realista llamado Pio Tristán lo esperaba con una fuerza de 3000 hombres. En Jujuy, Belgrano sabía que era inminente el ataque de los realistas y decide aplicar la política de “tierra arrasada”. No dejó nada a los españoles, ni alimentos, ni animales, así se produjo lo que llaman los historiadores el éxodo jujeño. Todo el pueblo colaboró, y las familias más pudientes, reticentes a dejar el lugar, eran obligadas bajo la amenaza de muerte por traición a la Patria. Belgrano no dudó en esas circunstancias. En 5 días se hicieron 250 km y poco después llegaron a Tucumán, llevando todo lo que pudieron en mulas, carretas y caballos. Se arrió el ganado en tropel, se cargaron muebles, se quemaron las cosechas y los objetos que no pudieron ser transportados. Cuando el pueblo jujeño llega a Tucumán, le piden a Belgrano reagruparse y enfrentar a los realistas.

Mientras tanto los realistas festejaban. Por el excelente desempeño de Pio Tristán, en la batalla de Huaqui, es ascendido a General. Reagrupa sus fuerzas con otra perteneciente a Goyeneche e ingresa al interior del hoy territorio argentino. Atravesó cómodamente Jujuy, desierto por el éxodo, luego entró en Salta y siguió rumbo a Tucumán. Pero el General Manuel Belgrano desobedeció las ordenes de las autoridades del Triunvirato que lo querían obligar a bajar a Montevideo para enfrentar a Artigas y se queda en Tucumán. Aquí, con recursos ofrecidos por la población comenzó su fortificación. Tristán llegó a Los Nogales, pocas leguas hacia el Norte, y resolvió atacar por el Este, para rodear la ciudad y cortar el camino hacia Santiago del Estero de un adversario inferior en número. Belgrano lo previó y corrió fuerzas al Oeste para atacarlo.

La Batalla de Tucumán.
Por lo tanto Tristán, tuvo la terrible sorpresa en Tucumán, de encontrarse de pronto, con un ejército desplegado en línea de batalla, al que reforzaban las milicias gauchas de Tucumán, de Salta y de Jujuy. En la mañana del 24 de septiembre 1812 se inicia el combate en el paraje conocido como Campo de las Carreras, y obtiene el importantísimo triunfo en la Batalla de Tucumán. Tristán huye, y no toma las medidas de defensa. El General Belgrano lo persigue hasta el norte y el 20 de febrero de 1813 obtiene el triunfo de Salta con 450 realistas muertos y 2.800 prisioneros en el campo de batalla.

El Combate de Tucumán, se había librado en la festividad de Nuestra Señora de las Mercedes, Belgrano le dedicó el triunfo, depositó su bastón de mando ante la imagen y la proclamó Generala del Ejército. MANUEL BELGRANO UN PENSADOR DE AVANZADA.

LINKS RELACIONADOS:
* Hacete hincha de San Miguel de Tucumán. Visitala en invierno.

* Museos, museos y más museos, y la casa histórica.
* Plazas, plazas y más plazas, y casa belgraniana.
* La Casa de Tucumán, una casa de todos.
* El gran pulmón del norte, la industria azucarera.
* Prepará el mate que te cuento los datos.

Fotos: Ricardo Seronero/Municipalidad de San Miguel de Tucumán.